80 bebidas para degustar por todos los continentes

Este libro invita a recorrer el planeta de la mano de 80 bebidas, algunas célebres, otras desconocidas, en un viaje de aromas, sabores, curiosidades y sorpresas

Si estos meses apenas se puede viajar, y en muchos lugares de España, tomar una copa en un bar o restaurante es casi una misión imposible, proponemos una forma diferente de disfrutar de las bebidas: dando una vuelta al mundo.

Esa es la idea de La vuelta al mundo en 80 bebidas, un contundente libro (ya se ve en su tamaño) que se presenta como un Atlas mundial de la degustación: desde la cerveza belga hasta el whisky japonés.

Publicado por la editorial Cinco Tintas, esta obra de Jules Gaubert-Turpin y Adrien Grant Smith Bianchi proponen conocer 80 bebidas, entre genéricas como el pisco sudamericano, el baiju chino o el vino rosado de Provenza y otras de marcas como el Anís del Mono de Badalona o el Campari de Italia.

Para expertos e iniciados

No es un libro solo para entendidos. Al contrario, seguramente el gran valor añadido de este atlas es que se dirige a un público generalista, sin dejar de lado conocimientos que serán paladeados por los expertos, pero con la idea global de crear didáctica y divulgación sobre las diferentes bebidas del mundo.

Portada de La vuelta al mundo en 80 bebidas. Foto: Cinco Tintas
Portada de La vuelta al mundo en 80 bebidas. Foto: Cinco Tintas

Para ello los autores, tan amantes de la gastronomía como del diseño gráfico, presentan elaboradas ilustraciones e infografías que revelan toda clase de aspectos de cada bebida.

Ilustraciones e infografías para cada bebida

Cada texto breve se centra en el origen de cada una y sus formas de degustación, con detalles como la capital o región principal donde se produce, la producción anual, la graduación alcohólica y el precio medio de una botella.

Cada una de las bebidas presentadas es protagonista de una anécdota o dato curioso que sorprende tanto a iniciados como a expertos

También se incluyen algunas fechas claves de su historia, cuadros que pueden representar la producción regional o mundial, las combinaciones en cócteles, las variedades de sabores y aromas o ilustraciones de las plantas que le dan origen.

Sake japonés. Imagen: Cinco Tintas
Detalles sobre el sake japonés. Imagen: Cinco Tintas

Anécdotas del mundo de las bebidas

Una forma interesante de abrir las puertas a este mundo es presentar, en cada bebida, anécdotas y datos curiosos que sirven para conocer nuevas variedades así como derribar mitos y preconceptos.

Por ejemplo, los autores recuerdan que en el 2014 China se convirtió en la segunda región vinícola más grande del mundo, que el pastís representa la mitad del mercado de las bebidas espirituosas de Francia; que en Génova la grappa veneciana era considerada ‘un licor de señoritas’, mientras que en Venecia decían que la grappa genovesa era ‘licor de salvajes’; y que muchos whiskies japoneses en realidad son mezclas de destilados de origen escocés o estadounidense.

Ginebra inglesa. Foto: Cinco Tintas
Los secretos de la ginebra inglesa. Foto: Cinco Tintas

Desde la antigua Grecia por Europa

El punto de partida de este viaje con aromas de Julio Verne es en las regiones de Macedonia y Tracia, productoras del ouzo griego, para saltar a Europa del Este, donde se encuentran los países con mayor consumo de alcohol per capital del planeta (encabezados por Lituania y Bielorrusia).

En el norte de Europa, tras degustar desde el single malt escocés, la cerveza cask ale británica y la fuerte absenta suiza, el viaje se hace más lento con recorrido más pormenorizado en nueve regiones francesas, productoras de champagne, armañac, vinos y coñacs.

Sidra de Asturias. Imagen: Cinco Tintas
Aprendiendo de la sidra de Asturias. Imagen: Cinco Tintas

En España

En España los autores dedican varios capítulos, como los del vino de Rioja, la sidra de Asturias, el orujo de Galicia, el jerez andaluz, el cava catalán y el citado Anís del Mono.

También Italia por sí sola se lleva varias menciones, con los vinos de Toscana y Piamonte, el vermut turinés y el limoncello de Campania, entre otros.

Por el resto del mundo

En la segunda parte el viaje se acelera, donde por cada continente se repasa un puñado de bebidas.

En África están el dolo de Burkina Faso, la cerveza de plátano de Ruanda y Burundi o el milenario tej de Etiopía; de Asia se presentan desde el vino naranja de Georgia al célebre arak del Líbano, pasando por el huangjiu de China (un vino a mitad de camino entre la cerveza y el sake) y el sochu japonés, más popular que esa última bebida.

El libro se centra en diferentes regiones de España y sus bebidas más famosas, como el cava catalán, la sidra de Asturias, el orujo gallego y el jerez andaluz

De Australia y Nueva Zelanda se citan a los recomendados shiraz y sauvignon blanc, para dar un salto por el Pacífico y recorrer Latinoamérica con los excelentes vinos de Argentina y Chile (entre el malbec, el carmenere y el torrontés), la fuerte cachaça brasilera y el pisco, cuyo origen siempre es motivo de controversia política.

Vino de California. Imagen: Cinco Tintas
Vino de California. Imagen: Cinco Tintas

El destino final

En Norteamérica se viaja desde el ron del Caribe al mezcal mexicano, con paradas en los vinos de California, el bourbon de Kentucky y el punto final, la sidra de hielo en Quebec.

El libro también cuenta con una cronología de las bebidas alcohólicas y una genealogía dividida entre los tres grandes linajes: entre las fermentadas, las destiladas y las maceradas.

Con este libro no solo se aprenden a distinguir sabores y aromas. Es un viaje por la geografía, la historia y la cultura.

“Detrás de cada bebida está la historia de un pueblo, una región, un contexto social o económico. Al degustarlas, viajamos en el tiempo, revivimos su pasado, saboreamos su presente e imaginamos su futuro”, precisan sus autores.

Este libro fue lanzado en noviembre. Sus 200 páginas se presentan en un formato de tapa dura, en un gran formato de 25,3 x 33,5 centímetros. Su precio es de 29,95€.

a.
Ahora en portada