Fátima Miñana: en busca de su alter ego y “de quién quiero llegar a ser como mujer”

Hablamos con la creadora madrileña que, tras apenas un año con su marca, ya ha vestido a Kendall Jenner

Iba para ser bióloga hasta que entró en Moda por casualidad. El año pasado, con solo 23 años, Fátima Miñana ganó el premio MB Fashion Talent (por su colección de AW20) y entró en el sector de la industria española por la puerta grande.

Un año y una colección después, sus innovadoras prendas de aire retro-futurista se han convertido en imprescindibles de la alfombra roja en nuestro país: la actriz Guiomar Puerta, Mina El Hammani o la cantante María José Llergó. ¿La última en caer rendida ante sus diseños? Kendall Jenner. “Cuando sus estilistas me contactaron, me puse a llorar de emoción”, reconoce Miñana desde su casa-estudio de Madrid.

Patrones en 3D y tejidos innovadores

Geometry of Fear, su primera colección en MBFW, fue el lanzamiento de su marca y de su nombre en las pasarelas o, como ella misma dice, “mi introducción en la industria de la moda española. A partir de ahí he comenzado a trabajar con otros creativos, estilistas y celebrities”, explica.

“Para mí la inspiración viene prácticamente en su totalidad del arte»

Fátima Miñana

Una colección ya de base revolucionaria partiendo unas técnicas de patronaje en 3D, tanto para replantear el concepto de las formas como el de los materiales. “Me gusta mucho utilizar tejidos con aspecto de cuero o nylon, y mezclarlos con telas más tradicionales como la lana”, comenta Miñana. “También suelo incluir en cada colección tejidos creados por mí, ya sea por la unión de otras telas, tejidos pintados a mano o creando estampados.”

Mucha de la inspiración diaria de la diseñadora viene de una búsqueda concienzuda sobre el diseño; desde la arquitectura de finales de los 50 en Reino Unido que inspiraba su primera línea hasta el mundo onírico o las películas que forman parte de su proceso creativo. “Para mí la inspiración viene prácticamente en su totalidad del arte. En ese proceso de research veo películas antiguas o documentales en busca de inspiración pero es difícil que en mi día a día encuentre algo que me sorprenda”, explica, eludiendo un proceso aleatorio de intencionalidad a la hora de crear sus prendas.

Foto: Nico Mosteiro, MUA: Suel Almazan, Modelo: Ilenia Ntete, Asistente: Maria Leyba.

El alter ego de Fátima Miñana

Precisamente en Persona, su última propuesta, quizá logra distanciarse de la teoría para llegar a fondo a su alter ego como creadora. “La verdad es que la colección que presenté en septiembre fue la única que acerca un poco al terreno personal. No lo definiría como algo autobiográfico, sino como una búsqueda de mi alter ego y de quién quiero llegar a ser como mujer.”

“Al crear una colección busco construir una ilusión y esto solo se consigue diseñando el look completo”, dice al preguntarle por su inspiración primaria en este área.

«Cuando las estilistas de Kendall Jenner me contactaron, me puse a llorar de emoción. No me lo podía creer, tuve que leer el email unas 80 veces»

Fátima Miñana

La búsqueda es una palabra clave para entender la concepción de la moda de Miñana, además de ser un momento crucial como el previo paso a dar vida a sus prendas. “Lo primero que necesito es un buen concepto en el que basar el research y la investigación posterior”, explica la creadora. “Teniendo esto, empiezo a experimentar con formas y tejidos en el maniquí y en collages, creando nuevas siluetas. A partir de aquí, comienzo a diseñar.”

Pasarela de la última colección de Miñana. Foto: Alexander C. Luque, Modelo: Paula Sanz.

Persona también es una oda a la libertad y el poder de la mujer moderna, algo que la creadora no duda en relacionar con las mujeres de su familia -”y mis amigas, que me inspiran y ayudan cada día a mejorar”.

Esto también incluye algunas a las mujeres más deseadas del mundo; desde celebridades como la actriz Mina El Hammani (Élite) o la cantante María José Llergó, hasta la modelo estadounidense Kendall Jenner, quien recientemente utilizó uno de los pantalones de su última colección. “No me lo podía creer, tuve que leer el email como 80 veces”, recuerda. “Para mí este primer contacto ya significó muchísimo, pero ya fue el colmo cuando me confirmaron que había utilizado una de las prendas.”

«Mi mayor sueño es poder seguir dedicándome a diseñar y continuar con mi marca en el futuro. Sé que no suena muy ambicioso, pero dada la situación actual es a lo máximo que me atrevo a aspirar»

Fátima Miñana

Aunque pueda sonar obvio, poder trabajar como diseñadora es un sueño hecho realidad para esta joven madrileña. “Mi mayor sueño es poder continuar con mi marca en el futuro. Sé que no suena muy ambicioso, pero dada la situación actual es a lo máximo que me atrevo a aspirar”, responde. “Y puestos a soñar, establecer mi firma en París.

La cantante María José Llergo con total look de la firma.

Uno de sus referentes en la materia es el diseñador español Josep Font. Al preguntarle por si aun es necesario triunfar fuera de España para ser reconocido aquí, responde: “No creo que esto pase solo con el diseño español. (…) Muchas veces no nos damos cuenta del talento que tenemos en nuestra ciudad o país hasta que lo vemos reconocido fuera de él. En mi caso, estoy muy contenta con el apoyo y el reconocimiento que he recibido desde el momento que presenté mi primera colección”, remarca.

La pandemia no solo ha revolucionado los hábitos de consumo sino también la forma de presentar de las marcas y concebir las colecciones en el calendario internacional. “Creo que habría que ser más responsables con la sobreproducción en la industria de la moda y limitar el número de colecciones al año a dos; otoño-invierno y primavera-verano”, dice al respecto.

“También limitaría el número de looks que sacan las grandes marcas a un máximo de 40-45, ya que llegado un punto, los diseños se convierten repetitivos e innecesarios.”

La vuelta a la artesanía y la apuesta por el slow fashion también son valores que pone en valor en su marca. “Creo que como consumidores deberíamos realizar un consumo responsable, invirtiendo en prendas atemporales y de mayor calidad, e intentando comprar a diseñadores emergentes o marcas que produzcan éticamente”, comenta.

Ya desde su anterior colección (O/I’20), Miñana ha puesto el foco en los accesorios y en especial, en unas majestuosas botas por encima de la rodilla (de estilo Barbarella, en varios colores), que fueron el calzado estrella de la temporada. “Me encanta diseñar accesorios ya que me siento más libre a la hora de experimentar que con las prendas, pero al mismo tiempo es complicado para una marca pequeña conseguir producir accesorios de calidad con tan pocos recursos”, confiesa Miñana.

Por el momento, esta es una asignatura que Miñana tiene pendiente de desarrollar más extendidamente. “Espero poder sacar en el futuro una línea de accesorios como pendientes, zapatos o bolsos”, deja entrever. “2021 va a ser de nuevo un año complicado para la industria de la moda pero confío en que mejoren los datos de la pandemia y esto conlleve la reactivación del sector”.

(Portada: Fátima Miñana. Foto: Maria Leyba García).

a.
Ahora en portada