Siete arrebatadores vinos con viognier, la uva francesa que seduce en España

Sensuales, provocadores y aromáticos, así son los vinos españoles que se producen con la antaño, casi extinta, uva viognier

Estuvo a punto de desaparecer y, de hecho, en la década de los 60 quedaban en todo el mundo tan solo 60 hectáreas plantadas con uva viognier, todas en los viñedos de una única bodega: Ghäteau-Grillet, al norte de Vienne, en la región francesa de Auvernia-Ródano-Alpes.

VIno blanco. Foto: Matthieu Joannon | Unsplash.

Estuvo a punto de desaparecer y, de hecho, en la década de los 60 quedaban en todo el mundo tan solo 60 hectáreas plantadas con uva viognier, todas en los viñedos de una única bodega: Ghäteau-Grillet, al norte de Vienne, en la región francesa de Auvernia-Ródano-Alpes.

Recuperada a partir de los 80, esta uva blanca, que se distingue por los aromas florales y herbáceos y recuerdos a albaricoques y melocotones que aporta al vino, sigue representando un desafío para los enólogos. Y es que no es fácil alcanzar el equilibrio preciso entre su delicada calidad floral, su rica textura y sus elevados niveles de alcohol. Sin embargo, cuando se logra, el resultado es asombroso.

Estuvo a punto de desaparecer y, de hecho, en la década de los 60 quedaban en todo el mundo tan solo 60 hectáreas plantadas con uva viognier, todas en los viñedos de una única bodega: Ghäteau-Grillet, al norte de Vienne, en la región francesa de Auvernia-Ródano-Alpes.
Viognier Prieto Pariente 2019.

En la actualidad, la viognier se cultiva en países como Suiza, Estados Unidos, Chile, Argentina, Sudáfrica, Australia, Nueva Zelanda y Japón. Por supuesto, también en España, donde un puñado de bodegas se han atrevido a elaborar vinos monovarietales viognier.

Baseia 2019

La bodega Vins de Taller (D.O. Catalunya), asentada en la localidad gerundense de Siurana d’Empordà, es la culminación de un sueño perseguido por Antoni Falcón, que convirtió un erial en un jardín y unos campos en viñedos.

Entre la docena de diferentes vinos producidos por Vins de Taller, encontramos Baseia 2019, destacado 100% viognier. Se elabora con uvas propias y fermentación inicial en depósitos de acero inoxidable, para posteriormente pasar a barricas de roble durante tres meses.

Estuvo a punto de desaparecer y, de hecho, en la década de los 60 quedaban en todo el mundo tan solo 60 hectáreas plantadas con uva viognier, todas en los viñedos de una única bodega: Ghäteau-Grillet, al norte de Vienne, en la región francesa de Auvernia-Ródano-Alpes.

El resultado es un vino de edición limitada, que posee un distinguido color amarillo pálido con ribete verde. Sus aromas recuerdan a la fruta blanca, al melocotón y al pomelo, con un cierto deje avainillado propio de su paso por barrica. Es un vino complejo, elegante, glicérico y con excelente estructura. Casa muy bien con todo tipo de quesos curados grasos, platos con carnes blancas y sushi. Precio: 22,00€

Vallegarcía Viognier 2018

En el corazón de los Montes de Toledo, junto al idílico paraje del Parque Nacional de Cabañeros, la bodega Vallegarcía elabora renombrados vinos de Pago, con viñas propias integradas en un bosque mediterráneo, con fauna y flora de gran valor ecológico.

Entre sus propuestas, nos detenemos en su significativo Vallegarcía Viognier 2018, un gran blanco parcialmente fermentado en barrica, elegante y sorprendente, que muestra un brillante color amarillo dorado con reflejos verdosos. En nariz es intenso y aromático, con notas de fruta de hueso, toques de herbáceos frescos y ligeras notas de tostados.

