Así están revolucionando los artistas de la música urbana la moda

J Balvin, Maluma, Bad Gyal… Los iconos globales del reggaeton se han convertido en los objetos de deseo más codiciados de las marcas de prêt-a-porter, que buscan su minuto de gloria en Instagram

“Esas Nikes te quedan nice”, canta J Balvin en una de las estrofas de su último tema con María Becerra, Qué Más Pues. El cantante e icono global no solo acaudala 12 números uno, sino que es un trendsetter desde que su imagen se volviera global tras el éxito de Mi Gente (junto a Beyoncé).

Bad Gyal x Bershka.

“Esas Nikes te quedan nice”, canta J Balvin en una de las estrofas de su último tema con María Becerra, Qué Más Pues. El cantante e icono global no solo acaudala 12 números uno, sino que es un trendsetter desde que su imagen se volviera global tras el éxito de Mi Gente (junto a Beyoncé).

Con más de 45 millones de seguidores en Instagram, el colombiano trabaja con Sita Abellán como asesora de imagen y es habitual de las Fashion Weeks (donde se le puede ver habitualmente en la front row de Louis Vuitton o Chanel).

También ha colaborado con Kim Jones (director creativo de Dior Man) o la ya mencionada marca de deporte (con unas deportivas que se agotaron en minutos) y protagonizado campañas para Guess, con quien co-diseñó una colección el pasado año.

“Esas Nikes te quedan nice”, canta J Balvin en una de las estrofas de su último tema con María Becerra, Qué Más Pues. El cantante e icono global no solo acaudala 12 números uno, sino que es un trendsetter desde que su imagen se volviera global tras el éxito de Mi Gente (junto a Beyoncé).
Imagen de J Balvin en la última presentación de Off White en París.

‘It Boys’

Además de sex símbol mundial (y como ya pasase con Dua Lipa, Maluma también es uno de los It Boys de Donatella Versace.

Artistas del reggaeton como J Balvin o Maluma son ahora los perfiles más buscados por firmas de alta costura como Louis Vuitton, Chanel, Dior o Versace

La casa de la medusa (que también viste en exclusiva a Diego Boneta como Luis Miguel en la última temporada de la serie de Netflix), consolidó su relación con el de Medellín tras los VMAs del pasado año, donde el último lució hasta tres outfits de Versace (incluyendo con el que recogió su premio por Mejor Canción Latina.

También tras vestirle para estos premios hace dos años, Olivier Rousteing propuso al cantante una colección cápsula conjunta de edición limitada, incluía ropa y zapatos inspirados por la serie de estética ochentera Miami Vice. “Para mí la moda no podría existir sin música”, dijo el director creativo de Balmain al presentar la colaboración el pasado mes de abril.

El reggaeton ha pasado de ser algo “poco abierto de miras” a una industria que genera millones a diario. Y las marcas de moda no se lo quieren perder

Los artistas del reggaeton mandan en la moda

El estilista Ed Coriano, que trabaja con artistas como Yandel, no duda en reconocer que los artistas del género ahora son los que “mandan en la moda”. El reggaeton ha pasado de ser algo “poco abierto de miras” a una industria que genera millones a diario.

Así, un estudio de Spotify dice que crece un 119% de media anual, desbancando al pop o a géneros imbatibles en las listas de éxitos estadounidenses, como el country. En consecuencia, todos los diseñadores quieren un trozo del pastel o, lo que es lo mismo: que alguno de estos intérpretes lleve algo suyo en su próximo videoclip o pase por la alfombra roja con un total look de su marca.

Además, las redes sociales hacen que la exclusividad y la inmediatez del momento cobren una relevancia nunca vista antes; desde vídeos en Tik Tok hasta entrevistas o directos desde casa, la pandemia ha dotado de un nuevo significado al seeding de la moda en esta industria.

A pesar de una todavía clara disparidad en el género, las artistas latinas están cada vez más presentes en la moda. Es es el caso de Becky G, Paloma Mami, Anitta o Nathy Peluso, quien acaba de finalizar su tour por España con la gira de su último trabajo, Calambre (con el que ya tiene un doble single de platino).

