Steve McCurry: el fotógrafo que retrata los ojos del mundo

Es uno de los mejores fotógrafos de viajes del planeta. Su nuevo libro, ‘El mundo en mis ojos’, es una puerta abierta a conocer la diversidad de culturas del planeta

Si a muchas personas se les nombra a Sharbat Gula y a Steve McCurry, se encogerán de hombros y dirán que no los conocen. Pero si se les recuerda que la primera es la famosa niña afgana de ojos verdes que mira con intensidad en la portada del National Geographic y el segundo es el autor de la emblemática imagen, las tornas cambian.

Se dice que McCurry es uno de los mejores fotógrafos de viajes del mundo. El título es rimbombante, es cierto, pero no hay muchos más adjetivo para calificar a un profesional que recorrió todos los continentes, que se pasaba tres cuartas partes de cada año fuera de su EEUU natal, que fue testigo de invasiones, revoluciones, de la riqueza más opulenta y la miseria más lacerante.

Muchas de sus imágenes, como la de la joven Sharbat, dieron la vuelta al mundo y se multiplicaron por diarios, revistas, portales y libros.

Burma. Foto Steve McCurry
Burma. Foto Steve McCurry

Las imágenes que ven la luz

Pero en su inmenso catálogo quedaron fotografías inéditas, de las cuales un centenar se presentan en El mundo en mis ojos, (Editorial Blume), un inmenso libro tanto por su contenido como por sus medidas (27×38 cm).

Lo que sobresale en las imágenes de McCurry es algo indomable: la luz de todos esos ojos.

Pico Iyer
Portada de 'El mundo en mis ojos'. Foto Steve McCurry-Blume
Portada de ‘El mundo en mis ojos’. Foto Steve McCurry-Blume

Esta es la manera en que McCurry mira al planeta y sus sociedades, pero si hay algo que caracteriza a muchas de sus fotografías son, precisamente, los ojos.

El fotógrafo y amigo de McCurry, Pico Iyer, en el prólogo dice “En muchas de sus imágenes hay un telón de fondo de ruina en forma de pobreza, guerra o decrepitud. Sin embargo, lo que sobresale es algo indomable: la luz de todos esos ojos”.

Las miradas que atrapan

Precisamente, la foto de portada, como un guiño a aquella imagen de la niña de Afganistán, es la de un hombre de Gulmarg, en Cachemira. Su mirada es hipnótica, entre cansada y tensa, la de un adulto que ha visto demasiado en una vida y región demasiado dura.

Lourdes. Foto Steve McCurry
Enfermeras en Lourdes. Foto Steve McCurry

“Steve nos acerca países que, de no ser por él, nos parecerían exóticos, y lo hace sin manipular lo que siempre tendrán de extraño para nosotros”, apunta Ilyer.

Por ello, en las páginas de este libro apenas hay texto, solo unas reflexiones sueltas, citas y poemas relativamente vinculados con las imágenes.

Madagascar. Foto Steve McCurry
Madagascar. Foto Steve McCurry

Las personas son el paisaje

Casi no hay paisaje sin presencia humana (excepto una toma de la Antártida). Pueden ser retratos de una niña jordana, de un monje novicio de Sri Lanka, de un anciano negro cansado de Arkansas, de un vendedor de Kabul que busca calor en los brazos, de la expectación de una adolescente tibetana con su bebé o de un joven pintado de azul para un ritual en Togo.

Guatemala . Foto Steve McCurry
Guatemala . Foto Steve McCurry

También hay escenas de la vida cotidiana de este diverso mundo. Están las monjas de Lourdes en un mar de carros para enfermos, las dos mujeres cubiertas de pies a cabeza mirando una tienda de lujo en Bombay, una vendedora de lirios en Antigua (Guatemala), unos ancianos campesinos que cuentan alubias en Brezani (Macedonia) y el inquietante trabajo de un dentista callejero en Cachemira (India).

Rio de Janeiro. Foto Steve McCurry
Rio de Janeiro. Foto Steve McCurry

La poesía de la luz

McCurry no solo es un documental de rostros y actitudes. En sus imágenes hay plasticidad, poesía visual.

McCurry no solo es un documental de rostros y actitudes. En sus imágenes hay plasticidad, poesía visual

Camboya. Foto Steve McCurry
Camboya. Foto Steve McCurry

Su maestría en el uso de contrastes se revela en las fiestas de Semana Santa de Guatemala, en la limpieza de un Buda en Colorado (EEUU), en el reflejo de dos pescadores en un lago de Birmania y en la escena de un corredor en una sierra con la bahía de Río de Janeiro de fondo.

Retrato de Steve McCurry
Retrato de Steve McCurry

El mundo en mis ojos es un libro para verlo con calma, para disfrutar de cada imagen en búsqueda de detalles y de la armonía de la composición. Y reconocer que hay muchos mundos por descubrir.

a.
Ahora en portada