Manuscritos iluminados: así eran los ‘best sellers’ de la Edad Media

Una exposición en la Biblioteca Nacional invita a viajar por el tiempo a través de 70 manuscritos medievales, decorados con dibujos que son auténticas obras de arte en miniatura

Se les llama manuscritos ‘iluminados’ porque a los textos se acompañan con diferentes decoraciones, ya sea letras capitales decoradas, bordes y, sobre todo, miniaturas. Ahora, una exposición de estos códices de entre los siglos IX y XVI en la Biblioteca Nacional complementa la definición: y es que, frente a la Edad Media que todos tenemos en la cabeza como una etapa de tinieblas, estos libros denotan un afán por recoger el conocimiento humano, la luz.

Luces del Norte: manuscritos iluminados de la Biblioteca Nacional de España es el nombre de esta muestra, que puede verse desde hoy hasta el próximo 5 de septiembre en la sala Hipóstila de la BNE, y que culmina una investigación de tres años llevada a cabo por los comisarios, Javier Docampo y Samuel Gras, y cuyos resultados se incluyen ya en un fantástico catálogo razonado.

Best sellers de la época

La exposición recoge 70 de los 156 manuscritos iluminados analizados de los más de 800 que forman parte de los fondos de la institución que corresponden a la tradición francesa y flamenca de principios del siglo IX y hasta el XVI, ya con características renacentistas.

Luces del Norte: manuscritos iluminados de la Biblioteca Nacional de España es el nombre de esta muestra, que puede verse desde hoy hasta el próximo 5 de septiembre en la sala Hipóstila de la BNE, y que culmina una investigación de tres años llevada a cabo por los comisarios, Javier Docampo y Samuel Gras, y cuyos resultados se incluyen ya en un fantástico catálogo razonado.
Libro de horas Voustre Demeure. Foto: BNE.

Para Gras, se trata de una “exposición única que no se ha llevado a cabo nunca en la BNE”, puesto que el último catálogo razonado sobre estas colecciones data de 1933. De hecho, esta es solo una de las tres exposiciones que forman parte de un proyecto más ambicioso que estudiará la totalidad de los manuscritos iluminados de la BNE, diferenciando entre manuscritos franceses y flamencos, manuscritos italianos (alrededor de 300) y españoles (400).

En la muestra pueden verse numerosos ejemplos de libros de horas, los “best sellers de la época”, en palabras del comisario de la exposición

“Nos adentramos en el mundo íntimo de la belleza, por eso llamamos a la exposición ‘Luces del Norte’, en oposición a ese imaginario colectivo que tenemos de la edad Media como una etapa de tinieblas, que no fue tal que así, si no que a través de estos manuscritos vemos como la nobleza y la burguesía de la época se preocupa por recoger en los códices la transmisión del conocimiento”, explica el comisario. “Se empiezan a preguntar cómo promover la cultura”, añadía.

Antiguos y (muy) valiosos

El recorrido se encuentra dividido por temáticas en las que se podrá ver el pensamiento de la época en áreas como la justicia, la historia, la mujer, la religión o la diversión. Testimonios que reconstruyen la vida cotidiana y las creencias de la sociedad europea desde los tiempos de Carlomagno hasta el reinado de Francisco I.

Luces del Norte: manuscritos iluminados de la Biblioteca Nacional de España es el nombre de esta muestra, que puede verse desde hoy hasta el próximo 5 de septiembre en la sala Hipóstila de la BNE, y que culmina una investigación de tres años llevada a cabo por los comisarios, Javier Docampo y Samuel Gras, y cuyos resultados se incluyen ya en un fantástico catálogo razonado.
Libro de Horas de Carlos VIII. Foto: BNE.

Entre los códices expuestos se encuentra el más antiguo que preserva la Biblioteca Nacional de España, datado entre el 814 y el 828, el Códice Metz. Fue encargado por un hijo de Carlomagno, Drogo, obispo de Metz, y contiene un calendario astronómico, un manual de cómputo y un tratado de astronomía, además de 42 representaciones figuradas de las constelaciones, dibujadas a pluma o pintadas directamente.

También se puede admirar una colección de biblias parisinas que se fabricaban en el siglo XIII y que se exportaban a toda Europa, una colección de manuscritos sobre derecho romano, que se recupera en el siglo XIII, y códices históricos y caballerescos que forman parte de la demanda de la época. Por ejemplo, El árbol de batallas de Honorat Bovet del siglo XIV, que perteneció al Marqués de Santillana.

La muestra se complementará con otras dos centradas en los manuscritos iluminados italianos y españoles, el grueso de los fondos de la BNE que incluye alrededor de 800 códices

La luz de la poesía y de la literatura también están presente, debido al auge de la demanda de la época, por ejemplo en el Roman de la Rose del siglo XIV, la obra que da lugar a la primera querella literaria y pugna entre la autora Christine de Pisan y Jean de Montreuil, que apoyaba la visión misógina de la mujer retratada por el autor Jean de Meun.

Luces del Norte: manuscritos iluminados de la Biblioteca Nacional de España es el nombre de esta muestra, que puede verse desde hoy hasta el próximo 5 de septiembre en la sala Hipóstila de la BNE, y que culmina una investigación de tres años llevada a cabo por los comisarios, Javier Docampo y Samuel Gras, y cuyos resultados se incluyen ya en un fantástico catálogo razonado.
Roman de la Rose. Foto: BNE.

Libros de horas

Destaca también la numerosa colección de libros de horas, los “best sellers de la época”, en palabras de Gras, entre los que se encuentra el de Carlos V (de 1500) o los dedicados exclusivamente a la mujer, centrados en el culto a la Virgen María.

Para la directora de la BNE, Ana Santos, se trata de una cita «singular, valiosa y especialmente significativa» que está realizada al 100% con los fondos de la institución, que cuenta con más de 800 manuscritos iluminados.

Son libros que muestran páginas con ilustraciones en oro, plata y colores muy vivos que servían para acompañar las historias que relatan o simplemente como mera decoración. Unas obras cuyas decoraciones eran realizadas con plumas de ave o caña y con tintas de colores y pan de oro o plata.

Luces del Norte: manuscritos iluminados de la Biblioteca Nacional de España es el nombre de esta muestra, que puede verse desde hoy hasta el próximo 5 de septiembre en la sala Hipóstila de la BNE, y que culmina una investigación de tres años llevada a cabo por los comisarios, Javier Docampo y Samuel Gras, y cuyos resultados se incluyen ya en un fantástico catálogo razonado.
La muestra es solo una parte del un proyecto más amplio. Foto: BNE.

Como preámbulo a esta inauguración, el Museo del Prado y la Biblioteca Nacional de España ha organizado un acto en recuerdo de Javier Docampo, comisario la muestra y fallecido el pasado 27 de marzo de 2020.

a.
Ahora en portada