La argentina ha participado en una de las más recientes campañas de Bimba y Lola, #Bimbaylolaized, junto a otras influencers nacionales como Javiera Mena o Natalia Lacunza.

Otras, como Natasha o Anitta, también han pasado por abrazar un sonido más global que el hip hop o el funk al que estaban ligadas en sus comienzos y automáticamente han duplicado sus streamings en las redes sociales y en la pequeña pantalla (esta última tiene un documental sobre la evolución de su vida e imagen en Netflix).

Tras el éxito de su colaboración con Paloma Mami, Bershka también lanzó hace unas semanas su cápsula en exclusiva con Bad Gyal, que además de total looks icónicos incluye carcasas para el móvil, gafas pantalla o sandalias con brillos, un guiño al último éxito internacional de la artista catalana con el puertorriqueño Juanka: Blin Blin.

“Esas Nikes te quedan nice”, canta J Balvin en una de las estrofas de su último tema con María Becerra, Qué Más Pues. El cantante e icono global no solo acaudala 12 números uno, sino que es un trendsetter desde que su imagen se volviera global tras el éxito de Mi Gente (junto a Beyoncé).
Bad Gyal en la imagen de su última colección con Bershka.

Casi tan icónicos como sus temas son los looks con los que la cantante ha marcado a toda una generación con prendas llevas de guiños a los 90 y 2000, quizá el auge del empoderamiento en el pop internacional.

Lola Índigo, que también es colaboradora habitual de la marca española, es otro ejemplo de cómo el éxito actual en la industria española sigue pasado por abrazar los referentes latinos más internacionales. La cantante granadina, que se dio a conocer gracias a su participación en OT, también ha sido embajadora de Reebok, firmando la última colección de la marca el pasado verano.

Con casi un millón y medio de seguidores en Instagram y colaboraciones con Rauw Alejandro o Don Patricio en su próximo álbum, Índigo no solo representa una apuesta de imagen segura para cualquier marca, sino que (con solo) también encapsula el futuro de la música latina en España.

“Esas Nikes te quedan nice”, canta J Balvin en una de las estrofas de su último tema con María Becerra, Qué Más Pues. El cantante e icono global no solo acaudala 12 números uno, sino que es un trendsetter desde que su imagen se volviera global tras el éxito de Mi Gente (junto a Beyoncé).
Una imagen de Bad Bunny y Rosalía en el vídeo de ‘La Noche de Anoche’.

Bad Bunny: ídolo de masas y de modas

“Y yo te compro un Banshee, Gucci, Givenchy…”, reza la letra de Yonaguni, el último éxito viral del quizá más reciente ídolo de masas del reggaeton. En cuestión de un par de años Bad Bunny se ha consagrado como el mayor icono del “trap latino”, como lo definen muchos medios.

Su disco El último tour del mundo fue el más reproducido en España (según datos de Spotify) en 2020, pero el puertorriqueño encapsula el estilo urbano en la música latina como nadie y hace que cada una de sus apariciones sea más esperada que la anterior; desde el chándal con logotipo de Louis Vuitton que lució en Coachella hace un par de años hasta el total look de de que llevaba en su última alfombra roja, todos sus looks se hacen virales.

Tampoco la manicura del artista pasa desapercibida, que suele combinada con sus outifts (como en el vídeo de La Noche De Anoche, su tema con Rosalía).

Aunque la presión mediática llego a hacer que se rumorease su retirada de los escenarios en algún momento, solo se trataba de un impass para dar mayor cabida a sus proyectos de actuación: un campo en una película con Brad Pitt y una aparición como invitado en un capítulo de la tercera temporada de Narcos, que preceden a su debut en la gran pantalla con el film American Soul.

Con más de 340.000 espectadores en su último directo de Instagram, cualquiera que sea su próximo paso será un éxito de ventas asegurado.

a.
Ahora en portada