Cuatro grandes vinos para cuatro grandes libros

El maridaje literario organizado por Tendenciashoy y Jean Leon propone combinar estas obras con los vinos más exclusivos de la bodega del Penedès

Maridaje de libros y vinos.

Maridaje de libros y vinos. Foto JP Chuet Misse_18

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.

No en vano el fundador de estas bodegas, Ceferino Carrión, posteriormente Jean Leon, es un personaje de leyenda que parece emerger de la ficción literaria.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.
Infografía: Jordi Català

La bodega acogió el maridaje literario organizado por Tendenciashoy, previo al Día del Libro y de la fiesta de Sant Jordi, en el que han participado los escritores José Ignacio Carnero, Rafel Nadal, Laura Ferrero y Pola Oloixarac; autores de libros cuyos pasajes fueron armonizados con vinos según las sugerencias de Mireia Torres, directora de estas bodegas.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.
Mireia Torres conduce la visita a la bodega Jean Leon. Foto JP Chuet-Missé

Entre la fortaleza y la vulnerabilidad

En el primer texto correspondiente a Hombres que caminan solos de José Ignacio Carnero, leído, como los otros tres por el moderador Jordi Corominas, se basa una relación distante y al tiempo convergente entre un hijo y su padre.

Estas letras inspiran un vino como Nativa, un monovarietal varel·lo de nueva añada, y también nueva gama de Jean Leon pero que cuadra con el fondo del pasaje leído.

Según Torres, que también es enóloga y creadora de grandes vinos, “podemos trazar un paralelismo entre la variedad y este personaje, que deja entrever la frágil vulnerabilidad masculina pero solo aparentemente, ya que en realidad los personajes son fuertes y resilientes para poder seguir adelante”.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.
Infografía: Jordi Català

El libro de Carnero deja entrever la frágil vulnerabilidad masculina pero solo aparentemente, ya que en realidad los personajes son fuertes y resilientes

En realidad siempre se piensa, continúa Mireia, que los vinos blancos son, en cierto modo, más vulnerables a la oxidación y al envejecimiento.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.
Una de las catas de los vinos. Foto JP Chuet-Missé

Pero en este caso la uva xarel·lo, variedad reina del Penedès, es la que tiene una capacidad superior para resistir la evolución prematura en comparación con el resto de variedades blancas, e incluso envejece mejor. Sin duda un vino largo, elegante, resistente.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.

Ausencias y relaciones familiares

El segundo libro, La gente no existe, de Laura Ferrero, reúne varias historias y es el más autobiográfico de los cuatro.

En la historia «mi padre en Atocha» se expresan los malentendidos que surgen con la gente más cercana, debido también a las ausencias enmarcadas en una relación en diferido entre una hija y su padre, que ni siquiera viven en un mismo lugar.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.

Para Torres el vino ideal está muy claro, es sin duda Vinya Gigi 2018, procedente de una variedad chardonnay que el propio Jean Leon trajo desde Borgoña al Penedès. 

La directora explicó que la relación de la protagonista con su padre “recuerda a la que tuvo Jean Leon con sus hijos. De hecho, Gigi es el nombre de su hija a la que decidió dedicarle este vino”.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.
Infografía: Jordi Català

“Su hijo nos ha contado alguna vez que no veían mucho a su padre ya que tenía una vida social muy activa y no tenía demasiado tiempo para su familia. También era un padre ausente. Vinya Gigi es un vino de finca, complejo, voluptuoso y con cuerpo, y sobretodo persistente, como los sentimientos de la historia leída”, continuó.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.
Mireia Torres, directora de la bodega Jean Leon. Foto JP Chuet-Missé

Antes de la tormenta

La tercera lectura surge de Mona narración de la argentina Pola Oloixarac. Es una obra sobre un viaje de un grupo de importantes escritores por paisajes escandinavos antes de la entrega de unos grandes premios literarios, pero previa, también a una gran tormenta.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.
Infografía: Jordi Català

“Vinya Gigi es un vino de finca, complejo, voluptuoso y con cuerpo, y sobretodo persistente, como los sentimientos de la historia leída”.

Mireia Torres

Torres no duda con la elección. “Por los paisajes que describe de este pequeño pueblo sueco, que nos hacen pensar en la frondosidad de la vegetación del norte y el azul intenso del mar, de donde Jean Leon era originario”.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.
Infografía: Jordi Català

“Él nació en Santander y esto nos hace pensar en un vino tinto, recio pero complejo, voluptuoso pero redondo y carnoso como el Vinya Palau 2015, un merlot 100% plantado en 1991, cuyo nombre honra la ciudad natal de Jean Leon, y concretamente al Palacio de la Magdalena”, detalló.

Aires mediterráneos

La cuarta lectura está invadida por aromas, colores y atmósferas mediterráneas, corresponde a Rafel Nadal y su obra Mar d’estiu.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.

En sus páginas se perciben notas de perfumes destilados a partir de hierbas y plantas que se extienden por toda la ribera del Marenostrum y que definen su personalidad. Es una descripción del paisaje a partir de sensaciones organolépticas.

Torres entiende perfectamente que la correspondencia de este texto que se lee con los sentidos corresponde a Jean Leon Vinya Le Havre 2015.

“Esta descripción que hace Rafel sobre el Mediterráneo” afirmó, “me hace pensar en nuestros cabernets, que cuando envejecen en botella siempre tienen notas de garriga, de esta garriga tan nuestra”.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.

 Para quien ha tenido la fortuna de probar este vino, un cupaje tradicional entre cabernet sauvignon y cabernet franc, las notas afrutadas y las notas del cabernet mediterráneo se incrementan a medida de que envejece el vino en botella, ya que ya ha dormido 12 meses en barrica.

En clave ecológica

Todos los vinos presentados son además ecológicos y excepto el xarel·lo, tienen también la distinción de ‘vino de finca’ que ha otorgado la Generalitat solo a 15 vinos.

Esto implica el cumplimiento de requisitos de elaboración y producción muy exigentes para asegurar vinos de máxima calidad y singularidad, de un viñedo único, de un tipo de suelo en concreto y con un microclima que favorezca la máxima expresión.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.

El sueño de un hombre

Ceferino Carrión, quien se rebautizó como Jean Leon, fue siempre un idealista. De origen  humilde y de trayectoria casi épica, logró alcanzar dos sueños: uno fue fundar el restaurante más famoso de Hollywood y el otro elaborar un vino de calidad con su propio nombre

Su restaurante La Scala, abierto en 1956, fue un punto de encuentro y glamour de Beverly Hills, frecuentado las celebridades del momento, como Marilyn Monroe, Zsa Zsa Gabor, Robert Wagner, Elisabeth Taylor o John Kennedy.

Jean Leon organiza periódicamente actividades culturales. Esta singular edificación que emerge entre viñas ha sido un lugar ideal para hablar de arte y de cultura y muy especialmente para relacionar los exclusivos vinos que allí se producen con la literatura.
Cata de los vinos. Foto JP Chuet-Missé

Jean Leon con el paso del tiempo se ha ido convirtiendo en un protagonista real que parece de ficción en documentales, películas y novelas como la premiada La fuerza de un destino, (Premio Ramon Llull 2018) firmada por Martí Gironell, quien buceó en un personaje fuera de lo común.

Estos meses la vida de Jean Leon acaba de subir tímidamente a los escenarios teatrales en espera de una mayor normalización de los espectáculos.

a.
Ahora en portada