Esculturas efímeras en el Rockefeller Center

En el corazón de Manhattan, una docena de esculturas de gran formato invitan a reflexionar sobre el impacto de la humanidad en la naturaleza

Tras una primavera y un verano complicados, Nueva York se va despertando de la parálisis motivada por la emergencia sanitaria. Y mientras la vida vuelve poco a poco a sus grandes atractivos y lugares de interés, desde el MoMA, que reabrió el 27 de agosto al Shed, el espectacular museo flexible en Hudson Yards que recibirá visitantes de nuevo a partir del 16 de octubre, los espacios al aire libre se perfilan como los más seguros para volver a tomar el pulso al arte y la cultura en la ciudad.

Sin contacto y con distancia social se puede disfrutar ya de una instalación de esculturas a gran escala en el Rockefeller Center, transformado de forma efímera en un gran museo.

En colaboración con la conocida feria de arte Frieze, que se celebra en Londres y Los Ángeles, además de Nueva York, este rincón de Manhattan lucirá hasta el 2 de octubre 12 gigantescas obras de arte de artistas como Ghada AmerBeatriz CortezAndy GoldsworthyLena HenkeCamille Henrot y Thaddeus Mosley.

Escultura de Camille Henrot. Foto: Frieze.

Frieze Sculpture

Se trata de la segunda edición de la muestra Frieze Sculpture en el Rockefeller Center, una cita programada inicialmente para ser inaugurada el 22 de abril, pero que tuvo que ser suspendida por la expansión de la pandemia.

Justamente ese día, el 22 de abril, se celebra el Día de la Tierra, motivo que inspira la mayor parte de las esculturas, si bien presentan otras temáticas como la migración, el sufragio femenino o el urbanismo.

La ecología por ejemplo está detrás de la instalación Red Flags de Andy Goldsworthy en la que 50 banderas rojas sustituyen las tradicionales, que representan las de los países reconocidos por la ONU y que se cambian en muy contadas ocasiones, como el Día de la Independencia -cuando todas son de los EEUU-, el Día del Orgullo o las vacaciones de Navidad.

‘Red Flags’, de Andy Goldsworthy. Foto: Frieze.

A través de las banderas, que han sido coloreadas con pigmentos extraídos de la tierra en los 50 estados del país, el artista británico reflexiona sobre los significados inherentes y potenciales de estos símbolos.

Glacial Erratic, de la escultura salvadoreña afincada en Los Ángeles Beatriz Cortez, es una gran estructura en estructura de acero y láminas de metal que evoca una piedra antigua, como las numerosas erráticas glaciares que pueblan el paisaje de la ciudad de Nueva York. Instalada en el Rockefeller Center, la escultura envejecerá a medida que esté expuesta a los elementos y al tráfico humano, marcando diferentes temporalidades y haciendo visible la naturaleza planetaria de la migración antigua.

Glaciar Erratic, de Beatriz Cortez. Foto: Frieze.

La mujer ideal

La artista nacida en Egipto y residente en Nueva York Ghada Amer firma por su parte una ambiciosa instalación en el jardín titulada Women’s Qualities (Cualidades de la mujer). 

La pieza, que se instaló por primera vez en Busan (Corea del Sur), en 2000, vuelve a ofrecerse al público mostrando los estereotipos de género que encontró en Busan en 2000 con las perspectivas de los estadounidenses en 2020. Las respuestas están escritas con flores para crear un retrato vivo del imposible «ideal de mujer».

Otra escultora, la alemana Lena Henke, firma dos esculturas en brillantes tonalidades de rojo y morado que reflexionan sobre la planificación urbana de la ciudad de Nueva York, en particular los controvertidos diseños de arquitecto Robert Moses (1888-1961). 

Esculturas de Thaddeus Mosley. Foto: Frieze.

Channel Gardens

En el entorno de los Channel Gardens se han instalado las obras de Camille Henrot y Thaddeus Mosley. Inside Job, de Henrot es una escultura de bronce que evoca a través de elementos como la aleta de un tiburón y el pico de un pájaro temas de la naturaleza, en concreto la contraposición entre amenaza y ternura del mundo natural.

Mosley, de 94 años de edad, es el responsable de tres esculturas en bronce ubicadas en la Quinta Avenida frente a los Channel Gardens. Estos trabajos de bronce son los primeros trabajos de fundición múltiple en los 60 años de carrera de Mosley y están hechos con madera de Pittsburgh recuperada y fragmentos desechados y ejemplifican lo que él describe como «peso en el espacio».

a.
Ahora en portada