El Museo Thyssen tiende un puente entre el arte flamenco y el español

El Museo Thyssen presenta una exposición de obras abstractas del español Alberto Reguera influenciadas por el manejo de la luz del maestro flamenco Aert van der Neer

El Museo Thyssen-Bornemisza construye un puente entre el arte flamenco del siglo XVII y el español del XXI. Los pilares son las obras del pintor abstracto Alberto Reguera y el hilo conductor es el cuadro Claro de luna con un camino bordeando un canal, del holandés Aert van der Neer.

Este maestro flamenco fue un especialista en escenas nocturnas, la mayoría realizadas a la luz de la luna.

La influencia flamenca

Reguera dijo que las obras del pintor neerlandés le generan “una profunda empatía”, y por encargo del museo, eligió ese cuadro para crear diez obras relacionadas con la búsqueda de la luz nocturna, los viajes y las nubes.

Aert van der Neer fue un especialista en escenas nocturnas, la mayoría realizadas a la luz de la luna

Lo que se puede ver en el Thyssen es el camino final de un recorrido que lleva cuatro años.

Noche Luminosa, otra de las obras de Reguera. Foto Museo Thyssen-Bornemisza

Más allá de la pintura

Desde que Reguera recibió el encargo lo primero que hizo fue tomar las medidas de la sala donde se expondrían las obras.

En este tiempo, a pesar de las interrupciones de la pandemia, el artista nacido en Segovia fue creando cuadros inspirados en Van der Neer, en formatos que mantienen un diálogo con las proporciones de la tabla del holandés.

Como un puzle de arte

Lo que hizo Reguera fue aumentar el grosor de los bastidores para recordar la presencia de marco que contiene el cuadro del siglo XVII.

“Esto responde al énfasis de Reguera en la pintura como objeto tridimensional, dotado de volumen, que el espectador puede observar desde distintos puntos de vista”, indica el museo Thyssen en un comunicado.

El objetivo es cada uno de los cuadros del proyecto fuera como una pincelada, como una parte “de una misma secuencia”.

Así se pueden ver las creaciones abstractas realizadas estos años que rodean, como si fuera un puzle, al cuadro de Van der Neer.

‘Recorridos lumínicos’, la influencia flamenca en el arte abstracto de Alberto Reguera. Foto Museo Thyssen-Bornemisza

Los pigmentos y las texturas evocan el paisaje flamenco, en un despliegue de color que se expande por los laterales del lienzo.

El objetivo era que cada uno de los cuadros del proyecto fuera como una pincelada, como una parte “de una misma secuencia”.

Así, el pintor español explora los efectos de la luz que se filtra desde las capas subyacentes de la pintura y aflora hasta la superficie del lienzo, lo que produce un efecto de deslumbramiento.

Alberto Reguera. Foto Oriol Marcos-Museo Thyssen Bornemisza

Más éxito en Asia que en España

Reguera vive entre Madrid y París, aunque tiene más éxito en Asia que en su propia tierra.

En el 2007 comenzó a exponer en ciudades como Seúl, Shanghái, Singapur y Hong-Kong, y entre sus logros, está la selección para la VIII Bienal Internacional de Arte de Pekín (2019) y la presentación de una muestra en la Delegación de la Unión Europea en China (2020).

Precisamente esta muestra, que estará abierta entre el 15 de febrero y el 9 de mayo y con acceso gratuito, luego viajará a Hong Kong, donde se expondrá en el University Museum and Art Gallery.

a.
Ahora en portada