Las series son las nuevas pasarelas

'Friends', 'Sexo en Nueva York' o 'Gossip Girl' definieron las tendencias de su generación. En 2021, las plataformas de streaming son el billete de entrada a las tendencias de la temporada: vean, apunten (y compren)

Si tras el estreno de Emily in Paris, las boinas rojas se agotaron en ASOS la primera semana, el efecto Normal People (la exitosa serie adaptación de la novela homónima de Sally Rooney, disponible en Hulu y Amazon) ha supuesto que las cadenas-gargantilla masculinas alcanzasen duplicasen en un 200% sus ventas. ¿El responsable? Su lacónico y viril protagonista, Connell (encarnado por el actor Paul Mescal) que no se despega de la suya en toda la ficción. ¿Son los actores los nuevos influencers dentro de la pantalla de casa?

La seri podría tener 8 temporadas, una por cada uno de los libros de The Bridgerton. Foto: Netflix.

Si tras el estreno de Emily in Paris, las boinas rojas se agotaron en ASOS la primera semana, el efecto Normal People (la exitosa serie adaptación de la novela homónima de Sally Rooney, disponible en Hulu y Amazon) ha supuesto que las cadenas-gargantilla masculinas alcanzasen duplicasen en un 200% sus ventas. ¿El responsable? Su lacónico y viril protagonista, Connell (encarnado por el actor Paul Mescal) que no se despega de la suya en toda la ficción. ¿Son los actores los nuevos influencers dentro de la pantalla de casa?

Si tras el estreno de Emily in Paris, las boinas rojas se agotaron en ASOS la primera semana, el efecto Normal People (la exitosa serie adaptación de la novela homónima de Sally Rooney, disponible en Hulu y Amazon) ha supuesto que las cadenas-gargantilla masculinas alcanzasen duplicasen en un 200% sus ventas. ¿El responsable? Su lacónico y viril protagonista, Connell (encarnado por el actor Paul Mescal) que no se despega de la suya en toda la ficción. ¿Son los actores los nuevos influencers dentro de la pantalla de casa?
Los protagonistas de Normal People, adaptación del best-seller de Sally Rooney.

Según Sara Peláez, responsable de contenidos digitales en Comedy Central, no se trata de una novedad, ya que “el mundo del audiovisual siempre ha sido el gran escaparate en el que se ha fijado la calle a la hora de vestir; tiene algo de aspiracional”. Si antes estos referentes se encontraban en el cine, “el foco ahora se ha desplazado hacia las series debido al auge de las grandes plataformas de streaming”, comenta.

“Además de lo interesante de la trama, buena culpa de que ficciones como Friends, Peaky Blinders o Sexo en Nueva York se hayan convertido en icónicas pasa por el look definitorio de sus personajes, que muchas y muchos, sin duda, hemos querido copiar o incorporar a nuestro look en algún momento”.

Las series se han convertido, para muchos, en una ventana a la realidad previa a la pandemia, al teletrabajo y a las restricciones sociales

Ahora que impera el teletrabajo y mucha de la restricción social, para muchos las series se han convertido en una ventana a la realidad previa. O lo que es lo mismo, como define Peláez: “Buscar, a través de la moda, trasladar un poco de esa fantasía a nuestra realidad y mejorarla”.

Uno de estos ejemplos más recientes es The Bold Type, cuyas protagonistas se conocen en una revista de moda. Tras el éxito de sus dos primeras temporadas, Netflix estrena ahora la tercera, donde esperamos que cada una de ellas siga desarrollando su personalidad fashionista a base de lookazos de oficina (también teletrabajo-friendly) y piezas asequibles a golpe de click.

Si tras el estreno de Emily in Paris, las boinas rojas se agotaron en ASOS la primera semana, el efecto Normal People (la exitosa serie adaptación de la novela homónima de Sally Rooney, disponible en Hulu y Amazon) ha supuesto que las cadenas-gargantilla masculinas alcanzasen duplicasen en un 200% sus ventas. ¿El responsable? Su lacónico y viril protagonista, Connell (encarnado por el actor Paul Mescal) que no se despega de la suya en toda la ficción. ¿Son los actores los nuevos influencers dentro de la pantalla de casa?
‘The Bridgerton’ adelanta algunas de las tendencias de esta primavera/verano. ¿O quizá las dicta?

Series que adelantan tendencias

Y es que si los cuellos bebé han sido los más copiados en las propuestas para el pasado otoño-invierno, las de esta temporada no están exentas de un toque de romanticismo. Algunas, especialmente las que derivan del estilo directorio (o Regency, en su versión anglosajona), han estado representadas en pantalla por los protagonistas de The Bridgerton (tendencia absoluta, también en streaming, con 83 millones de reproducciones hasta la fecha).

La influencia del neoclasicismo permitió, a principios del siglo XIX, que la moda imitase el atuendo de las pinturas y estatuas clásicas romanas, colocando el talle debajo del pecho y eligiendo telas más vaporosas y ligeras que en los años previos. Así, Daphne Bridgerton podría seguir llevando esta primavera muchas de las propuestas en raso, gasa, encaje o lino, colores más pastel o estampados florales que (junto con los cuadros vichy y las rayas diplomáticas) son los absolutos protagonistas de la primavera/verano.

