Man Ray, o cómo un dadaísta revolucionó la fotografía de moda

El Museo de Luxemburgo de París presenta una retrospectiva de Man Ray, quien con sus ideas del dadaísmo revolucionaría la fotografía de moda

Un pintor frustrado que se codeó con el movimiento vanguardista más rebelde de principios del siglo XX revolucionó, sin esperarlo, la fotografía de moda. Ese fue Man Ray.

Así se puede ver en la exposición Man Ray y la moda, que el Museo de Luxemburgo en París inauguró hace pocos días, y que se podrá ver hasta el 17 de enero.

Fotografía de una modelo no identificada. Foto Man Ray Trust
Fotografía de una modelo no identificada. Foto Man Ray Trust

Allí se exponen 174 fotografías tomadas por este talento de la luz y las sombras, así como vestidos y cortometrajes que lo muestran en acción.

El pintor frustrado

El fotógrafo nacido como Emmanuel Radnitzky en 1890 llegó a París desde EEUU en 1920 atraído por el movimiento dadaísta.

Como pintor era un fracaso, no lograba vender ni un cuadro; pero de a poco se animó a la fotografía. Y como una película revelada en el laboratorio, de a poco emergería su verdadero talento.

Un diseñador de alta moda le propuso realizar fotografías de moda. Y su sello quedaría impreso en revistas como Femina, Harper’s Bazaar, Vanity Fair y sobre todo Vogue

Marie-Laure de Noailles vestida para el baile del Fondo del Mar Foto Man Ray Trust
Marie-Laure de Noailles vestida para el baile del Fondo del Mar Foto Man Ray Trust

Composiciones poco convencionales o conmovedoras, reencuadres, juegos de luces y sombras, solarización y coloración fueron algunas de las innovaciones que experimentó a pesar de la limitación de medios técnicos.

Esas ideas innovadoras del dadaísmo y el surrealismo, incomprensibles para muchos, fascinaba a Man Ray y no dudaba de aplicarlas en sus composiciones.

La llegada al mundo de la moda

El diseñador Paul Poiret le propuso trabajar como fotógrafo de moda, y Man Ray inició un camino que cambiaría las reglas de juego.

Retrato de Coco Chanel. Foto Man Ray Trust
Retrato de Coco Chanel. Foto Man Ray Trust

Las revistas Femina, Harper’s Bazaar, Vanity Fair y sobre todo Vogue buscaron su forma particular de presentar a modelos y vestidos.

«Man Ray mostraba un estilo, un movimiento y un momento esencial en la historia de la moda»

Alain Sayag, comisario de la exposición

Hasta ese entonces la moda se limitaba a retratos y presentación de bocetos. Con Man Ray, la fotografía artística se apoderaría de las páginas.

Obstrucción, el cruce entre arte y moda. Foto: Man Ray Trust
Obstrucción, el cruce entre arte y moda. Foto: Man Ray Trust

Más que una forma de vestir

En los años 30 la moda era un fenómeno de masas, y Man Ray estaba en la cumbre de su creatividad.

“Las fotografías de Ray que se publicaban en las revistas no mostraban tan sólo una manera de vestir sino un estilo, un movimiento y un momento esencial en la historia de la moda”, dijo Alain Sayag, comisario de la exposición, a la agencia Efe.

En la muestra se pueden ver imágenes publicadas en Vogue entre 1924 y 1928, así como el famoso retrato que Man Ray hizo de Coco Chanel, fumando, y con sus manos en los bolsillos.

Exposición de Man Ray en Paris Foto EFE
Exposición de Man Ray en el Museo de Luxemburgo, en París. Foto: EFE

Pero también se exhiben tomas más íntimas de la diseñadora, en actitud relajada o con poses tímidas.

También se pueden escuchar y ver testimonios de grandes representantes de la moda y la imagen como Martin Margiela, Diana W. Picasso, Hans-Ulrich Obrist, Thaddaeus Ropac y Roe Ethridge que explican el legado del fotógrafo.

Man Ray convirtió a la fotografía de moda en un arte en sí mismo. Fue testigo de la revolución social que se vivió en los ‘locos años ‘20’, y lo inmortalizó aplicando las ideas más innovadoras de la imagen.

a.
Ahora en portada