Castilla y León: la conquista de nuevos vinos de uvas ancestrales

Una cata colectiva muestra la gran vitalidad de seis tipos de uva recuperadas de su casi segura extinción

Seis variedades ancestrales de uva han sido rescatadas en la geografía de Castilla y León, salvadas de su casi segura extinción.

El trabajo fue posible gracias a ITACYL (Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, cuyos técnicos aportan una nueva perspectiva a la viticultura castellanoleonesa.

Las variedades recuperadas

Castilla y León: la conquista de nuevos vinos de uvas ancestrales

Estas variedades vinificadas de la cata corresponden todas a la añada 2019: Puesta en Cruz, Gajo Arroba, Negro Saurí, Cenicienta, Estaladiña y Tinto Jeromo.

Todas diferentes y singulares, han demostrado ser idóneas para formar parte del catálogo de variedades de sus respectivas zonas de procedencia, como Arribes, Bierzo, Zamora, Salamanca o Rueda.

Las variedades recuperadas son Puesta en Cruz, Gajo Arroba, Negro Saurí, Cenicienta, Estaladiña y Tinto Jeromo

También por su aportación a un entorno de diversidad y personalidad en los vinos.

Castilla y León: la conquista de nuevos vinos de uvas ancestrales

Puerta al futuro

Castilla y León: la conquista de nuevos vinos de uvas ancestrales
Instituto Técnico de Castila y León (ITACYL)

La recuperación de estas vides suponen una puerta hacia el futuro de unas DDOO más volcadas en la resistencia al cambio climático.

Igualmente suponen un activo que abre opciones de rentabilidad y valor añadido a los viticultores, ya sea por su adaptación ancestral al territorio como por su capacidad de madurar en óptimas condiciones.

Y sobre todo, porque dan lugar a nuevos vinos muy interesantes que aseguren el futuro y la biodiversidad del patrimonio vitícola.

Cata colectiva y virtual

Castilla y León: la conquista de nuevos vinos de uvas ancestrales
Instituto Técnico de Castila y León (ITACYL)

Más de 70 profesionales del vino se han reunido en una conferencia virtual para asistir a la puesta de largo de los vinos.

Las uvas habían sido seleccionadas por el personal investigador del ITACYL  con la colaboración de tres Masters of Wine: Almudena Alberca, Pedro Ballesteros y Sarah Jane Evans, quienes han presentado los vinos junto a Paco Berciano, reconocido experto vitivinícola.

Todos ellos han trabajado en equipo, catando y valorando los aromas, sabores y cualidades organolépticas de estas uvas, y han escogido una muestra representativa por su singularidad, que se ha mostrado a un público profesional de toda España.

La institución que recupera las antiguas viñas

Castilla y León: la conquista de nuevos vinos de uvas ancestrales
Instituto Técnico de Castila y León (ITACYL)

El ITACYL, lleva cerca de 30 años investigando y trabajando para recuperar los mejores clones de variedades locales idóneos para ser cultivados en Castilla y León.

Las variedades alcanzan una acidez muy apreciable y muchas de ellas mantienen una maduración tardía

José Antonio Rubio

Los técnicos las eligen por sus aptitudes enológicas, agronómica, por su gran resistencia demostrada al cambio climático y por su capacidad de complementarse con otras variedades arraigadas en los últimos años en los campos de esta comunidad autónoma.

El futuro de nuevos y grandes vinos

Castilla y León: la conquista de nuevos vinos de uvas ancestrales
Instituto Técnico de Castila y León (ITACYL)

El investigador José Antonio Rubio explicó que aunque este conjunto de variedades se ha localizado en diferentes zonas vitivinícolas y son muy diferentes entre sí, “tienen algunos aspectos comunes que las hacen destacar y aumentar su interés ante escenarios de vendimias más adelantadas y veranos muy calurosos”.

Este experto precisó que las variedades “alcanzan una acidez muy apreciable y muchas de ellas mantienen una maduración tardía, lo que las hace especialmente valiosas e interesantes”.

El aroma y sabor de las nuevas variedades

Además de conservar la acidez incluso con periodos de maduración calurosos, en los vinos han destacado matices muy distintos y novedosos tanto en nariz como en boca, aspectos con una rusticidad y una mineralidad suaves y muy agradables que aportan diferencias con las variedades conocidas, describió.

A las seis variedades iniciales se sumarán otras ocho, elegidas por sus aptitudes enológicas o agronómicas

Castilla y León: la conquista de nuevos vinos de uvas ancestrales
Instituto Técnico de Castila y León (ITACYL)

Por tanto, se trata de la aparición de un grupo de variedades que aportarán frescura y novedad en el panorama vitivinícola español y ofrecen nuevas características a los consumidores”

Pronto llegarán ocho variedades más

Castilla y León: la conquista de nuevos vinos de uvas ancestrales
Instituto Técnico de Castila y León (ITACYL)

Estas seis variedades presentadas forman parte de una colección más amplia que llega hasta las 14 castas con buenas aptitudes enológicas o agronómicas.

Estas se han seleccionado entre más de un millar de cepas originarias que se encontraron en más de 200 parcelas.

En total, las variedades son Áurea, Bastardillo Chico (Merenzao), Bruñal, Cenicienta, Estaladiña, Gajo Arroba, Mandón (Garró), Negreda, Negro Saurí (Merenzao), Puesta en Cruz (Rabigato), Puesto Mayor, Rufete Serrano Blanco, Tinto Jeromo y Verdejo Colorao.

Algunas de ellas ya están reconocidas oficialmente como variedades comerciales y otras están en proceso de evaluación por la Oficina Española de Variedades Vegetales (OEVV).

a.
Ahora en portada