Nueva York: un viaje por la meca del arte urbano

A través del libro ‘Street Art New York’ dos fotógrafos recorren los barrios de la Gran Manzana para reflejar el inquieto espíritu del arte urbano a través de los talentos del espray y el stencil

“En Nueva York las paredes siempre están dialogando con los residentes”. La cita es de Carolina Miranda, periodista especializada en arte y diseño y una de las voces más autorizadas para analizar el fenómeno del arte urbano.

Banksy. Dan Witz. The Dude Company-Poster Boy. Foto Jaime Rojo

“En Nueva York las paredes siempre están dialogando con los residentes”. La cita es de Carolina Miranda, periodista especializada en arte y diseño y una de las voces más autorizadas para analizar el fenómeno del arte urbano.

Esta experta recuerda la evolución que ha tenido esta corriente artística, que ha surgido en Nueva York en los años ’80 con artistas como Keith Haring, Jean-Michel Basquiat, Jenny Holzer y Richard Hambleton, mientras que en paralelo eclosionaba de forma más o menos similar en Londres y Berlín.

“En Nueva York las paredes siempre están dialogando con los residentes”. La cita es de Carolina Miranda, periodista especializada en arte y diseño y una de las voces más autorizadas para analizar el fenómeno del arte urbano.
Obra de Keely, Aakash Nihalani y Poster Boy. Foto Jaime Rojo

Diez años de un arte siempre vivo

Ese movimiento efervescente de arte que tapiza la Gran Manzana desde hace décadas es radiografiado por las imágenes de Steven P.Harrington y Jaime Rojo, quienes durante diez años recorrieron Manhattan, el Bronx y Brooklyn, Queens y Staten Island para capturar, cámara en mano, cientos, miles de muestras de arte urbano.

Una selección de 200 de estas imágenes se despliega en el libro Street Art New York (Prestel), donde excepto el prólogo de Miranda y un prefacio de los autores no hay más palabras. Ni siquiera una mención al pie del autor del graffiti o el stencil, para lo cual hay que ir al índice de referencias al final.

“En Nueva York las paredes siempre están dialogando con los residentes”. La cita es de Carolina Miranda, periodista especializada en arte y diseño y una de las voces más autorizadas para analizar el fenómeno del arte urbano.

COMPRAR ‘Street Art New York’ (Prestel) en Amazon

Un viaje por las creaciones más audaces

Las primeras páginas enseñan el proceso de elaborar una obra de arte urbano, ya sea con la técnica del stencil (estarcido, donde la pintura se realiza a través de una plancha), el collage o el clásico dibujo con aerosoles de los artistas Revs, Broken Crow-Over Under y Fauxreel.

El libro ‘Street Art New York’ presenta 200 imágenes de un centenar de artistas urbanos de la ciudad y otros lados del mundo que han dado una nueva cara a la ciudad

Lo que sigue es un animado viaje por calles, señales de tránsito, paredes en rincones olvidables, puertas de metal y todo aquel elemento del mobiliario urbano susceptible de ser transformado.

“En Nueva York las paredes siempre están dialogando con los residentes”. La cita es de Carolina Miranda, periodista especializada en arte y diseño y una de las voces más autorizadas para analizar el fenómeno del arte urbano.
El mobiiario urbano alterado, como hace Dan Witz. Foto Jaime Rojo

En estas páginas desfilan artistas famosos como el huidizo Banksy y Mr.Brainwash con los ‘marcianitos’ de Invader y los gigantescos collages de Mark Carvalho, junto con un centenar de nombres de artistas que quizás su mención digan poco para el lector español, pero gracias a la inclusión de la web o su perfil en redes sociales permiten seguir el viaje por sus creaciones de Street art.

“En Nueva York las paredes siempre están dialogando con los residentes”. La cita es de Carolina Miranda, periodista especializada en arte y diseño y una de las voces más autorizadas para analizar el fenómeno del arte urbano.
Obra de Poster Boy y Aakash Nihalani. Foto Jaime Rojo

Cambiar la ciudad

“Si el arte urbano tiene el poder de crear reacciones con sus monstruos vomitando y sus mensajes tontos (“No jodas al mal”), también tiene el poder de transformar la ciudad. Una plancha de metal oxidado puede ser un lienzo texturizado para un grabado de gran tamaño de Swoon, o una sucia pared de ladrillo iluminan los colores alucinógenos de los collages de Judith Supine”, describe Miranda.

También cabe añadir que artistas como Momo o Aaskash Nihalani alteran las formas cuadriculadas de la ciudad mientras que los hermanos Skewville crean esculturas en 3D a partir de cubos de basura y cañerías urbanas.

“En Nueva York las paredes siempre están dialogando con los residentes”. La cita es de Carolina Miranda, periodista especializada en arte y diseño y una de las voces más autorizadas para analizar el fenómeno del arte urbano.
El color de Os Gemeos. Foto Jaime Rojo

Alterar la arquitectura

Estas acciones llevan a tener una mirada distinta sobre Nueva York, fenómeno que se extiende a cualquier ciudad o pueblo (como se está poniendo de moda en España), ya que un arte dinámico y fugaz cambia el paisaje.

“Si al vandalismo se lo relaciona con la destrucción de la arquitectura, yo creo que le puede dar una nueva vida” Carolina Miranda

“Si al vandalismo se lo relaciona con la destrucción de la arquitectura, yo creo que le puede dar una nueva vida”, añade esta experta.

“En Nueva York las paredes siempre están dialogando con los residentes”. La cita es de Carolina Miranda, periodista especializada en arte y diseño y una de las voces más autorizadas para analizar el fenómeno del arte urbano.
Collage de The Dude Company y Poster Boy. Foto Jaime Rojo

Un movimiento siempre vivo

Para Rojo y Harrington, que el arte urbano siga tan vivo y rebelde en Nueva York a pesar de que este género saltó a los museos y las obras de sus pioneros se coticen por millones en galerías obedece a su espíritu de D.I.Y.

O sea, hazlo tú mismo.

“En Nueva York las paredes siempre están dialogando con los residentes”. La cita es de Carolina Miranda, periodista especializada en arte y diseño y una de las voces más autorizadas para analizar el fenómeno del arte urbano.
Creación de Gaia y Skewville. Foto Jaime Rojo

Generaciones de artistas esquivaron las reglas del mercado y se lanzaron a expresar su arte rebelde, ácido, enigmático, irónico o la etiquetan que quieran en cualquier espacio donde en otros siglos nadie habría creado una obra de arte.

Pero sin duda habría tenido la misma aceptación que en la actualidad. Por ello, como recuerdan sus autores, “si Walt Whitman estuviera vivo, seguramente sería un fotógrafo de arte urbano”.

a.
Ahora en portada