Bebidas con poco o nada de alcohol: una tendencia que crece

Primero fueron los licores de frutas y las cervezas. Ahora la tendencia de bebidas con muy poco alcohol o 0,0 llega a los vinos, ginebras, whiskies y espumosos

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

Se trata de bebidas bajas en alcohol, o con 0,0%, que cada coinciden más con las preferencias de los bebedores, tanto cotidianas como vinos, vermuts y cavas, como en destilados como ginebra, vodka o whisky.

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

Esta afirmación la corrobora un estudio reciente de la empresa Gelt (especializada en compra inteligente de gran consumo) que concluye que el 18% de los consumidores habituales de destilados están pasándose a las versiones light y sin alcohol, disparando la demanda de estas bebidas, al tiempo que la oferta también es cada vez mayor. 

Las marcas de destilados, viendo el éxito de las cervezas y otras bebidas sin, han comenzado a adaptarse a los nuevos consumidores con el lanzamiento de los mismos productos pero bajos en alcohol o sin él. 

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

Alternativas a beber con alcohol

Primero fueron algunas bebidas de baja graduación, como los licores de manzana, melocotón o kiwi, luego irrumpieron las cervezas bajas en alcohol o con 0,0%, primero tímidamente, pero que no sólo han llegado a abrir una importante cuota en los hábitos de los bebedores sino que actualmente constituye un fenómeno de grandes dimensiones y en crecimiento.

Además aparecieron en versión sin alcohol otras bebidas de baja graduación como bitters, sidras y aperitivos, que compartían espacio en las tiendas con combinados sin como mojito, piña colada o caipirinha.

También las bebidas más cotidianas

En los cinco últimos años el protagonismo ha sido también para las grandes marcas de vinos y de cavas, -más allá de los tradicionales mosto o el histórico champán para fiestas de niños Pinky-, que se embarcaron en la aventura, también científica, de ofrecer versiones light con aromas y sabores de gran calidad.

Codorníu, Freixenet y Canals & Nubiola son algunas bodegas que lanzaron espumosos sin alcohol o con muy baja presencia

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

Como los muy sofisticados Natureo 0,0 de Familia Torres, los pioneros en este formato, con su tinto syrah y su blanco de muscat; el Premium Tempranillo Lussory; o el recién llegado Win de Matarromera en versiones verdejo y tempranillo e incluso con madera de 12 meses de crianza.

En el caso de los espumosos también algunos grandes cavistas han lanzado a la aventura con resultados como: Codorníu Zero y Ecológica Zero de Bruno Colomer, a base de parellada, macabeu y xarel·lo; Freixenet Alcohol Free White y Free Rosé; Maset Zero; Nubiola Sin, de Canals & Nubiola; y Win en formato espumoso a base de verdejo.

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

La tendencia llega a los destilados

Y junto a vinos y espumosos, pero con un volumen de ventas cada vez más importante, se sitúan grandes marcas de vermuts y de destilados que están proponiendo versiones de ginebra, o whisky, también light o 0,0%, pensadas para la elaboración de combinados pero también para su consumo individual.

Martini dio un paso de gigante al ofrecer dos vermuts muy logrados, el Floreale bianco y el Vibrante rosso, que si se conserva el sabor en la memoria sensorial, se reconoce perfectamente a estos dos Martini sin alcohol.

Gins con poco o nada de alcohol

Y en cuanto a destilados, fue Gordon’s Sin Alcohol (menos de 0,5%) la referencia que rompió moldes al proponer un gin tonic, o «una bebida con sabor a gin tonic» sin alcohol, demostrando que era posible conseguirlo.

Entre los gin tonic ya preparados es recomendable probar The Duchess, con toques a piel de naranja, clavo, cardamomo, pimienta de Jamaica y anís estrellado y bajo en calorías. 

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

Otro éxito para destilados de baja graduación se lo apunta el Gin Beefeater Light 20º, una nueva bebida espirituosa que sigue fiel la tradición de la casa londinense pero con la mitad de alcohol, aunque se elabora con los nueve botánicos que siempre utiliza la marca inglesa. 

Tanqueray 0,0%, es otra nueva propuesta sin alcohol elaborada con botánicos naturales que conserva el sabor y aporta solo seis kilocalorías por unidad.

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

Está elaborada con una técnica que captura el sabor y el aroma del enebro y otros botánicos naturales, para lograr un sabor auténtico con 0,0% alcohol. 

Se trata de una composición aromática que incluye: agua, extracciones de enebro y elementos aromáticos propios de la ginebra, aromas naturales, ácidos orgánicos, edulcorantes y conservantes.

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

También entre los whiskies

Entre las ginebras de formato 0,0 Tanqueray ocupa el primer lugar de un palmarés de la crítica internacional en el que le siguen Fluère Floral, Seedlip Spice 94, Fluère Raspberry y Seedlip Garden 108.

Para finalizar una sorpresa reciente, el Ballantine’s Light 20º es un whisky Blended producido en Escocia que posee un grado alcohólico de 20º.

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

La ginebra light es el formato de más ventas entre los destilados con poca presencia de alcohol

Es una bebida espirituosa a partir del clásico Ballantine’s Finest rebajado con más agua de lo habitual. De hecho todos los whiskies excepto los cask strength, se rebajan con agua al embotellarse.

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

El perfil de los nuevos consumidores

Los estudios de Gelt concluyen que Madrid, Valencia, Alicante, Barcelona, A Coruña y Sevilla tienen un mayor índice de ventas de este tipo de bebidas

La ginebra es una de las bebidas light más consumida, presente en el 21% de los hogares que compran bebidas alcohólicas.

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.
Fotografía: Celina Albertz

El perfil de consumidores de baja graduación es similar entre hombres y mujeres, con un mayor rango de edad de 40 a 54 años.

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.
Fotografía: Jez Timms

En cuanto a las 0,0, el 55% son consumidas por mujeres, con más tendencia en la franja de 25 a 39 años.

Dos datos curiosos: estas bebidas pasan desapercibidas entre los menores de 25 (solo les interesa un 7%) y entre los solteros (apenas un 5%).

Hay una revolución en el consumo de destilados y otras bebidas alcohólicas que está claramente irrumpiendo en los hábitos de los tragos de los españoles.

a.
Ahora en portada