De Botticelli a Banksy: las ventas de Sotheby’s que marcan récords

Sotheby’s subastará uno de los pocos retratos que se conservan del maestro Botticelli por un precio que arranca en los 80 millones de dólares

No es fácil adquirir un retrato de Sandro Botticelli. De hecho, según el director del departamento de Grandes Maestros de Sotheby’s en Nueva York, Christopher Apostle, se trata de un “un acontecimiento insólito”.

Y es que apenas han sobrevivido una docena de retratos del autor de obras maestras como El nacimiento de Venus y La Primavera, lo que suma interés -y ceros en la puja- de la próxima subasta que Sotheby’s realizará el próximo mes de enero de Young man holding a roundel (Hombre joven sujetando un medallón). La joya tendrá un precio de salida de 80 millones de dólares (68,6 millones de euros), aunque se espera que supere en mucho ese precio, marcando incluso un récord.

Tampoco es sencillo, o del todo asequible, hacerse con un Banksy. Las obras del artista urbano más famoso -y también desconocido- del mundo ya han pasado por las subastas de Sotheby’s. Una incluso se autodestruyó en mitad de la puja, en 2018, aunque desde la compañía aseguraron que, en realidad, Banksy había creado una nueva obra en tiempo real y ante los ojos del público y, de hecho, el comprador finalmente la adquirió por la cifra de 1,18 millones de euros.

La que venderá el próximo octubre en Londres, Show me the Monet (Enséñame el Monet), se espera que marque también un récord de venta, con una estimación previa de alrededor de millones de libras (5,5 millones de euros).

El misterioso joven de Botticelli

De piel de porcelana, ojos verdes y pose elegante, el misterioso y atractivo joven retratado por Botticelli hace unos 550 años es una rara avis en la obra preservada del artista. Entre escenas mitológicas, madonas y pinturas religiosas, apenas una decena de retratos han llegado a nuestros días.

Es por ello que comprar un retrato como este, en sus condiciones y que dice tanto de su época y su contexto (el Renacimiento en Florencia) es “un acontecimiento muy insólito”, subraya Apostle.

Young man holding a roundel, de Sandro Botticelli. Foto: Sotheby's.
Young man holding a roundel, de Sandro Botticelli. Foto: Sotheby’s.

“Es una oportunidad única en la vida para un retrato de Botticelli de este estilo, condición y belleza”, agrega el experto, ya que “ejemplifica una era muy específica de la cultura en el mundo; el momento en el que en Florencia hay una gran explosión educativa, artística, literaria, musical… todo a la vez, que llamamos Renacimiento”.

La última vez que esta obra salió a la venta fue en 1982, cuando un coleccionista privado la adquirió por unas 810.000 libras esterlinas (cerca de 1 millón de euros al cambio actual). Después ha podido verse, en préstamo, en los museos más importantes del mundo, desde la National Gallery de Londres al Metropolitan Museum de Nueva York.

Una joya del Renacimiento

Comparable a dos obras de entre 1470 y 1480, el Retrato de un joven con la medalla de Cosimo de’ Medici, que luce en la Galería Uffizi, y Giuliano de’ Medici, en la Galería Nacional de Washington, este cuadro se diferencia porque el retratado sujeta un medallón dorado que es casi una “segunda obra” pintada sobre la primera y muestra un santo en actitud de bendecir.

El medallón es un trabajo original del siglo XIV atribuido al pintor Bartolommeo Bulgarini y su significado “está por descodificar, pero debe de estar relacionado de alguna manera con la identidad del joven noble que lo exhibe con tanto orgullo”, explican desde Sotheby’s.

El experto resaltó que este Botticelli es “una joya al nivel de otros grandes cuadros de grandes pintores» y su subasta en enero es un “momento emocionante” porque en los últimos meses Sotheby’s ha visto “precios muy fuertes para obras excepcionales” pese a la pandemia, cuya evolución dictará si la puja se puede realizar presencialmente o por internet, como hasta ahora.

Detalle del medallón. Foto Sothebys
Detalle del medallón. Foto Sotheby’s.

Banksy reinterpreta a Monet

En cuanto a la obra de Banksy que se subastará, en este caso el próximo 21 de octubre, la pintura está inspirada en la The Water Lily Pond de Claude Monet. En el agua del estanque, bajo el puente original, Banksy incluyó conos de tráfico y carritos de la compra creando así un mensaje sobre los negativos efectos del hombre en la naturaleza.

El icónico cuadro impresionista, que retrata el famoso jardín de Giverny, se transforma así en una ácida crítica sobre la acción destructiva del hombre.

 “Siempre profético como una voz de protesta y disensión social, aquí Banksy arroja luz sobre el desprecio de la sociedad por el medio ambiente a favor de los excesos derrochadores del consumismo”, explica el director europeo del departamento de Arte Contemporáneo de la casa de subastas, Alex Branczik.

Banksy reinterpreta a Monet
Banksy reinterpreta a Monet. Foto: Sotheby’s.

El cuadro se incluyó en la exposición Crude Oils: A Gallery of Re-Mixed Masterpieces, Vandalism and Vermin de 2005 de Banksy, en la que aparecieron otras obras de artistas famosos reinterpretadas bajo la óptica del artista, entre ellas Los girasoles de Vincent van Gogh o Marilyn Monroe de Andy Warhol.

Según Hypebeast, la firma estima la venta entre 3 y 5 millones de libras (entre 3,3 y 5,5 millones de euros) que, aunque elevada, queda lejos del récord de 9,9 millones de libras (10,8 millones de euros) que alcanzó la pintura Devolved Parliament en la que el artista retrató la Cámara de los Comunes sustituyendo a los políticos por chimpancés.

a.
Ahora en portada