¿Se puede escuchar un cuadro? Así suenan las pinturas de Kandinsky

Una exposición virtual del Centro Pompidou en colaboración con Google Arts & Culture permite traducir a música los colores que Kandinsky empleó en sus obras

¿Qué pasaría si al contemplar una pintura pudiésemos escuchar sus sonidos? Mucho antes de que la tecnología y el arte multisensorial hicieran su aparición, el pintor ruso Vassily Kandinsky exploró la relación entre sonidos, colores y formas y fue capaz de traducir la música a pintura.

Gracias a su capacidad sinestésica -una habilidad que, por ejemplo, han compartido artistas como Rimbaud, Billie Eilish y Pharrell Williams– el padre de la pintura abstracta asociaba determinados colores con sonidos y estados de ánimo. O, lo que es lo mismo, cuando Kandinsky pintaba, dos sentidos actuaban a la vez: el oído y la vista, de modo que los colores y las formas se traducían en sonidos, armonías y vibraciones, formaban líneas y patrones. 

Por eso los expertos en su obra sostienen que nadie puede comprender totalmente su pintura sin tener en cuenta este particular proceso creativo, determinante para su estilo artístico. Ahora, por primera vez, un experimento a medio camino entre el arte y la ciencia nos permite descubrirlo.

Exposición virtual de Kandinskhy. Imagen: Centro Pompidou.

‘Suena como Kandinsky’

El Centro Pompidou y Google Arts & Culture se han unido para rendir homenaje a este artista a través de Suena como Kandinsky, una exposición virtual que reúne sus obras más emblemáticas, permite conocer archivos y documentos inéditos y presenta un experimento de aprendizaje automático que permite a todos ‘Tocar un Kandinsky’. 

Cuando Kandinsky pintaba, dos sentidos actuaban a la vez: el oído y la vista, de modo que los colores y las formas se traducían en sonidos, armonías y vibraciones, formaban líneas y patrones

Un soplo de aire fresco para el museo, cerrado desde el pasado mes de octubre, que propone realizar una inmersión total en la intimidad de Kandinsky más allá de sus obras conocidas, buceando en la personalidad del hombre tras los lienzos.

Para ello se han digitalizado 3.700 obras, fotografías personales y documentos entre los que se cuentan recuerdos de su infancia, cartas, bocetos, fotos de vacaciones con Paul Klee o el taller de Kandinksy en Neuilly del fondo de la colección legada al Pompidou por Nina Kandinsky, actualmente la más grande del mundo sobre el pintor.

Vassily y Nina Kandinsky en Dessau. Foto: ©Bibliothèque Kandinsky, MNAM/CCI, Centre Pompidou – Dist. RMN-Grand Palais.

Gracias a ello, cualquier persona podrá penetrar en el universo de la vida y obra del artista ruso (Moscú, 1866 – Neuilly-sur-Seine, 1944) desde su debut en Rusia hasta su época como profesor en la Bauhaus, pasando por sus años parisinos, pero también compartir sus viajes o descubrir encuentros que dejaron huella en su vida y lugares que marcaron su obra, como su casa en las afueras de París y el apartamento que ocupó durante sus años en Moscú.

Galería de bolsillo

Una segunda parte de la exposición es la Galería de bolsillo que permite descubrir las doce obras más destacadas del pintor en realidad aumentada desde el teléfono móvil.

La exposición del Pompidou y Google Arts & Culture invita a una inmersión total en la intimidad de Kandinsky más allá de sus obras más famosas, buceando en la personalidad del hombre tras los lienzos

Esta especie de museo de bolsillo organiza la obra de Kandinsky por temas y permite rastrear su evolución desde sus primeros días a la abstracción. Además, y con el mismo rigor que se organizaría una muestra en el Pompidou, la exposición virtual permite zambullirse en cada uno de los cuadros obteniendo detalles sin precedentes y que normalmente escaparían a la vista.

Lied (Chanson), 1906. Foto: ©Centre Pompidou, MNAM-CCI/Georges Meguerditchian/Dist. RMN-GP.

El artista que podía ver el sonido

La tercera parte, titulada Play a Kandinsky, es quizás la más novedosa y el verdadero experimento de este proyecto: una mezcla de música experimental y pinturas para sumergirse en el universo del artista más allá de los cuadros.

Basada en la sinestesia, propone desentrañar uno de los misterios que definen el arte del pintor

Para liberar los sonidos que él veía al pintar, Google Arts & Culture contó con los artistas de música experimental experimental Antoine Bertin y NSDOS quienes analizaron los escritos en los que Kandinsky describe sus experiencias sinestésicas. Después, aplicando el aprendizaje automático se creó una herramienta capaz de simular lo que el pintor pudo haber oído mientras pintaba su obra maestra Amarillo rojo azul, en 1925. 

Bild mit rotem Fleck, 1914. Foto: ©Centre Pompidou, MNAM-CCI.

Así, al ampliar y clicar sobre diferentes áreas de la pintura, se nos invita a “tocarla” y así explorar los sonidos y las emociones asociadas con los colores y las formas. Incluso se permite crear mezclas personalizadas de sonidos y compartir los resultados de nuestras creaciones inspiradas por Kandinsky.

Por supuesto, no es necesario ser un experto en arte abstracto para disfrutar de este experimento; bastan la curiosidad y el interés por oir lo que Kandinsky podría haber escuchado cuando pintaba.

Para cualquier duda, Angela Lampe, comisaria y experta mundial de Kandinsky, nos guía a través de las pinturas de la muestra. 

Im Grau, 1919. Foto: ©Centre Pompidou, MNAM-CCI/Philippe Migeat/Dist. RMN-GP.

a.
Ahora en portada