La mayor muestra en Europa sobre Cindy Sherman se vuelve virtual

Louis Vuitton ha creado una visita interactiva sobre ‘Cindy Sherman en la Fondation’ disponible online en varios idiomas

Hacía 14 años que la obra de Cindy Sherman no visitaba París. La primera vez fue en el Jeu de Palme, recogiendo sus trabajos hasta esa fecha (es decir, hasta las Clown series, 2003-04). Ahora, la Fundación Louis Vuitton ha trabajado mano a mano con la artista estadounidense para dar forma a una retrospectiva de su obra que recoge 170 trabajos -de 1975 a 2020- con especial énfasis en algunas de sus piezas más recientes y otras inéditas hasta ahora.

“Confío en que nos perdone por el tiempo que hemos tardado en concederle la importancia que merece como una de las más prominentes e influyentes artistas de nuestro tiempo”, ha dicho al respecto Bernard Arnault, el magnate al frente del conglomerado de lujo.

Una de las razones que motivan el más que evidente entusiasmo del presidente de la Fundación Louis Vuitton con el trabajo de Sherman es la facilidad de identificación que tiene el visitante con ella y con su vida y, a la vez, por la distancia de la artista hacia esta. “Cuando alguien etiqueta su trabajo como autorretratos, ella contesta que quizá lo sean, pero que no se ve en ninguno de esos personajes”, explica el propio ejecutivo.

Vista de la exposición de Cindy Sherman. Foto: Fondation Louis Vuitton, Paris.

Tour virtual

En resumen, la muestra Cindy Sherman at the Fondation engloba más de 300 imágenes de series que incluyen imágenes fijas de películas sin título, moda, retratos de historia, desastres, disparos a la cabeza, payasos, retratos de sociedad, murales y flappers, así como un nuevo conjunto de imágenes que presentan figuras masculinas y parejas, repartidas entre 1.500 m2.

«Sherman entiende las implicaciones que conlleva la apariencia y el autorretrato, incluyendo el papel que juega la vanidad o la creatividad»

Bernard Arnault

Con la clausura prevista inicialmente para el 3 de enero y con los museos franceses cerrados como consecuencia de la pandemia, ahora podemos disfrutar de forma excepcional de la exposición sin movernos del sofá.

El micro-tour de 20 minutos se acompaña de los comentarios de los comisarios de la exposición y está disponible en inglés y francés.

Además, y de forma extraordinaria, la Fundación ha puesto a disposición de los visitantes un tour en directo para visitas en 360º y preguntas con un responsable de la institución.

“Sherman se ha convertido en una artista tremendamente influyente precisamente porque entiende las implicaciones que conlleva la apariencia y el autorretrato, incluyendo el papel que juega la vanidad o la creatividad en muchos de los casos” comenta Arnault, y añade: “Sin duda, ha adoptado tantos personajes que con alguno nos gustaría haber jugado nosotros mismos, pero quizá nunca nos hemos atrevido a experimentarlo.

La retrospectiva de Sherman se acompaña con otra muestra llamada Crossing Views con retratos de los fondos de la colección de la Fundación escogidas directamente por la artista

Vistas cruzadas

La parte retrospectiva, que coincide casi en su totalidad con una muestra expuesta en National Portrait Gallery de Londres en 2019, se acompaña con una segunda exposición que recoge una selección de obras de la colección permanente de la Fundación: Crossing Views, y que han sido escogidas por la artista desde la perspectiva del retrato y sus posibilidades.

Marina Abramović, The Kitchen V, Carrying the Milk, 2009.

Louise Bourgeois, Samuel Fosso, Marina Abramovic o Damian Hirst son algunos de los veinte artistas internacionales incluidos en esta parte de la exposición, cuyos trabajos (o los temas de los mismos) se encuentran altamente relacionados relacionados con la carrera de Sherman.

“Tuve la idea de estas ‘vistas cruzadas’ durante una reunión de trabajo en el apartamento parisino de la artista, donde colecciona muchas obras de artistas ‘emergentes’”, comenta Suzanne Pagé, directora artística de la Fundación. “Para mí era una prueba de su atenta y activa presencia en la escena del arte, además de la curiosidad permanente que reside en su mirada”.

Probablemente uno de los rasgos más descriptivos de Sherman a la hora de su ejecución artística es su “distante lucidez” o, en palabras de la propia Pagé: “esa capacidad de combinar la total maestría con ese sentimiento permanente de ‘do it yourself’”. “En ese proceso, donde se incluye el juego de roles, lo postizo siempre acaba revelando la verdad”.

Cindy Sherman, Untitled 97, 1982.

Del tapiz a Instagram

Usando fotografía tanto analógica como digital, así como sus archivos visuales que pasan de la versión real a la falsificada, Sherman reinventa el formato constantemente. “Además, transgrede las normales establecidas gracias a su habilidad de combinar las últimas tecnologías (como Photoshop o Instagram) con formatos más vintage como el tapiz (en Tapestries, 2019-20)”, explica la comisaria.

Sherman, que además de multi-tasker sigue siendo autodidacta en muchos de los ámbitos que practica en sus instantáneas (maquilladora, costurera, productora o fotógrafa técnica, además de modelo), está permanentemente conectada con la actualidad e implicada con los temas más sociales. Es el caso de la cuestión de la identidad, el género o la inseguridad que, junto a su oposición a la tiranía de la imagen, siguen influyendo su trabajo hasta la fecha.

a.
Ahora en portada