Estuvo a punto de desaparecer y, de hecho, en la década de los 60 quedaban en todo el mundo tan solo 60 hectáreas plantadas con uva viognier, todas en los viñedos de una única bodega: Ghäteau-Grillet, al norte de Vienne, en la región francesa de Auvernia-Ródano-Alpes.

Fresco y untuoso en boca, con estructura y un paso de boca envolvente en donde aparecen las sensaciones de fruta de hueso, herbáceos, lácteos y ahumados. Final con notas de elegantes maderas. Con pollo al curry, cangrejos de río o una sopa bullabesa, el éxito está asegurado. Precio: 19,50€

Mirlo Barrica 2018

En Cazalla de la Sierra, en pleno Parque Natural de Sierra Morena (Sevilla), la Bodega Tierra Savia produce Mirlo Barrica 2018, un viognier 100% ecológico elaborado con uvas de cepas de más de 20 años plantadas en un secano estricto, en laderas con suelo franco arcilloso en el que predomina la arcilla roja. Cuentan los propietarios que es una viña llena de mirlos que hay que espantar continuamente, de ahí el nombre del vino.

Mirlo Barrica 2018 fermenta en barricas de roble francés con dos, tres o cuatro años de uso, y tostado medio o bajo. En ellas realiza la fermentación maloláctica y la crianza durante 6 meses con batonages periódicos.

Estuvo a punto de desaparecer y, de hecho, en la década de los 60 quedaban en todo el mundo tan solo 60 hectáreas plantadas con uva viognier, todas en los viñedos de una única bodega: Ghäteau-Grillet, al norte de Vienne, en la región francesa de Auvernia-Ródano-Alpes.

El resultado es un vino con personalidad que muestra las virtudes del equilibrio entre la fruta de la uva viognier y la crianza en barrica. De brillante color pajizo y dorado muestra aromas florales y a frutas con hueso, con significados registros minerales. En boca luce carnoso envolvente y cremoso, con notas dulces y sutiles tostados aportados por la barrica. Ideal compartido con una ensaladilla rusa, tartar de atún o un suquet de peix. Precio: 12,60€

Viognier 2020 Son Vich

Con las cepas plantadas en una escarpada ladera de la Sierra de Tramuntana, la bodega mallorquina Son Vich de Superna (IGP Vi de la Terra de Mallorca), elabora el vino blanco Viognier 2020 Son Vich.

La elaboración se realiza macerando los hollejos durante 3 días para extraer la complejidad y salinidad de la uva. Se fermenta con sus propias levaduras y posteriormente permanece 5 meses en botella antes de salir al mercado.

Estuvo a punto de desaparecer y, de hecho, en la década de los 60 quedaban en todo el mundo tan solo 60 hectáreas plantadas con uva viognier, todas en los viñedos de una única bodega: Ghäteau-Grillet, al norte de Vienne, en la región francesa de Auvernia-Ródano-Alpes.

De tonalidad amarillo dorado, en nariz denota complejo equilibrio de frutas exóticas (piña, maracuyá), frutas de hueso como el melocotón, cítricos y frutos secos. De voluminosa y untuosa entrada en boca, aparece inmediatamente su carácter salino que identifica a la isla de Mallorca. Es un vino de gran estructura y equilibrio con un postgusto largo y expresivo que marida gratamente con arroces melosos, carnes blancas a la brasa y pescados a la plancha. Precio: 16,00€

Clos Cor Ví Viognier 2019

Bodegas Luís Corbí (D.O. Valencia), elabora, bajo la marca Clos Cor Ví, vinos blancos de calidad en la localidad valenciana de Moixent. Entre sus notables producciones, sobresale Clos Cor Ví Viognier 2019.

