‘La botella 18’: el nuevo libro de Ferran Centelles se debate entre el misterio y el reto

El último libro de Ferran Centelles, es un misterio: se lee descorchando una botella que el sumiller de elBulli comparte con diferentes personalidades del mundo del vino, poesía, cine y ciencia (y tratando de averiguar cuál es)

Ferran Centelles, es una persona humilde, un sumiller que parece que venga de incógnito y que quisiéramos ser todos los que amamos el mundo del vino.

Ferran Centelles, es una persona humilde, un sumiller que parece que venga de incógnito y que quisiéramos ser todos los que amamos el mundo del vino.

Un mundo del que Ferran lo sabe casi todo y que, además, goza compartiendo. Y lo hace de todas las maneras que puede, que son muchas. Aún huele a tinta su último libro, Las 100,75 preguntas que siempre quiso hacer sobre el vino cuando nos sorprende con otro libro que esta vez, además, también huele a vino.

Ferran Centelles, es una persona humilde, un sumiller que parece que venga de incógnito y que quisiéramos ser todos los que amamos el mundo del vino.

Se trata de La botella 18 (Ediciones Dionisíacas), un libro de misterio, entre el ensayo y la novela, que se puede acompañar descorchando el vino de la misma misteriosa botella que lo acompaña. O no.

Si optamos por hacernos con el pack que viene con la botella aceptamos un reto: el de adivinar de qué vino se trata, y para ello cada lector va a convertirse en el protagonista número 18.

Una vez resuelto el misterio, las últimas páginas están en blanco, como explica Centelles, «para que cada uno pueda escribir su opinión sobre el libro o, aún mejor, que se animen a compartirla conmigo como semilla para futuros proyectos«.

Ferran Centelles, es una persona humilde, un sumiller que parece que venga de incógnito y que quisiéramos ser todos los que amamos el mundo del vino.

17 vinos que eran solo uno

Para resolver este misterio que se desarrolla a través de 17 capítulos contaremos con la ayuda otros tantos personajes, cada uno dedica sus páginas a enfrentar el mismo reto que nosotros: intentar resolver de qué vino se trata.

Estos 17 compañeros de lectura cocineros y sumilleres, pero también personalidades de la poesía, el cine o la ciencia. Su vínculo es la pasión por la cultura del vino (y el tratar averiguar también qué es lo que están están bebiendo).

Ferran Centelles, es una persona humilde, un sumiller que parece que venga de incógnito y que quisiéramos ser todos los que amamos el mundo del vino.
El lote completo. Foto de La botella 18

A partir de aquí se nos revela hasta dónde puede llegar la objetividad de una cata ciega cuando se aparta de lo que es meramente técnico para dejar que intervengan otros aspectos más vinculados a la personalidad de cada uno y a las sensaciones tan heterogéneas que un mismo vino puede generar en 17 gargantas distintas sin relación entre ellas, en ese momento.

Para Ferran Centelles «no es necesario ser un catador experimentado para desentrañar el origen de la botella que acompaña el libro, que no se trata de un vino comercial, sino de un vino elaborado solo para este proyecto».

Ferran Centelles, es una persona humilde, un sumiller que parece que venga de incógnito y que quisiéramos ser todos los que amamos el mundo del vino.
Ferran Centelles presentando su libro.

«Cualquier lector y aficionado al vino puede ser capaz» y, añade, «sólo es necesario tener sensibilidad».

La botella 18 surge «de la inquietud por explorar el mundo de la cata y la influencia personal sobre ella. De hecho en este libro se abren 17 botellas de una misma botella, con opiniones tan diferentes que no hablan de un mismo vino, o sí».

Ferran Centelles, es una persona humilde, un sumiller que parece que venga de incógnito y que quisiéramos ser todos los que amamos el mundo del vino.
Ferran Centelles catando su propio vino.

Para Centelles, «es imposible obviar lo subjetivo y, por mucho que nos empeñemos en elaborar el vino perfecto la experiencia, juicio y emociones serán distintas, según quién lo deguste».

Sucede, razona este experto, porque «El vino no es solo el líquido, es la bodega, el productor, la zona, las prácticas enológicas o la etiqueta, que tienen igual peso en lo que opinamos sobre una botella».

Ferran Centelles, es una persona humilde, un sumiller que parece que venga de incógnito y que quisiéramos ser todos los que amamos el mundo del vino.

COMPRAR La botella 18, Ediciones Dionisíacas, en Amazon (18,90 euros)

Centelles, DipWSET (WSET Level 4 Diploma in Wines, una de las más prestigiosas titulaciones para profesionales del sector del vino) entró a formar parte del equipo de sala de elBulli en 1999, con tan solo 17 años, y formó parte del restaurante hasta 2011.

Tras la transformación del restaurante en fundación, continúa vinculado a elBulli dentro del proyecto ‘Sapiens del Vino’ como responsable de contenidos de esta fabulosa enciclopedia Bullipedia, labor que compagina con su papel como crítico de vinos de España para la gurú inglesa Jancis Robinson.

En 2006 se proclamó mejor sumiller de España (Ruinart), en 2011 fue Premio Nacional de Gastronomía (junto a David Seijas) y en 2019 recibió el Best Alumni de WSET. En 2016 publicó la obra sobre maridajes titulada ¿Qué vino con este pato? y 2020 fue el turno para el libro Las 100,75 preguntas que siempre quiso hacer sobre el vino.

Es, junto al Master of Wine Pedro Ballesteros, co-chair del panel español en los Decanter World Wine Awards. Además, es presidente en el jurado del International Taste Institute.

a.
Ahora en portada