Las obras del Guggenheim Bilbao cobran vida con la realidad aumentada

El museo Guggenheim Bilbao presenta una muestra de Jenny Holzer, donde los visitantes tienen que usar los móviles para descubrir su arte oculto a simple vista

Los móviles pueden crear arte donde a simple vista se ven paredes. Así lo hacen gracias a la tecnología de la realidad aumentada, como experimenta el Museo Guggenheim Bilbao.

obra de arte y realidad aumentada. Foto Erika Ede

Los móviles pueden crear arte donde a simple vista se ven paredes. Así lo hacen gracias a la tecnología de la realidad aumentada, como experimenta el Museo Guggenheim Bilbao.

Este centro de arte contemporáneo presenta las obras Like Beauty in Flames (Como la belleza en llamas), donde la vanguardista artista estadounidense invita a explorar sus creaciones con estas tecnologías.

Los móviles pueden crear arte donde a simple vista se ven paredes. Así lo hacen gracias a la tecnología de la realidad aumentada, como experimenta el Museo Guggenheim Bilbao.
Al girar el móvil la obra de arte cobra vida. Foto Erika Ede

Las obras invisibles que surgen en el móvil

Se trata de obras creadas en exclusiva para el Guggenheim, que cobran una nueva vida con una aplicación diseñada para la muestra.

Con la realidad aumentada se ve cómo una columna del atrio se curva y gira en espiral a medida que aparecen mensajes

Por ejemplo, en el atrio central con el móvil se puede ver cómo una columna se curva y gira en espiral a medida que aparecen los truismos que ha escrito Holzer en inglés, castellano, euskera y francés.

Los móviles pueden crear arte donde a simple vista se ven paredes. Así lo hacen gracias a la tecnología de la realidad aumentada, como experimenta el Museo Guggenheim Bilbao.
Las columnas con los mensajes están en el atrio central. Foto Erika Ede

Los truismos son frases redactadas por Holzer, algunas de su autoría y otras de escritores a los que ella admira, que aparecen en tipografías seleccionadas por su carácter discreto y asequible, y que recuerda a los graffitis callejeros.

En el caso de esta obra, cada uno de los tres pisos del museo ofrece una experiencia diferente, porque la interacción del LED con la arquitectura del edificio cambia según la perspectiva del observador.

Las paredes con inscripciones virtuales

Si el visitante recorre la fascinante arquitectura de Guggenheim, diseñado por Frank Gehry, también se descubrirán nuevas citas en cinco puntos de la estructura.

Basta apuntar con el móvil y en las planchas metálicas irán desfilando poemas y citas de diversos autores, aunque cuando se aparte la mirada el edificio estará igual que siempre.

La aplicación diseñada por el museo permite que el arte de Jenny Holzer llegue al salón de cada hogar

Esta última acción recuerda a la obra de Holzer For Bilbao, de 2019, creada para su exposición retrospectiva Lo indecible.

Los móviles pueden crear arte donde a simple vista se ven paredes. Así lo hacen gracias a la tecnología de la realidad aumentada, como experimenta el Museo Guggenheim Bilbao.
Holzer ha usado las paredes del Guggenheim como lienzo. Foto Erika Ede

Arte en el salón de casa

Pero también es posible ver cómo los truismos cobran vida en cualquier espacio, sea en un parque o en el salón de la casa, con la tecnología de realidad aumentada diseñada por el museo.

La idea es seguir el espíritu que ha guiado la carrera de Holzer: “situar la palabra en el espacio público para favorecer la reflexión y la contemplación”, precisaron en el museo.

Los móviles pueden crear arte donde a simple vista se ven paredes. Así lo hacen gracias a la tecnología de la realidad aumentada, como experimenta el Museo Guggenheim Bilbao.
Los ‘truismos’ se despliegan en cuatro idiomas. Foto Erika Ede

Llegarán más obras de arte virtual

Además de la realidad aumentada, para el desarrollo de la aplicación también se han usado tecnologías de reconocimiento de imágenes, posicionamiento espacial en 3D y gráficos diseñados con nuevas herramientas.

Pero esta no será la única muestra de estas características: el museo anunció que el lanzamiento de Like Beauty in Flames marca el inicio de un plan de tres años en el que se presentarán “otros proyectos pioneros”, donde la tecnología cobra un papel fundamental en la obra de arte.

a.
Ahora en portada