Una ciudad vacía pero presente: el confinamiento visto por los madrileños

El Museo de Historia de Madrid organiza una muestra con decenas de imágenes tomadas por los vecinos durante las semanas más duras de la pandemia

La soledad de las personas mayores, la alegría de una niña en una de sus primeras salidas a la calle, el aplauso diario a los sanitarios o un insólito aeropuerto de Barajas completamente vacío. El confinamiento que partió por la mitad este extraño 2020 dejó imágenes que nunca habríamos imaginado pero que, seguramente, tardaremos mucho en olvidar. El Museo de Historia de Madrid recopila en una exposición 40 fotografías que describen en primera persona otras tantas visiones de la ciudad durante los momentos más duros de la pandemia.

Hasta el próximo 27 de junio se podrán ver en el edificio del Real Hospicio de San Fernando, en la calle Fuencarral, las imágenes que integran la muestra Madrid 2020: una ciudad insólita, seleccionadas de un total de 325 fotos que se presentaron al concurso convocado por el Museo de Historia con el fin de documentar los difíciles e históricos momentos que vivió la ciudad durante los primeros meses de la pandemia de la covid-19.

Imágenes del confinamiento

Como en el resto del país, desde que se decretó el estado de alarma el pasado marzo, las calles de la ciudad quedaron desiertas y sus ciudadanos recluidos en sus casas, asomados a sus balcones y ventanas. Impactante en cualquier lugar, en una ciudad abarrotada como es la capital, con cientos de miles de personas que van y vienen cada día, la imagen recordaba más al escenario de una serie distópica que al Madrid que llevamos impreso en la retina.

‘Mi vecina a las ocho de la tarde’. Foto: José Luis Amo.

En mayo, el inicio de la desescalada permitió los primeros paseos. Con una mezcla de temor, esperanza y muchas ganas los ciudadanos volvieron a recorrer las calles. Calles que, seguramente, parecían muy diferentes.

Todo el recorrido quedó reflejado en cientos, miles de fotografías, muchas de las cuales los madrileños enviaron al concurso y que ahora se pueden ver en el Museo de Historia que, con esta muestra, pretende también rendir homenaje a los ciudadanos que no volverán a pisar sus lugares favoritos de la ciudad, víctimas de la covid-19.

Votos a través de Facebook

Tras recibir un total de 325 imágenes, el jurado seleccionó 40 fotografías que posteriormente se mostraron en la cuenta de Facebook del museo para que los ciudadanos pudieran elegir su favorita. Asimismo, el jurado escogió una fotografía ganadora y una segunda y tercera clasificadas.

‘Desconfinamiento’. Foto: Museo de Historia de Madrid.

La fotografía ganadora es obra de Ulises Fernández que lleva por título Resignación y esperanza, que capta en una sola imagen el que ha sido uno de los dramas del confinamiento, el de la soledad de las personas mayores.

El segundo trabajo clasificado, obra de José Luis Amo, es Mi vecina a las ocho de la tarde y plasma un primer plano en blanco y negro las manos de una mujer aplaudiendo a los sanitarios.

Por último, el jurado ha destacado una foto que representa una sensación totalmente diferente: la alegría de las primeras salidas a la calle. Bajo el título Desconfinamiento vemos el salto de una niña, probablemente en el que fuera uno de sus primeros paseos después de meses sin poder salir de su casa.

‘Destino vacío’. Foto: Museo de Historia de Madrid.

El aeropuerto como metáfora de la pandemia

En cuanto a la escogida por el público, ha sido Destino vacío, una fotografía que muestra un desolado aeropuerto de Barajas sin pasajeros ni trabajadores.

Estas y las otras 36 fotografías, que pasarán a formar parte de los fondos del museo y que testimonian cómo se vio y cómo se vivió la ciudad durante el confinamiento pueden verse en el Museo de Historia (calle Fuencarral, 78) de martes a domingo, de 10:00 h a 20:00 horas.

a.
Ahora en portada