Frank Gehry, el nuevo diseñador de coñacs de lujo

El famoso arquitecto pone su firma al diseño de la edición especial Hennessy X.O., con una botella envuelta por una cobertura de bronce revestida en oro

Hennesy lanzó a la venta un coñac tan especial que convocó a uno de los grandes arquitectos del siglo XX (y XXI) para diseñar la botella: Frank Gehry.

El creador de obras maestras como el Museo Gugghenheim de Bilbao (y su hermano menor, el Hotel Marqués de Riscal de La Rioja), la fundación Louis Vuitton de París o la Casa Danzante de Praga, aceptó el desafío de diseñar algo que sea más que el decantador de una bebida: buscó hacer una obra de arte.

El coñac es Hennessy X.O., iniciales que significan Extra añejo, y que fue presentado en homenaje a los 150 años de vida de esta prestigiosa destilería.

Frank Gehry con los diseños de la botella. Foto: Hennessy
Frank Gehry con el diseño final de la botella. Foto: Hennessy

La inspiración está en un río de Cognac

Gehry, como es habitual, buscó una inmersión total para atrapar la inspiración.

Y la encontró en la sede de Hennessy, en la ciudad de Cognac, en Francia. Allí corre el río Charente, cuyos reflejos en los rápidos fueron el disparador para crear el nuevo diseño.

El revestimiento de la botella es una capa de bronce, revestida en oro de 24 kilates y cincelada a mano

La edición especial de Hennessy X.O. está recubierta por una capa de bronce bañada en oro de 24 quilates, que recuerda al movimiento del agua y los reflejos del sol.

El movimiento del metal es vida

«El decantador tiene una textura sorprendentemente diferente de oro arrugado y reluciente con vidrio translúcido, una combinación que evoca las aguas del Charente que fluye sobre las rocas», explicó Gehry.

El boceto con el producto final. Foto: Hennessy
El boceto con el producto final. Foto: Hennessy

A su alrededor se despliega otra estructura en acrílico semi traslúcido, que da la sensación de que la botella emerge con fuerza desde el agua.

«Es una idea simple», agregó el arquitecto con su habitual modestia “Al arrugar el material, le da una sensación de movimiento, de vida».

Un proceso artesanal

El diseño dinámico de Gehry fue trasladado por los artesanos de una fundición que moldearon la carcasa en bronce.

Esta estructura se sumergió en un baño de oro, para crear ese efecto dorado tan hipnótico.

Los diseños en el taller de fundición. Foto: Hennessy
Los diseños en el taller de fundición. Foto: Hennessy

Muchas horas de trabajo, con el cincel en la mano. terminaron de dar forma a la carcasa corrugada.

Cada una de las botellas de esta edición especial se vende por más de 16.000 euros

Hennessy pondrá a la venta 150 unidades de esta edición limitada, que se pueden comprar por 16.600 euros. Se presenta en una contundente caja de cartón corrugado, un homenaje dual a la simplicidad y la sostenibilidad.

Cincelado de la cobertura de metal. Foto Hennessy
Cincelado de la cobertura de metal. Foto Hennessy

Si es demasiado, pues hay una opción más económica, que es el Cognac Hennessy XO Frank Gehry Edición Limitada, que se vende por 230 euros.

a.
Ahora en portada