Cinco vinos malbec españoles tan apetecibles como los argentinos

Cinco elaboraciones españolas con uva malbec demuestran que nada tienen que envidiar a los grandes vinos argentinos de la provincia de Mendoza

No son muchas por ahora las bodegas españolas que elaboran vinos con malbec. De hecho, se podrían contar con los dedos de una mano. Esta prestigiosa variedad de uva tinta, que proviene del sudoeste de Francia, llegó a mediados del siglo XIX a Argentina, principalmente a la provincia de Mendoza, donde las cepas se empoderaron y, con el tiempo, dieron lugar a algunas de las mejores elaboraciones vinícolas del Nuevo Mundo.

Los vinos con malbec son secos y con mucho cuerpo. Exhiben una rica nariz e intensos sabores de frutas negras maduras como las moras y las ciruelas rojas. Son jugosos, carnosos, afrutados y dulces, con notas de vainilla, toffe, tabaco, chocolate negro y roble. Poseen niveles de taninos medios y moderados y combinan perfectamente con las gastronomías de muchos países.

En España, la uva malbec se cultiva poco -pero realmente con mucho acierto-, y tan sólo en contados territorios de La Mancha, como Ciudad Real, y Castilla y León. Terrenos en los que existen fuertes contrates térmicos entre el día y la noche, pues este tipo de climatología favorece la carga tánica, la coloración y la acidez de una uva de gran potencial organoléptico.

Los cinco vinos españoles seleccionados: Ágora Malbec 2018, Duratón Malbec 2018, Clunia Malbec 2018, L’Amé de Altolandon 2012 y Quixote Malbec & Cabernet Franc 2016, manifiestan claramente la versatilidad, el refinamiento, la vigorosidad, la elegancia y el equilibrio de una uva tan expresiva como la malbec.

Ágora Malbec 2018

En Valdepeñas, al sur de Castilla-La Mancha, en el que se considera el viñedo más extenso del mundo, se ubica Bodegas Arúspide. Sus cepas de altura ofrecen vinos de gran calidad.

Ágora Malbec 2018.

Entre sus propuestas descubrimos el Ágora Malbec 2018, elaborado al 100% con uvas malbec procedentes de una parcela que tiene aproximadamente 25 años de antigüedad.

Se trata de un vino refinado que muestra el profundo color cereza con destellos violáceos tan característicos de la malbec. Al acercarlo a la nariz se aprecia su perfumado potencial, apareciendo con presteza los toques florales y especiados que recuerdan a la vainilla, a la nuez moscada y al clavo, con un punto de chocolate negro.

En boca fluye con deleite, se evidencian con soltura los frutos rojos compotados y exhibe un final largo y complejo con una excelente estructura y densidad. Un vino perfecto para ser compartido con un queso Gorgonzola de leche cruda o unas reconfortantes patatas a la riojana.

Precio: 13,00 euros.

Duratón Malbec 2016

Bodegas Ribera del Duratón, adscrita a la D.O. Vino de la Tierra de Castilla y León, es propiedad de la familia Magaña desde 1985. En ese año se establecieron en Valtiendas, municipio del norte de la provincia de Segovia, demarcación considerada como indicada para el cultivo de la vid por su terreno, microclima y marcada altitud de 920 metros sobre el nivel del mar.

Duratón Malbec 2016
Duratón Malbec 2016.

Es precisamente en la finca de Valtiendas donde crecen las cepas con uva malbec con la que se produce el vino Duratón Malbec 2016, elaboración de muy reducida producción ya que nunca se sobrepasan las 4.500 botellas. Con un definido color cereza de tono violeta, posee aromas de bayas, frutos rojos maduros y negros con recuerdos a caramelos y balsámicos, así como toques tostados de la madera, mezclados con tabaco y vainilla.

En boca es todo un acontecimiento, pues muestra su excelente factura, elegancia y equilibrio, con un final abiertamente afrutado con recuerdos de la barrica francesa de los bosques de Bestranges que contuvo el vino. Estupendo para ser compartido con un fricandó de ternera o con unas alubias pochas de temporada con verduras y codorniz.

