Barcelona: así es el nuevo polo gastronómico del verano

La variada oferta gastronómica del barrio de Poble Sec se presenta, de manera rotativa, en el patio de comidas creado para el festival Grec, donde convergen los sabores mediterráneos, africanos y latinos

Entre los barrios de Poble Sec y Sant Antoni, en Barcelona, en los últimos diez años se ha establecido un interesante y deportivo duelo gastronómico, donde compiten desde bodegas y tascas de toda la vida a elegantes y sofisticados restaurantes, pasando por numerosas opciones desenfadadas y alternativas que con poca imaginación algunos califican como ‘para hipsters’.

El espacio gastronómico Grec al Sec. Foto JP Chuet-Missé

Entre los barrios de Poble Sec y Sant Antoni, en Barcelona, en los últimos diez años se ha establecido un interesante y deportivo duelo gastronómico, donde compiten desde bodegas y tascas de toda la vida a elegantes y sofisticados restaurantes, pasando por numerosas opciones desenfadadas y alternativas que con poca imaginación algunos califican como ‘para hipsters’.

En el primero de esos barrios, atrapado entre la avenida del Paralelo y el peñón de Montjuïc, cuenta con un variado despliegue de locales que concentran sabores de todo el mundo, en parte producto del perfil multicultural de sus calles de aceras estrechas y cuestas suaves.

Entre los barrios de Poble Sec y Sant Antoni, en Barcelona, en los últimos diez años se ha establecido un interesante y deportivo duelo gastronómico, donde compiten desde bodegas y tascas de toda la vida a elegantes y sofisticados restaurantes, pasando por numerosas opciones desenfadadas y alternativas que con poca imaginación algunos califican como ‘para hipsters’.
En el lugar se presentan obras abiertas al público. Foto Grec al Sec

El nuevo espacio del verano

16 de estos restaurantes ofrecen una selección de sus creaciones en el espacio El Grec al Sec, que hasta el 24 de julio está abierto en la Plaza Margarita Xirgú, frente al Teatre Lliure y el Instituto del Teatro.

La idea de Grec al Sec es presentar la oferta gastronómica de Poble Sec y paliar el déficit de propuestas cercanas que tenían los asistentes al festival de teatro y música al terminar los espectáculos

La idea es presentar la gastronomía barrial y paliar el déficit de propuestas culinarias cercanas que tenían los asistentes al festival Grec al terminar los espectáculos, explica a Tendencias Hoy Luján Fernández, de Eat Street, una de las entidades organizadoras.

El evento es impulsado por la Asociación de Comerciantes de Poble-sec i Paral·lel, Mentja’t Montjuïc, BCN Foodie Guide y el Distrito de Sants-Montjuïc.

Entre los barrios de Poble Sec y Sant Antoni, en Barcelona, en los últimos diez años se ha establecido un interesante y deportivo duelo gastronómico, donde compiten desde bodegas y tascas de toda la vida a elegantes y sofisticados restaurantes, pasando por numerosas opciones desenfadadas y alternativas que con poca imaginación algunos califican como ‘para hipsters’.
Plato de Casa Xica. Foto Grec al Sec

Un desfile gastronómico

Cada semana, cuatro restaurantes del barrio presentan una síntesis de sus creaciones. Las raciones no son gigantescas, pero al ser a precios accesibles permiten tener un viaje gastronómico por diferentes sabores del mundo.

Por ejemplo, desde el 14 al 17 de julio se pueden probar los tachos y nachos de Sasha-No hay mañana, la cocina de toques africanos de Carmesí, los sabores del Magreb de Petit Montjuïc y las opciones veganas y vegetarianas de Veg It.

Los restaurantes, que rotan cada semana, ofrecen un interesante viaje gastronómico entre las cocinas mediterráneas, africanas, latinas y de otros países de Europa

La semana siguiente, del 21 al 24 de julio, en las paradas estarán los sabores mediterráneos de Bagaría, las tapas gourmet de Denassu, el espíritu bodeguero de Santamadre y los elaborados platillos de Taps.

Entre los barrios de Poble Sec y Sant Antoni, en Barcelona, en los últimos diez años se ha establecido un interesante y deportivo duelo gastronómico, donde compiten desde bodegas y tascas de toda la vida a elegantes y sofisticados restaurantes, pasando por numerosas opciones desenfadadas y alternativas que con poca imaginación algunos califican como ‘para hipsters’.
Platos de autor de La Chana. Foto Grec al Sec

Sabores italianos y locales

Hace pocos días han pasado locales de cocina italiana como los de Malumore, Zaza – Cuina i Vi y La Come Día y el taberneo andaluz de Palo Cortao.

De La Come Día hemos probado una recomendada tabla de quesos y embutidos que justifican una cena, mientras que la gente de Malumore nos sorprendió gratamente con una lasagna fría con pesto, almendra, parmesano y legumbres; y una payesa, un pan revestido con escalibada, cebolla con miel, patata, caballa al escabeche.

Entre los barrios de Poble Sec y Sant Antoni, en Barcelona, en los últimos diez años se ha establecido un interesante y deportivo duelo gastronómico, donde compiten desde bodegas y tascas de toda la vida a elegantes y sofisticados restaurantes, pasando por numerosas opciones desenfadadas y alternativas que con poca imaginación algunos califican como ‘para hipsters’.
Tabla de quesos y embutidos de La Come Día. Foto JP Chuet-Missé

Para asistentes al Grec, vecinos y amantes de la buena cocina

“La idea es crear un punto de encuentro para la gente que viene al festival, pero también un sitio para los vecinos del barrio y de Barcelona para que puedan comer y tomar una copa”, detalla Fernández.

Los horarios son de miércoles a domingo desde las 18:00 hasta la medianoche (o hasta el horario que impongan las autoridades por la quinta ola del coronavirus)

Aunque el espacio tiene una capacidad para 300 personas, en los dos turnos para la cena (20:00 a 22:00 y de 22:30 a 23:30) se sugiere reservar previamente.

En todo caso, no hacen faltas reservas si la idea es probar los vermús de St.Petroni o los cócteles de la gama Artisan de Pernod-Ricard.

Entre los barrios de Poble Sec y Sant Antoni, en Barcelona, en los últimos diez años se ha establecido un interesante y deportivo duelo gastronómico, donde compiten desde bodegas y tascas de toda la vida a elegantes y sofisticados restaurantes, pasando por numerosas opciones desenfadadas y alternativas que con poca imaginación algunos califican como ‘para hipsters’.
El cocinero de Malumore en pleno trabajo. Foto Grec al Sec

Recuerdos de África

El espacio de la plaza Xirgú tiene una estética que recuerda a África, el motivo artístico sobre el que gira el festival Grec, que este año despliega una agenda de 100 espectáculos en Montjuïc y otros espacios de la ciudad.

En esta edición los 16 restaurantes de Grec al Sec fueron elegidos entre 30 inscriptos.

La idea es repetir la experiencia el año que viene, y ojalá que este espacio efímero para las tardes y noches de verano también crezca en propuestas gastronómicas.

a.
Ahora en portada