Pucci, el diseñador que hizo del estampado un arte

Con un ojo clínico para el color y el diseño, Emilio Pucci creó una casa de moda visionaria que conquistó a la jet set antes incluso de que existiera ese concepto. Un libro de Taschen recupera su legado

Si hay algo que defina a la casa Pucci son los estampados geométricos y el caleidoscopio de brillantes colores del que hace gala en sus diseños. Su creador no fue otro que el Marqués de Basento, Emilio Pucci, un aristócrata italiano que comenzó diseñando trajes de esquí y llegó a fundar una de las casas de moda más prestigiosas del mundo.

Con un linaje que se remonta al siglo XV, nacido en Nápoles y criado en el Palazzo Pucci de Florencia, su historia tiene algo de epopeya moderna con toques renacentistas y en ella confluyen su pasión por las mujeres, su sentido visionario del estilo y su ojo clínico para el color y el diseño. Ahora, Taschen reedita la historia del mítico diseñador en una edición ampliada, con más de 30 nuevas páginas y cientos de fotografías que es, en sí misma, casi una pieza de arte.

Príncipe de los estampados

Firmado por Vanessa Friedman, redactora jefe de moda del Financial Times, y la experta en moda Alessandra Arezzi Boza, y editado por Armando Chitolina, director de arte para la edición italiana de Vogue, cada libro está encuadernado en un exclusivo tejido estampado de la firma. También incorpora comentarios de la hija del creador, Laudomia Pucci, que afirma de él que fue un diseñador que quiso vestir a todas las mujeres.

“Para él los estampados eran ritmo y movimiento, a través de ellos expresaba una felicidad contagiosa”

Laudomia Pucci

Pucci fue minimalista antes del minimalismo, supo ver a la jet set antes de que volaran en aviones privados y fue un científico antes de que la tecnología de los tejidos se convirtiera en una disciplina, explica Laudomia en el prólogo del libro. “Para él los estampados eran ritmo y movimiento, a través de ellos expresaba una felicidad contagiosa”, advierte en las primeras páginas de este homenaje en forma de libro que derrocha, como el creador, colores brillantes, estampados atrevidos y la alegría de vivir que el diseñador convirtió en su sello.

Spring/Summer 2018 Collection. Foto: ©Leo Faria | Elle Brazil vía Taschen.

De los trajes de esquí a la alta costura

Sus primeros diseños fueron unos trajes de esquí para el equipo de Reed College, la universidad al sureste Portland, en el estado de Oregón (EE UU), donde él mismo competía mientras estudiaba (también pasó por las universidades de Milán, Georgia, en los EE UU, y Florencia).

Un diseño que realizó para una amiga fue fotografiado en Zermatt (Suiza) por el fotógrafo de Harper’s Bazaar Toni Frissell. Era 1947 y rápidamente se daría a conocer por sus piezas elegantes elaboradas con tejidos elásticos. Así fue como decidió cambiar de rumbo (en ese momento estaba en la Fuerza Aérea Italiana) y estableció una casa de costura en el elegante complejo turístico de Canzone del Mare, en la isla de Capri.

Si comenzó explotando sus conocimientos en tejidos elásticos para confeccionar trajes de baño en 1949, rápidamente exploraría el mundo de los estampados y los colores brillantes en pañuelos de seda y blusas.

A principios de los años 50, y ya con una boutique en Roma, Pucci empezó a recibir el reconocimiento internacional. Su tienda de Capri se llenaba de sofisticadas –y acaudaladas- clientas, herederas y estrellas de cine, que compraban sus pantalones Capri, sus pañuelos de seda y sus trajes ligeros de dos piezas. A finales de esa década, Jacqueline Kennedy y Marilyn Monroe lucían sus vestidos y, a mediados de los sesenta, la marca era sinónimo del estilo de vida dorado de la jet set internacional.

Diseños de los años sesenta de Pucci. Foto: Taschen.

Con la rubia más famosa de Hollywood como icono –Monroe pidió incluso que la enterrasen con un vestido de Pucci-, su fama explotó. Sophia Loren, Grace Kelly, Elizabeth Taylor o, después, Madonna, entre otras muchas, también se rindieron a sus diseños.

El libro, de bellísima edición, está ilustrado con cientos de fotografías, dibujos e imágenes privadas del archivo de la Fundación Emilio Pucci

Marca y logotipo

Fallecido en 1992, su hija Laudomia, en la firma desde 1988, siguió diseñando con su nombre, haciendo de la evolución, una vez más, una forma de entender la moda. Ya antes su padre había sido un pionero: Pucci fue una de las primeras marcas en contar con un logotipo y también una de las primeras en la diversificación, creando colecciones de ropa deportiva, accesorios o piezas de interiorismo.

Emilio Pucci y Laudomia en el Palazzo Pucci, Florencia, 1986. Foto: ©Emilio Pucci Archive.

Fue él quien Introdujo telas ligeras y de movimiento libre, estampados pop art y una nueva paleta de colores en la ropa de mujer, así como una estética más atlética, pero además impulsó constantemente las tecnologías de tejidos y estampados.

Todos estos hitos se documentan en este libro, que se ilustra con cientos de fotografías, dibujos e imágenes privadas del archivo de la Fundación Emilio Pucci.

También se ofrece una ‘edición arte’ con 120 copias numeradas y firmadas por Laudomia Pucci. Cada una está encuadernada en una tela original diferente y se acompaña de un pañuelo de seda vintage del Archivo Emilio Pucci.

Retrato de Emilio Pucci. Foto: ©Emilio Pucci Archive.

(Foto de portada: Pañuelo de seda Spring/Summer 2018 Collection. Foto: ©Armin Morbach | TUSH Magazine vía Taschen).

a.
Ahora en portada