La vida salvaje retratada en las fotos más impactantes del mundo

De tigres siberianos en la frontera entre Rusia y China a primates, zorros y avispas: estas son las mejores imágenes de vida salvaje de 2020

Un momento único, una escena íntima y un bosque mágico. Son los tres elementos que hacen de El abrazo, del fotógrafo ruso Sergey Gorshkov la fotografía más hermosa de vida salvaje en 2020. Hasta 11 meses necesitó el fotógrafo para captar a una tigresa de Amur abrazando un abeto de Manchuria en el Lejano Oriente ruso.

Su paciencia y, sobre todo, la espectacular imagen obtenida, le han valido el primer premio en la 56 edición de Wildlife Photographer of the Year que organiza el Museo de Historia Natural de Londres -solo este año se recibieron más de 49.000 fotografías a concurso-.

A partir de hoy, 16 de octubre, tanto esta como las otras fotografías ganadoras pueden verse en una exposición en sus instalaciones, que después viajarán a otras ciudades de Europa.

Un bosque mágico

“Es una escena como ninguna otra” señala la reconocida escritora y editora Rosamund Roz Kidman Cox, presidenta del jurado de los premios. Y estamos de acuerdo. Un bosque onírico es el marco en el que se desarrolla la escena, con los rayos de sol bajo del invierno resaltando el abeto centenario y derramándose sobre el pelaje de la enorme tigresa, mientras ella se agarra al tronco y se restriega con un gesto de “éxtasis obvio” mientras inhala el aroma de la resina y deja, a su vez, su marca como mensaje.

El momento excepcional, casi una historia en una sola imagen, también habla en texturas y colores de este fantástico animal, el tigre de Amur, “un símbolo de la naturaleza rusa”.

El abrazo, de Sergey Gorshkov. Wildlife Photographer of the Year 2020
El abrazo, de Sergey Gorshkov. Wildlife Photographer of the Year 2020.

De hecho, esta especie, conocida como tigre siberiano, del Caspio o persa, solo habita en algunos bosques del extremo sureste de Rusia, en la región del río Amur, cerca de la frontera entre Rusia y China.

Para captar la imagen, Gorshkov instaló en el bosque cámaras automáticas que se activan cuando detectan movimiento. Sin embargo, le llevó meses estudiar la zona y analizar las rutas de estos grandes felinos, determinante para saber dónde colocar sus cámaras.

Tim Littlewood, del Museo de Historia Natural y miembro también del jurado, señaló que tras ser “cazada hasta el borde de la extinción en el siglo pasado, la población de tigres Amur todavía está amenazada por la caza furtiva y la tala hoy en día”. A su juicio, la vista de esta imponente tigresa en su entorno natural “nos ofrece esperanza”. De hecho, informes recientes sugieren que la población de estos animales está aumentando gracias a los esfuerzos dedicados a su conservación.

“A través del poder emotivo único de la fotografía, recordamos la belleza del mundo natural y nuestra responsabilidad compartida de protegerlo” subraya.

El zorro que consiguió el ganso

En la categoría de jóvenes fotógrafos el premio absoluto recayó en la imagen de la finlandesa Liina Heikkinen y su imagen que recoge el exacto momento en que un joven zorro se retira con una presa para no compartirla con otros animales. Con las plumas aún en el aire, la fotografía transmite “una sensación de drama furtivo y una urgencia frenética”, señala el cineasta y miembro del jurado Shekar Dattatri. “El enfoque nítido de la cara del zorro nos conduce al lugar donde está la acción; es un gran momento de la historia natural capturado a la perfección”, añade.

La vida salvaje retratada en las fotos más impactantes del mundo
‘El zorro que consiguió el ganso’. Foto: Liina Heikkinen.

Más joven aún, el español Andrés Luis Domínguez Blanco, de Ubrique, es el ganador de otro de los premios con su imagen ‘Perfecto equilibrio’, que retrata un pájaro -una tarabilla común- posado en el tallo de una flor que se vence bajo su delicado peso.

Foto: Andrés Luis Dominguez Blanco.
Foto: Andrés Luis Dominguez Blanco.

Otro español, José Luis Ramírez Jiménez, es el ganador de la fotografía ganadora de la categoría Comportamientos de aves que muestra a varios somormujos lavancos en Brozas (Cáceres) captados mientras las crías navegan sobre las espaldas de uno de sus progenitores mientras el otro les alimenta.

La vida salvaje retratada en las fotos más impactantes del mundo
Foto: José Luis Ramírez Jiménez.

Retratos de animales

Un mono narigudo es el protagonista de ‘La pose’, la fotografía campeona en la categoría de Retratos de animales. La imagen, de Mogens Trolle de Dinamarca, muestra al animal con los ojos cerrados y ladeando la cabeza que deja ver sus párpados azulados en una pose en la que parece meditar. La imagen fue tomada en un santuario de estos animales en Borneo.

La vida salvaje retratada en las fotos más impactantes del mundo
‘La pose’ Foto: Mogens Trolle.

Otro mono, en una situación muy diferente, protagoniza la imagen ‘La trastienda’, de Paul Hilton, ganadora en la categoría Historias de Fotoperiodismo, donde un macaco cola de cerdo posa encadenado y expuesto como atracción en un mercado de pájaros de Indonesia.

La vida salvaje retratada en las fotos más impactantes del mundo
Foto: Paul Hilton.

Invertebrados

‘Una historia de dos avispas’ es el título de una composición de Frank Deschandol que muestra a una especie de avispa excavadora (‘Ammophila sabulosa’) y a una avispa cuco (‘Chrysididae’) y que se ha alzado con el premio en la categoría de Comportamiento de invertebrados.

La vida salvaje retratada en las fotos más impactantes del mundo
Foto: Frank Deschandol.

Una cucaracha tigre gigante y unas hormigas tejedoras protagonizan ‘La última picadura’, de Ripan Biswas, una imagen tomada en Buxa (La India) y que muestra a una de las hormigas mordiendo a la cucharacha en una de sus patas traseras cuando esta intentaba cazar a las hormigas. Es la ganadora de la categoría Portafolios.

La vida salvaje retratada en las fotos más impactantes del mundo
Foto: Ripan Biswas.

Río de fuego

‘Río de fuego del Volcán Etna’, de Luciano Gaudenzio, es el nombre de esa hipnótica imagen ganadora de la categoría Entornos de la tierra. La instantánea captada en 2017 retrata una lengua de fuego deslizándose lentamente en el Monte Etna en el momento del ocaso, lo que le permitió captar un enorme contraste de colores y un aire dramático.

‘Río de fuego del Volcán Etna’. Foto: Luciano Gaudenzio.
‘Río de fuego del Volcán Etna’. Foto: Luciano Gaudenzio.

En pocos días, el 19 de octubre, arranca la próxima edición del concurso. Se recibirán trabajos hasta el próximo 10 de diciembre y las bases del concurso están ya publicadas en la web del museo.

a.
Ahora en portada