Joanie Lemercier o cómo transformar la luz en combativas obras de arte

El artista francés desembarca en Madrid con su muestra más ambiciosa: 7 grandes instalaciones donde manipula la luz para llamar la atención sobre la sobreexplotación de la naturaleza

Joanie Lemercier lleva 15 años haciendo arte con luz. Hace muchos menos comenzó a ser consciente del gran impacto medioambiental que la creciente demanda de electricidad -de la que también depende su trabajo, que combina tecnología, geometría y formas de la naturaleza que recrea gracias a magnéticas haces de luz- tiene en el medio ambiente.

Joanie Lemercier. FUJI. Foto: Cortesía Fundación Telefónica.

Joanie Lemercier lleva 15 años haciendo arte con luz. Hace muchos menos comenzó a ser consciente del gran impacto medioambiental que la creciente demanda de electricidad -de la que también depende su trabajo, que combina tecnología, geometría y formas de la naturaleza que recrea gracias a magnéticas haces de luz- tiene en el medio ambiente.

Fue entonces cuando, como una revelación, surgió una relación de amor-odio entre su obra y los efectos que este tiene en entorno, lo que le llevó a usar su arte para llamar la atención sobre los problemas derivados de la sobreexplotación de la naturaleza.

Una de las grandes instalaciones de Lemercier (Rennes, 1982) en este ámbito, The Hambach Forest and the Technological Sublime (El bosque de Hambach y lo Sublime Tecnológico), que muestra la deforestación de uno de los bosques más antiguos de Europa a causa de la mayor mina de carbón del continente, se puede ver, hasta el próximo 25 de julio, en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid (Calle de Fuencarral, 3) en el marco de la que es su exposición más ambiciosa hasta el momento.

Paisajes de luz

Comisariada por Juliette Bibasse, experta en arte digital y en la obra de Lemercier, Joanie Lemercier. Paisajes de luz propone un recorrido por distintos paisajes que van de la contemplación de depuradas líneas abstractas y la fascinación provocada por majestuosas montañas generadas por ordenador a la inquietante realidad de una naturaleza sobreexplotada. 

La exposición nos lleva de la contemplación de depuradas líneas abstractas y la fascinación provocada por majestuosas montañas generadas por ordenador a la inquietante realidad de una naturaleza sobreexplotada

‘La luz como medio, el espacio como lienzo’ es la premisa sobre la que se asienta el cuerpo de trabajo de este artista, pionero en el uso artístico del videomapping y cofundador del colectivo AntiVJ y que, desde 2009, se centra en la creación de piezas que utilizan la luz proyectada para generar experiencias que alteran la percepción visual. De hecho, asegura, “la luz es la primer elemento para percibir el mundo” por lo que “Si cambias la luz, puedes transformar el mundo que te rodea”.

Joanie Lemercier lleva 15 años haciendo arte con luz. Hace muchos menos comenzó a ser consciente del gran impacto medioambiental que la creciente demanda de electricidad -de la que también depende su trabajo, que combina tecnología, geometría y formas de la naturaleza que recrea gracias a magnéticas haces de luz- tiene en el medio ambiente.
Joanie Lemercier. Foto: Cortesía Fundación Telefónica.

La exhibición, gratuita bajo reserva, aborda la importancia de la naturaleza en su trayectoria vital y artística y plantea una reflexión sobre la representación del medio natural a través de la tecnología.

Naturaleza geométrica

La primera parte de la muestra engloba obras que, en cierta medida, reflejan una paradoja en tanto en cuanto aspiran a captar la belleza de la naturaleza salvaje empleando herramientas digitales. Son vistas geométricas que revelan juegos de espacios, sombras y volúmenes desconcertantes para la mirada.

Es el caso de Edges (Aristas), una suerte de paisaje tecnológico, y Montagne, cent quatorze mille polygones (Montaña, ciento catorce mil polígonos), un valle rodeado por montañas creado a partir de una retícula distorsionada por un algoritmo que pone de manifiesto la difusa línea entre lo que consideramos real y la simulación generada mediante funciones matemáticas.