Si tras el estreno de Emily in Paris, las boinas rojas se agotaron en ASOS la primera semana, el efecto Normal People (la exitosa serie adaptación de la novela homónima de Sally Rooney, disponible en Hulu y Amazon) ha supuesto que las cadenas-gargantilla masculinas alcanzasen duplicasen en un 200% sus ventas. ¿El responsable? Su lacónico y viril protagonista, Connell (encarnado por el actor Paul Mescal) que no se despega de la suya en toda la ficción. ¿Son los actores los nuevos influencers dentro de la pantalla de casa?
El vestuario de Anya Taylor-Joy en Gambito de dama. Foto: Netflix.

Aunque ya lo adelantaban los pantone de este año, en 2021 hay que apostarlo todo al color. También en su versión más flúor y eléctrica, sobre todo cuando se trata de corales, amarillos, lilas o azules que cobran nueva vida combinándose entre sí o a modo total look. Algo que ya ocurría en los 50 (aka Betty en Mad Men) y que se mantuvo con fuerza añadiendo estampados y recortando centímetros en las faldas y mangas de los diseños más populares.

Gambito de Dama adapta perfectamente esas tendencias en el estilo más sofisticado de Beth Harmon: midi skirts, cuellos sencillos (y altos) y, sobre todo, la revalorización de la silueta hourglass. En el plano nacional, Ariadna Ugarte brilla con su poderoso personaje en Hache, cuya segunda temporada abraza las tendencias más exhuberantes de lo Swinging en la jet-set barcelonesa de los 60.

Si tras el estreno de Emily in Paris, las boinas rojas se agotaron en ASOS la primera semana, el efecto Normal People (la exitosa serie adaptación de la novela homónima de Sally Rooney, disponible en Hulu y Amazon) ha supuesto que las cadenas-gargantilla masculinas alcanzasen duplicasen en un 200% sus ventas. ¿El responsable? Su lacónico y viril protagonista, Connell (encarnado por el actor Paul Mescal) que no se despega de la suya en toda la ficción. ¿Son los actores los nuevos influencers dentro de la pantalla de casa?
Los pantalones de a princesa Diana en ‘The Crown’ pueden conseguirse ahora en Zalando. Foto: Netflix.

Series y compras de moda

Si Stranger Things significó el regreso de Winona Ryder a las portadas y stories del Instagram de medio mundo, la cronología de The Crown ha terminado por despertar una nostalgia por los 80 que ya adelantaban las pasarelas (D&G o la nostalgia Madonna) y que llega para quedarse.

También la cuarta temporada de la ficción sobre la familia real británica ha encumbrado la figura de Diana Spencer hasta convertirse en uno de los iconos trendsetter más copiados en los últimos meses. Tanto su estilo más casual (mallas y sudaderas, o jerseys pastel y vaqueros mum) como el más arreglado (escotes de un hombro o en forma de corazón) se pronostica longevo dentro y fuera de la pantalla (como es el caso de Spencer, el biopic encargado por Kirsten Stewart).

Si tras el estreno de Emily in Paris, las boinas rojas se agotaron en ASOS la primera semana, el efecto Normal People (la exitosa serie adaptación de la novela homónima de Sally Rooney, disponible en Hulu y Amazon) ha supuesto que las cadenas-gargantilla masculinas alcanzasen duplicasen en un 200% sus ventas. ¿El responsable? Su lacónico y viril protagonista, Connell (encarnado por el actor Paul Mescal) que no se despega de la suya en toda la ficción. ¿Son los actores los nuevos influencers dentro de la pantalla de casa?
Piezas de la colección D&G inspiradas en los 80 y 90.

Aunque si hablamos de décadas ganadoras, la de los 90 y 2000 es quizá la más repetida en el espacio-tiempo de las plataformas digitales (Everything Sucks, The Assasitation of Gianni Versace o High Fidelity) con el denim como combinación absoluta. Esta vez supone un retorno a las pasarelas tanto en sus diferentes versiones de tie-dye, desgastado o patchwork como en su corriente más colorida (además de la vuelta del white denim). En una transgresión entre ambas décadas, los chalecos, los pantalones baggy y las chaquetas oversize son algunas de las prendas estrella de la temporada.

Si tras el estreno de Emily in Paris, las boinas rojas se agotaron en ASOS la primera semana, el efecto Normal People (la exitosa serie adaptación de la novela homónima de Sally Rooney, disponible en Hulu y Amazon) ha supuesto que las cadenas-gargantilla masculinas alcanzasen duplicasen en un 200% sus ventas. ¿El responsable? Su lacónico y viril protagonista, Connell (encarnado por el actor Paul Mescal) que no se despega de la suya en toda la ficción. ¿Son los actores los nuevos influencers dentro de la pantalla de casa?
‘Élite’ (Netflix), para muchos la ‘Gossip Girl’ española.

También la corriente ‘Ivy League’ se pudo ver repetidamente en las propuestas para esta temporada de la mano de Temperley London o Victoria Beckham. En la pequeña pantalla llega adaptada (más fuerte que nunca) a los colegios privados; si antes estaba encarnada por los primeros protagonistas Gossip Girl en la versión americana, desde hace unos años es la española Élite la que es tendencia.

Aquí se retoman partes esenciales de este estilo como los jerséis block colour o las minifaldas preppy, tan alabadas en su día gracias a Clueless o Las Chicas Gilmore. Además, lo completan los mocasines (que ya dictó Gucci el pasado año) o las manoletinas (imprescindibles para Dior, Valentino o Simone Rocha) que conformarán el uniforme de la temporada unos meses más.

a.
Ahora en portada