La Pedrera: el mejor escenario para descubrir los vinos catalanes

La Pedrera, una de las obras maestras de Antoni Gaudí, acoge un ciclo de catas que invitan a conocer los vinos de las denominaciones de origen de Cataluña

Vino, gastronomía, arte y arquitectura se fusionan en unas catas que permiten conocer los vinos de las diferentes denominaciones de origen de Cataluña, y que se desarrollan en una de las obras maestras de Antonio Gaudí. Esta es ‘La Pedrera con DO’.

Catas de vinos en La Pedrera. Ilustración Jordi Català

Vino, gastronomía, arte y arquitectura se fusionan en unas catas que permiten conocer los vinos de las diferentes denominaciones de origen de Cataluña, y que se desarrollan en una de las obras maestras de Antonio Gaudí. Esta es ‘La Pedrera con DO’.

Esta iniciativa que recupera los encuentros en torno al mundo del vino surge gracias a la colaboración de La Pedrera-Casa Milà con las diferentes denominaciones de origen catalanas y el Instituto Catalán de la Viña y el Vino (INCAVI).

Vino, gastronomía, arte y arquitectura se fusionan en unas catas que permiten conocer los vinos de las diferentes denominaciones de origen de Cataluña, y que se desarrollan en una de las obras maestras de Antonio Gaudí. Esta es ‘La Pedrera con DO’.
Infografía: Jordi Català

Una actividad de verano con una inauguración de lujo

Desde julio hasta octubre cada DO de Cataluña presentará una selección de vinos blancos, rosados, tintos y en bastantes casos espumosos.

Cada fin de semana se organizarán dos catas dirigidas por especialistas en vino y gastronomía en la Sala Gaudí de La Pedrera. 

Le ha correspondido a la DO Catalunya celebrar la llegada del verano. Esta es la denominación de origen más grande de la comunidad autónoma, que integra vinos que no están adscritos a ninguna otra DO.

Vino, gastronomía, arte y arquitectura se fusionan en unas catas que permiten conocer los vinos de las diferentes denominaciones de origen de Cataluña, y que se desarrollan en una de las obras maestras de Antonio Gaudí. Esta es ‘La Pedrera con DO’.

Su influencia se extiende por 41.000 ha y 420 municipios y comercializa más de 50 millones de botellas al año (más del 50% del vino catalán con denominación de origen).

A través de 24 catas se podrán conocer las características de las diferentes DO de Cataluña

Las catas se organizan en 24 sesiones (dos por cada denominación) que pretende acercar las características de cada vino con un fin didáctico y lúdico.

La DOCa Priorat descubre sus tesoros

Vino, gastronomía, arte y arquitectura se fusionan en unas catas que permiten conocer los vinos de las diferentes denominaciones de origen de Cataluña, y que se desarrollan en una de las obras maestras de Antonio Gaudí. Esta es ‘La Pedrera con DO’.
La cata en la Sala Gaudí de La Pedrera. Foto Laia Roig

Cada encuentro se realiza desde las 12:00 horas los sábados y domingos, dura aproximadamente dos horas o más, tiene un coste de 25€ e incluye una cata comentada de diferentes referencias de cada DO. Como el aforo es limitado se requiere reserva previa.

El próximo fin de semana la cata se centrará en los vinos y características de la DOCa Priorat

La llicorella, una pizarra característica del territorio y de los suelos de las viñas del Priorat histórico, más una compleja orografía, tanto en cuanto a relieve como en cuanto a altura con respecto al mar, hacen que el cultivo de la viña sea muy complejo y que la producción de vino sea difícil y baja en cantidad.

Esta DOCa ha conseguido en pocos años, tras un letargo de un siglo de abandono a causa de la filoxera, que el prestigio de sus vinos tintos, blancos y rosados, con las variedades mayoritarias garnacha y cariñena, ​​atraviese fronteras.

 En estos momentos el término Priorat es sinónimo de vinos con prestigio en todo el mundo, con una calidad sea excepcional. Es la única DO Calificada en España, junto a la DOCa Rioja, lo que significa una máxima distinción de calidad.

Vino, gastronomía, arte y arquitectura se fusionan en unas catas que permiten conocer los vinos de las diferentes denominaciones de origen de Cataluña, y que se desarrollan en una de las obras maestras de Antonio Gaudí. Esta es ‘La Pedrera con DO’.
Uno de los patios de La Pedrera. Foto Silvia Brenes.

Más actividades en La Pedrera: jazz y cava

Los viernes del verano la azotea de la Casa Milà ofrece también otra experiencia sensorial: “Las Noches de Jazz”, que invita a vivir la noche barcelonesa a través de la música, el cava, la arquitectura y la ciudad.

La actividad se inicia con una aproximación a la arquitectura de Gaudí, con una visita libre al desván, el ático que recuerda al vientre de una ballena, el espacio interpretativo de la obra del arquitecto modernista.

Luego se llega a la azotea, donde se presentan espectáculos de jazz acompañados de cava y con las vistas al elegante Paseo de Gràcia.

Vino, gastronomía, arte y arquitectura se fusionan en unas catas que permiten conocer los vinos de las diferentes denominaciones de origen de Cataluña, y que se desarrollan en una de las obras maestras de Antonio Gaudí. Esta es ‘La Pedrera con DO’.
La oportunidad para aprender sobre vinos catalanes. Foto Laia Roig

La maestría de Gaudí

La Casa Milà, llamada popularmente La Pedrera (por cantera, en catalán), es un singular edificio modernista que imita a la naturaleza, construido entre los años 1906 y 1910, y es un reflejo de la madurez artística y técnica de Gaudí.

La Pedrera es el octavo monumento más visitado de España

La Pedrera está inserta en la etapa más naturalista del arquitecto catalán, en la que se inspira en las formas orgánicas de la naturaleza, y aporta nuevas soluciones estructurales, al analizar la geometría reglada y su vinculación con la naturaleza

Para el artista esta es una época de gran libertad creativa e imaginativa que implementa con la aportación de artes como la pintura, el mosaico, o el forjado en metales, todo ello en su versión artesanal para la creación ornamental. 

Vino, gastronomía, arte y arquitectura se fusionan en unas catas que permiten conocer los vinos de las diferentes denominaciones de origen de Cataluña, y que se desarrollan en una de las obras maestras de Antonio Gaudí. Esta es ‘La Pedrera con DO’.
Ciclo de jazz. Foto La Pedrera

La Pedrera fue edificada por encargo de Pedro Milá i Camps y Roser Segimon, y Gaudí contó con la colaboración de otros arquitectos modernistas como: Josep Maria Jujol, Domingo Sugrañes y Francesc Quintana, entre otros.

El edificio ha recibido más de 20 millones de visitantes desde su apertura pública en 1987, y es el octavo monumento más visitado de España.

a.
Ahora en portada