Un nuevo museo concentra el rico pasado histórico de Perú

El flamante gran Museo Nacional de Perú, que no estará completamente operativo hasta 2024, mostrará miles de objetos de civilizaciones prehispánicas en un edificio de 66.000 m2

Ya se puede visitar el Museo Nacional de Perú (MUNA). Ubicado en la provincia de Lima, próximo a la localidad de Pachacámac (distrito de Lurín), se trata de un gigantesco espacio cultural con 66.000 m2 en siete plantas –tres de ellas subterráneas- encargado de custodiar y exhibir el legado arqueológico de las civilizaciones prehispánicas y la cultura inca.

El MUNA acogerá más de 36.000 piezas arqueológicas de culturas prehispánicas. Foto: MUNA.

Ya se puede visitar el Museo Nacional de Perú (MUNA). Ubicado en la provincia de Lima, próximo a la localidad de Pachacámac (distrito de Lurín), se trata de un gigantesco espacio cultural con 66.000 m2 en siete plantas –tres de ellas subterráneas- encargado de custodiar y exhibir el legado arqueológico de las civilizaciones prehispánicas y la cultura inca.

Inaugurado este sábado 24 de julio, coincidiendo con los actos de celebración del bicentenario de la independencia del país, el MUNA comenzará ahora a recibir las decenas de miles de objetos que integrarán sus exposiciones. Se prevé que esté totalmente operativo en 2024.

Legado arqueológico

Centrado principalmente en el periodo precolombino y a la cultura inca en Perú, sí se podrán ver, desde el 27 de julio, varias exposiciones temporales y una feria de artesanía.

Ya se puede visitar el Museo Nacional de Perú (MUNA). Ubicado en la provincia de Lima, próximo a la localidad de Pachacámac (distrito de Lurín), se trata de un gigantesco espacio cultural con 66.000 m2 en siete plantas –tres de ellas subterráneas- encargado de custodiar y exhibir el legado arqueológico de las civilizaciones prehispánicas y la cultura inca.
El MUNA, con 66.000m2 se convierte en el museo más grande del país. Foto: Ministerio de Cultura de Perú.

El que ya es el museo más grande del país y que llegará a albergar 30.000 objetos que hasta ahora estaban en la sede del Ministerio de Cultura además de otras 6.000 piezas repatriadas desde otros países durante los últimos años, no amenazará, sin embargo, los fondos de ninguno de los museos ya existentes.

“Es importante aclarar que no se va a desmantelar ningún museo, y que por el contrario, el objetivo es reforzarlos”, explicaba hace unos días el ministro de cultura del país, Alejandro Neyra Sánchez.

El MUNA, que no supondrá el desmantelamiento de ninguno de los museos arqueológicos existentes, expondrá más de 36.000 piezas del periodo prehispánico

De hecho, esta nueva institución funcionará como el centro y la sede del sistema nacional de museos, entre ellos el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia de Perú (MNAAHP), que hasta ahora era el museo de referencia para repasar la historia nacional.

A partir de ahora, el MUNA les brindará asistencia técnica en los campos de gestión, preservación, investigación y educación.

Ya se puede visitar el Museo Nacional de Perú (MUNA). Ubicado en la provincia de Lima, próximo a la localidad de Pachacámac (distrito de Lurín), se trata de un gigantesco espacio cultural con 66.000 m2 en siete plantas –tres de ellas subterráneas- encargado de custodiar y exhibir el legado arqueológico de las civilizaciones prehispánicas y la cultura inca.
Actuaciones durante la inauguración del MUNA. Foto: Ministerio de Cultura de Perú.

Un cofre de reliquias

Acceder a este macromuseo, cuya construcción rondó los 500 millones de soles (unos 108 millones de euros), será ya una preparación al viaje que espera en su interior al viajero, ya que se encuentra frente al santuario de Pachacámac, donde están los vestigios arqueológicos del principal oráculo de la costa central del Antiguo Perú.

Más que un contenedor de arte, explicó el presidente interino del país durante el acto de inauguración, Francisco Sagasti, “Podemos verlo como un cofre que guardará todos los tesoros de nuestra peruanidad”.

Este ‘cofre’ se irá llenando progresivamente durante los próximos años, “de tal forma que el 9 de diciembre de 2024, cuando celebremos el bicentenario de la batalla de Ayacucho, que selló la independencia de toda Sudamérica, podremos inaugurarlo completamente”.

Ya se puede visitar el Museo Nacional de Perú (MUNA). Ubicado en la provincia de Lima, próximo a la localidad de Pachacámac (distrito de Lurín), se trata de un gigantesco espacio cultural con 66.000 m2 en siete plantas –tres de ellas subterráneas- encargado de custodiar y exhibir el legado arqueológico de las civilizaciones prehispánicas y la cultura inca.
Como un gran cofre de reliquias, el museo contendrá más de 30.000 piezas. Foto: MUNA.

Mirar al pasado pero también al futuro

Para el ministro de cultura, el proyecto culmina un sueño acariciado durante 200 años, los mismos que la vida independiente de Perú. Hace dos siglos, en 1822, el militar y político José de San Martín planteó por primera vez la idea de crear un gran museo nacional.

“Este museo salda una cuenta pendiente con nuestro país y cumple una promesa de la República. Este museo nacional es especial. Nos va a contar qué es la ‘peruanidad’, quiénes somos, por qué estamos aquí y hacia dónde vamos”, apuntó Neyra.

Además de poner en valor el legado arqueológico del país, el MUNA se marca como objetivo reflexionar también sobre el futuro y sus desafíos, entre ellos el cambio climático.

a.
Ahora en portada