Precio: 14,70 euros

Clunia Malbec 2018

Encontramos otro de los grandes vinos 100% malbec españoles en la pequeña localidad de Coruña del Conde, municipio de Burgos, en un paraje en el que hace miles de años se estableció el concurrido asentamiento romano de Clunia Sulpicia.

Los viñedos de la bodega Clunia se desarrollan en una altitud de entre 970 y 1.000 metros. Son tierras difíciles, áridas y duras, con inviernos extremadamente fríos y veranos calurosos que tan bien concuerdan con la uva malbec.

Clunia Malbec 2018.

De este terruño complicado surge Clunia Malbec 2018, vino de maduración lenta, elevada concentración, elegantes taninos y sabores profundos que demuestran las virtudes y la inclinación que algunos buenos vinos tienen por la adversidad y la hostilidad.

De un intenso color rojo cereza picota violáceo muy profundo, esconde aromas de frutas negras y rojas sobremaduradas, con notas especiadas y minerales. Igualmente, los arándanos, frambuesas, grosellas, ciruelas y cerezas, junto a un toque de pimienta negra y recuerdos tostados y de toffe de la barrica envuelven portentosamente la nariz.

En boca sorprende por su dulzura, altísima concentración, equilibrados y potentes taninos y s final gustoso, sabroso, persistente y de lograda estructura. Idóneo al ser compartido por ejemplo con unos canelones de foie y capón, o con una mousse de chocolate negro con coulis de mango.

Precio: 18,66 euros

L’ame de Altolandon 2012

La palabra l’âme proviene del francés y en español significa alma, que es justamente lo que evidencia L’ame de Altolandon 2012, un gran vino 100% malbec, obtenido con entendimiento y grandes dosis de paciencia por la bodega Altolandon.

Emplazada en las frías y áridas tierras de Landete, en Cuenca, pertenece a la denominación de origen Vino de La Tierra de Castilla, y todas sus elaboraciones, incluida L’ame de Altolandon 2012, reflejan fielmente el lugar del que proceden, -una zona fría de suelos pedregosos y pobres, con una altitud de hasta 1100-.

L’ame de Altolandon 2012.

Su prestigioso y alabado malbec ecológico, embotellado sin tratamiento de estabilización ni filtrado, presenta un intensísimo color rojo rubí y aromas típicos de la uva malbec, predominando sutiles notas de flores blancas, frutos del bosque y frutas rojas muy maduras con toques de chocolate y un cierto punto balsámico.

Al probarlo denota la elegancia de sus taninos, elevado equilibrio, concentración, y la expresiva y prolongada presencia de la fruta. Un vino que enamora, y que compartido con unos bombones belgas con praliné, se nos antoja como la mejor forma de pasar una tarde de invierno frente a una chimenea.

Precio: 16,00 euros

Quixote Malbec & Cabernet Franc 2016

El único de los coupages con uva malbec elegido no podía ser otro que el inspirador vino Quixote Malbec & Cabernet Franc 2016. Lo produce la Bodega Pago Casa del Blanco en Manzanares, Ciudad Real, con dos uvas tan poco comunes todavía en nuestro país como la malbec, al 80%, y la cabernet franc, al 20%.

Quixote Malbec & Cabernet Franc 2016
Quixote Malbec & Cabernet Franc 2016.

Gracias al clima continental extremo de la zona y a los viñedos plantados en terrenos en los que imperan los suelos calizos y arenosos, con la peculiaridad de poseer altas concentraciones de iones de litio, el Quixote Malbec & Cabernet Franc 2016 es una original y sugerente elaboración que muestra una tonalidad rojo picota y una nariz muy fina y diversa con notas lácticas, recuerdos a vainilla y coco, con un punto floral que retrotrae a las violetas.

En la boca es envolvente, carnoso, con una amplia frutosidad, excelente acidez y nobles taninos que le aportan una elegante persistencia en la que permanecen las notas balsámicas y la presencia de sabores a monte bajo y a fruta roja sobremadurada. Resulta ideal con muchos platos picantes de la gastronomía del sudeste asiático y con todo tipo de carnes a la brasa.

Precio: 10,95 euros

a.
Ahora en portada