Los marcianitos invaden Marsella

Un centenar de mosaicos con las criaturas del Space Invaders conquistan las fachadas de Marsella, una iniciativa cuyos secretos se descubren en la galería MaMo

La invasión fue silenciosa, cuidadosamente planificada. En los últimos días, las criaturas de una extraña raza alienígena se apoderaron de diversos rincones de Marsella. Cuando sus habitantes se dieron cuenta, estaban rodeados por 80 de ellos.

La invasión fue silenciosa, cuidadosamente planificada. En los últimos días, las criaturas de una extraña raza alienígena se apoderaron de diversos rincones de Marsella. Cuando sus habitantes se dieron cuenta, estaban rodeados por 80 de ellos.

No es un relato de ciencia ficción, sino que es realidad. Se trata de la muestra ‘Invader estuvo aquí, donde el artista francés que crea mosaicos con los populares marcianitos usó a la galería de arte MaMo como base para su conquista de la ciudad mediterránea.

El artista Invader se escuda en el anonimato. Foto: MaMo
El artista Invader se escuda en el anonimato. Foto: MaMo

El misterio de Invader

De Invader se sabe que tiene 51 años, que estudió bellas artes en París, y que creó más de 4.000 piezas con mosaicos que pegó por todo el mundo.

El motivo principal son las criaturas del Space Invaders, el videojuego que hizo furor en los años ’80 y que abrió la puerta a los arcades, testigo que tomó luego el Pac Man para crear una revolución que sigue adelante.

Los marcianitos conquistan las esquinas de Marsella. Foto: Invader
Los marcianitos conquistan las esquinas de Marsella. Foto: Invader

Las creaciones de Invader se hacen con la misma estética de la pixelización de los videojuegos de ocho bits.

Además de los ‘marcianitos’ el artista Invader crea figuras de la cultura popular y arma frases con la estética de los videojuegos de ocho bits

Pero no todos son marcianitos: este artista urbano suele realizar frases breves, representaciones de iconos de la cultura popular como el androide R2-D2 de Star Wars, formas del cubo de Rubik y figuras en código QR.

Detalles de la muestra en el centro MaMO. Fuente: Instagram Invader.

Entre las 79 ciudades donde colocó sus mosaicos, la más nutrida es París, con una cuarta parte de sus creaciones montadas en toda clase de sitios.

La invasión de Marsella

Pero ahora el centro de cultura MaMo abrió sus puertas para que pueda colonizar a Marsella.

Desde fines de agosto y hasta el 11 de noviembre se puede ver la muestra que enseña cómo Invader fue creando un centenar de mosaicos que colocó escudado en el misterio en puntos anónimos y famosos de Marsella.

View this post on Instagram

MARS_60 Invader Was Here @marseillemodulor #marseille

A post shared by Invader (@invaderwashere) on

Otro de los nuevos mosaicos de Marsella. Foto: Instagram Invader

Entre otros sitios, se pueden descubrir en el Puerto Viejo, la iglesia Nuestra Señora de la Guardia, el acueducto de L’Estaque, el paseo de La Corniche, los barrios periféricos del Quartier Nord y la animada plaza de Le Cours Julien.

La visita a la base

En la visita al MaMo se puede explorar cómo es el taller que usó Invader para cortar trozos de cerámicos de colores, de qué forma los fue ensamblando y cómo los barnizaba para evitar su deterioro en el aire libre.

También se ve su vestuario, herramientas y bocetos de sus creaciones.

Invader con sus creaciones. Foto: Instagram Invader

Mientras trabajó allí durante el verano Invader tapizó las ventajas con papel kraft, para mantener el secretismo del proyecto.

Para poder ver el taller, hay que hacerlo desde cuatro puntos de fuga abiertos en la terraza, como si uno fuera un voyeur del arte.

Tras los pasos de la invasión

Gracias a un ‘mapa de invasión’ es posible seguir sus pasos y visualizar el alcance de la intervención, con la ubicación geográfica de las piezas colocadas.

Invader hace sus creaciones con la misma estética de la pixelización de los videojuegos de ocho bits.

Cada pieza es única en su creación. Incluso la limitada cantidad de figuras de los ‘marcianitos’ difieren en colores y actitudes, como los que se presentan bebiendo una botella de pastís.

Así se crean los mosaicos. Video: Instagram Invader

La idea del MaMo es invitar periódicamente a artistas locales e internacionales a que usen sus instalaciones de atelier efímero.

Y luego que los visitantes recorran la ciudad para descubrir sus obras. Como esos simpáticos marcianitos, que miran con sospecha desde muros y cornisas en Marsella.

a.
Ahora en portada