A continuación, dos de sus obras de la serie de volcanes, las instalaciones Eyjafjallajökull (inspirada en la irrupción del volcán islandés que paralizó el tráfico aéreo del norte y oeste de Europa en 2010) y Fuji (una representación del monte japonés aumentado por una capa de luz proyectada), que revelan la inconmensurable grandeza de la naturaleza frente al ser humano.

Joanie Lemercier lleva 15 años haciendo arte con luz. Hace muchos menos comenzó a ser consciente del gran impacto medioambiental que la creciente demanda de electricidad -de la que también depende su trabajo, que combina tecnología, geometría y formas de la naturaleza que recrea gracias a magnéticas haces de luz- tiene en el medio ambiente.
Joanie Lemercier. Edges. Foto: Cortesía Fundación Telefónica.

De su deseo por mostrar la colaboración entre el hombre y la máquina en el proceso creativo surge Paysages Possibles (Paisajes posibles), en los que, a través de un plóter que actúa como extensión de su mano obtiene imágenes de gran tamaño a partir de líneas continuas. Con el paso de las horas, los dibujos finalizados se cuelgan en las paredes, mostrando así las pruebas y errores surgidos de los fallos del propio software, que forman parte del proceso creativo de la obra.

Arte y activismo

En contraste con la fascinación generada por los entornos “fabricados” digitalmente, la segunda parte de la exposición descubre la realidad de una naturaleza repleta de cicatrices causadas por la intervención humana.

A través de colosales imágenes captadas con dron, Lemercier abandona la ficción para enfrentarnos a la sobrecogedora urgencia de salvaguardar nuestro entorno.

Joanie Lemercier lleva 15 años haciendo arte con luz. Hace muchos menos comenzó a ser consciente del gran impacto medioambiental que la creciente demanda de electricidad -de la que también depende su trabajo, que combina tecnología, geometría y formas de la naturaleza que recrea gracias a magnéticas haces de luz- tiene en el medio ambiente.
Joanie Lemercier. EYJAFJALLAJOKULL. Foto: Cortesía Fundación Telefónica.

Un ejemplo es la mencionada The Hambach Forest and the Technological Sublime. Mostrando la deforestación del bosque de Hambach, situado a tan solo 200 km de Bruselas, el artista francés llama la atención contra la necesidad de luchar contra el cambio climático y preservar la biodiversidad.

A través de imágenes captadas con dron, Lemercier abandona la ficción para enfrentarnos a la sobrecogedora urgencia de salvaguardar nuestro entorno

Él mismo brinda apoyo con su trabajo a organizaciones internacionales que combaten el cambio climático, como Fridays for Future: “Es importante tener un diálogo abierto sobre lo que está pasando y es importante usar la tecnología para contar estas historias”, explica.

Joanie Lemercier lleva 15 años haciendo arte con luz. Hace muchos menos comenzó a ser consciente del gran impacto medioambiental que la creciente demanda de electricidad -de la que también depende su trabajo, que combina tecnología, geometría y formas de la naturaleza que recrea gracias a magnéticas haces de luz- tiene en el medio ambiente.
Joanie Lemercier. HAMBACH FOREST AND THE TECHNOLOGICAL SUBLIME. Foto: Cortesía Fundación Telefónica.

La muestra concluye con Desirable Futures (Futuros deseables), un espacio de meditación y contemplación donde el artista invita a los visitantes a reflexionar sobre el presente, a reactivar su capacidad de ver el mundo y a comprometerse con él, imaginando y construyendo nuevas realidades.

¿Cómo casa este compromiso con el futuro de su arte? Cada vez es más consciente de sus límites y del gran consumo, en cuanto a energía, que conlleva: “mi objetivo es hacer instalaciones de esta magnitud, igual de inmersivas, pero con menos impacto medioambiental, por ejemplo, con luz natural”.

Joanie Lemercier lleva 15 años haciendo arte con luz. Hace muchos menos comenzó a ser consciente del gran impacto medioambiental que la creciente demanda de electricidad -de la que también depende su trabajo, que combina tecnología, geometría y formas de la naturaleza que recrea gracias a magnéticas haces de luz- tiene en el medio ambiente.
Joanie Lemercier. PAYSAGES POSSIBLES. Foto: Cortesía Fundación Telefónica.

a.
Ahora en portada