Con una fermentación a baja temperatura y ocho meses de estancia en depósito de acero inoxidable y barricas de roble francés, presenta un color amarillo pajizo, brillante. En nariz es franco en aromas, complejo, con notas de fruta de hueso, nectarina, albaricoque y a flores frescas, con toques balsámicos y de pimienta blanca, dando al conjunto una gran riqueza aromática. A medida que se abre el vino aparecen aromas de fruta tropical, plátano y algo de menta.

Estuvo a punto de desaparecer y, de hecho, en la década de los 60 quedaban en todo el mundo tan solo 60 hectáreas plantadas con uva viognier, todas en los viñedos de una única bodega: Ghäteau-Grillet, al norte de Vienne, en la región francesa de Auvernia-Ródano-Alpes.

En boca es fresco, con gran volumen y estructura por su natural contenido glicérico y por el aporte de las lías finas que le confieren redondez y untuosidad. Tanino marcado pero sumamente agradable, Un vino untuoso, equilibrado y con largo postgusto, que no desmerece al ser compartido con una fideua, lubina a la sal o platos de la cocina libanesa. Precio: 11,00€

Viognier Prieto Pariente 2019

Bodegas José Pariente (Vino de la Tierra de Castilla y León), se ubica en el municipio vallisoletano de la Seca, lugar en el que cultivan una pequeña viña de viognier, plantada en 1999 en suelos pedregosos con una buena aireación. Con el fruto de sus cepas elaboran su elogiado Viognier Prieto Pariente 2019.

Se trata de una creación que denota cuerpo, volumen y aromas propios de un gran vino. En su elaboración, una parte realiza la fermentación alcohólica en acero inoxidable, otra en depósitos ovoides de hormigón, y una tercera en barricas de roble francés de 500 litros. El vino efectúa su crianza durante 6 meses sobre sus lías.

Estuvo a punto de desaparecer y, de hecho, en la década de los 60 quedaban en todo el mundo tan solo 60 hectáreas plantadas con uva viognier, todas en los viñedos de una única bodega: Ghäteau-Grillet, al norte de Vienne, en la región francesa de Auvernia-Ródano-Alpes.

De brillante color paja verdoso, ostenta una fragante vía nasal, floral, con recuerdos de hierbas silvestres, cítricos y brioche. Acertada acidez, equilibrado, redondo, amplio paso muy frutal y mineral, con persistente y agradable final cítrico con un fino y equilibrado amargor. Un vino que combina perfectamente con jamón ibérico, tortitas de camarón o un marmitako. Precio: 15,90€

Viognier Tostado Lento 2018

En el año 2006, la bodega con sede en Cocentaina Vins del Comtat (D.O.P. Alicante) introdujo cepas de la variedad viognier en los valles del norte de Alicante. Con estas uvas producen dos interesantísimas propuestas: Vino Blanco Viognier y Viognier Tostado Lento, éste último, al que nos referiremos en su cosecha del 2018, es una edición limitada a tan sólo 2.000 botellas.

Se elabora con las mejores uvas de la parcela ubicada en Planes de la Baronía, y después de fermentar, pasa dos meses de crianza en barricas de tostado lento. Este tipo de barrica se tuesta mediante estufas interiores para evitar los matices aromáticos torrefactos que puedan conferirse al vino.

Estuvo a punto de desaparecer y, de hecho, en la década de los 60 quedaban en todo el mundo tan solo 60 hectáreas plantadas con uva viognier, todas en los viñedos de una única bodega: Ghäteau-Grillet, al norte de Vienne, en la región francesa de Auvernia-Ródano-Alpes.

De color amarillo brillante, en nariz predomina la flor blanca, el melocotón y las frutas tropicales, con un fondo muy suave de madera cremosa. En boca es muy vivo, fresco y agradable. Hay un excelente equilibrio entre los aromas varietales y los propios de su crianza. Tiene una acertada acidez y un postgusto largo y persistente. Muy apropiado con unas fabes con almejas, tortilla de bacalao o verduras de la huerta a la plancha. Precio: 10,80€ 

a.
Ahora en portada