La feria de arte contemporáneo ARCO busca la recuperación del sector

Aunque con menos galerías que el año pasado, y tras una postergación de seis meses, la feria de arte ARCO tiene esperanzas en la reactivación el mercado

La feria de arte contemporáneo ARCO tiene motivos para recuperar la fe. Aunque con cautela que manda la primera jornada ya se firmaron las primeras compras como las de la galerista Helga de Alvear y del Museo Reina Sofía, lo que augura una esperada recuperación del mercado en España.

‘Martina’s world’ de Jaume Plensa. Foto Mariscal | EFE

La feria de arte contemporáneo ARCO tiene motivos para recuperar la fe. Aunque con cautela que manda la primera jornada ya se firmaron las primeras compras como las de la galerista Helga de Alvear y del Museo Reina Sofía, lo que augura una esperada recuperación del mercado en España.

Ya sus organizadores puntualizaron el objetivo: “marcar un punto de inflexión para relanzar y reactivar el mercado del arte contemporáneo”.

La apuesta de 2021

La 40ª edición de ARCO se presenta con cambios: la expansión de la pandemia en invierno obligó a postergar la tradicional fecha de febrero por la primera semana de julio.

La feria de arte contemporáneo ARCO tiene motivos para recuperar la fe. Aunque con cautela que manda la primera jornada ya se firmaron las primeras compras como las de la galerista Helga de Alvear y del Museo Reina Sofía, lo que augura una esperada recuperación del mercado en España.
Obra de la artista Isabel Villar. Foto Mariscal | EFE

Desde hoy hasta el viernes la entrada estará limitada a profesionales, mientras que el fin de semana se abrirán las puertas al público.

El objetivo de la 40ª edición de ARCO es “marcar un punto de inflexión para relanzar y reactivar el mercado del arte contemporáneo”

El cambio de fecha fue tomado con relativa aceptación por parte de galeristas y artistas, conscientes de que las primeras semanas del verano es una temporada más difícil para cerrar acuerdos por el éxodo estival, aunque en los pasillos se reconoce que es mejor esta opción que dejar pasar la oportunidad.

Para evitar que el fantasma del coronavirus arruine la convocatoria la organización dispuso que los pasillos aumenten su ancho en dos metros, el recorrido presenta menos recovecos y en la entrada y salida hay control de temperatura. Por supuesto, el uso de mascarilla es obligatorio en todo momento.

La feria de arte contemporáneo ARCO tiene motivos para recuperar la fe. Aunque con cautela que manda la primera jornada ya se firmaron las primeras compras como las de la galerista Helga de Alvear y del Museo Reina Sofía, lo que augura una esperada recuperación del mercado en España.
Obra de la artista colombiana Beatriz Olano. Foto Mariscal | EFE

Menos galerías

El número de galerías presentes descendió de las 200 del año pasado a las 130. Sin embargo se mantiene la proporción de representantes internacionales, del orden del 55%.

De todas ellas, unas 105 están incluidas en el Programa General, a las que se suman 10 del programa comisariado Opening, pensado para nuevas galerías que presentan propuestas interesantes y que permiten descubrir otros creadores

Entre las galerías internacionales más importantes se encuentran Thaddaeus Ropac, Chantal Crousel, Mor Charpentier, Lelong, Jérôme Poggi y Perrotin, todas venidas de París; Hauser & Wirth y Peter Kilchman, de Zúrich; Carlier Gebauer, Peres Projects y Nordenhake, de Berlín; Krinzinger, Georg Kargl Fine Arts y Nächst St. Stephan Rosemarie Schwarzwälder, de Viena; Wilde, de Ginebra; o Nadja Vilenne, de Lieja.

También hay 15 galerías en el espacio Remitente. Arte Latinoamericano, que exponen obras de artistas de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú que no pudieron presentarse en el predio de Ifema.

La feria de arte contemporáneo ARCO tiene motivos para recuperar la fe. Aunque con cautela que manda la primera jornada ya se firmaron las primeras compras como las de la galerista Helga de Alvear y del Museo Reina Sofía, lo que augura una esperada recuperación del mercado en España.
‘Repositioned subtitle (tactical occupations)’, de Rafael Domenech. Foto Mariscal EFE

La hora de las mujeres

Este año ARCO impulsa la promoción de las mujeres en el mundo del arte a través del espacio Proyectos de artista, donde 25 galerías presentan creaciones exclusivas de mujeres. El objetivo es incrementar su cuota de participación, que el año pasado no llegó a un tercio del total.

Esta edición se apuesta por incrementar la participación femenina a través del espacio ‘Proyectos de artista’, con las obras de 25 mujeres

Entre ellas se encuentran las veteranas artistas Mari Chordá e Isabel Villar, presente desde la primera edición de la feria, Carmen Calvo (Premio Nacional de Artes Plásticas 2013), Dominique González-Flores y Rosa Brun.

Otras artistas de este espacio son las fotógrafas Elina Brotheurs y Ellen Kooi; Ixone Sábada y Sofía de Granades (ambas de la galería ATM), la brasileña Beth Moysés y la mexicana Teresa Margollés (quien expone una dura obra contra el feminicidio en el norte de su país).

La feria de arte contemporáneo ARCO tiene motivos para recuperar la fe. Aunque con cautela que manda la primera jornada ya se firmaron las primeras compras como las de la galerista Helga de Alvear y del Museo Reina Sofía, lo que augura una esperada recuperación del mercado en España.
‘Marietta’ de Iris Schomake. Foto Mariscal | EFE

­­­­Debates e ideas

Además de una variada agenda de actos y exposiciones en los museos de Madrid como el Reina Sofía, Caixaforum y la Fundación Telefónica, en ARCO se presentan diversas mesas redondas.

Entre los temas que se debatirán están ‘¿Cómo podemos tratar los temas más urgentes de nuestros tiempos a través del arte?’, ‘Las ferias de arte ante tiempos de cambio’, ‘Opacidad prevalente: elocuencia y reanudación de legados formales de baja legibilidad’ y el foro ‘Art Libris. Maneras de hacer’.

a.
Ahora en portada