Imágenes del año en que el tiempo se detuvo

PhotoEspaña presenta la iniciativa ‘Tiempo detenido’, en que 42 fotógrafos retratan cómo impacto la pandemia y el confinamiento en la sociedad

¿Cómo recordaremos este 2020, el año de la pandemia, en que la vida como la conocíamos cambió radicalmente en un abrir y cerrar de ojos? Quizás lo simbolicemos con algunas de las imágenes del proyecto Tiempo detenido. Memoria fotográfica del confinamiento, organizado por PHotoEspaña y Enaire.

Los 42 fotógrafos convocados reflejan diferentes facetas de la realidad dividida en cuatro categorías: ausencia, ensoñación, urgencia y espera.

En cada una de ellas uno de estos profesional reflejó como vivió y sintió la primavera del confinamiento, o de qué manera piensa que debe ser recordado.

Ausencia

En Ausencia se centra en la radiografía de la sociedad tras la declaración del estado de alarma el 14 de marzo. “Las ciudades perdieron el pulso y en las calles reinó el silencio”, dice Mireia Puigventós en la introducción del proyecto.

Así han logrado imágenes surrealistas de avenidas desiertas, parques donde reina la soledad, tradicionales espacios de encuentro donde no había nadie a quien encontrar.

“Las ciudades perdieron el pulso y en las calles reinó el silencio”

Mireia Puigventós

Estos espacios que solían ser ‘telón de fondo’ pasaron a ser protagonistas de horas inmóviles, dice esta experta en artes visuales.

Madrid vacía de coches, gente, vida. Foto: Eduardo Nave-PhotoEspaña
Madrid vacía de coches, gente, vida. Foto: Eduardo Nave-PhotoEspaña

Así es como Jordi Bernardó retrata a las fuentes de Montjüic sin cascadas ni turistas, Eduardo Nave recorre una Madrid vacía, Samuel Aranda muestra una Barcelona que ‘baila con fantasmas’ y Rif Spahni enseña cómo cambian los paisajes de Mallorca sin nadie que los contemple.

Urgencia

La quietud de Ausencia contrasta con el vértigo de la categoría de Urgencia. Estas son fotografías del “desvelo colectivo”, donde se imprime el “esfuerzo sobrehumano de ir y venir, de esquivar a la muerte, de atender a la vida de los profesionales en primera línea de la crisis sanitaria”, precisa Puigventós.

Los sanitarios, en la primera línea de lucha contra la Covid-19. Foto: Manu Brabo-PhotoEspaña
Los sanitarios, en la primera línea de lucha contra la Covid-19. Foto: Manu Brabo-PhotoEspaña

Si solíamos hablar de tiempo presente, el coronavirus nos llevó a cambiar de percepción y plantear que este es un “tiempo inminente”.

Si solíamos hablar de tiempo presente, el coronavirus nos llevó a plantear que estamos en un “tiempo inminente”

Carlos Spottorno, Gervasio Sánchez, Álvaro Calvo, Anna Surinyach, Isabel Muñoz, Gianfranco Tripodo y Ricardo García Vilanova, entre otros, muestran escenas que parecen de películas de Hollywood como las brigadas militares de desinfección, además de reflejar el trabajo cotidiano de médicos y enfermeras en primera línea en la lucha contra el virus, la soledad de los pacientes, la atención en las residencias de ancianos, los gigantescos hospitales en recintos feriales, el cuidado de los mayores, etcétera.

Espera

Si el tiempo se ha detenido, solo queda esperar. En este apartado se ven fotos más introspectivas, de cuando la gente buscaba maneras de trabajar sin poder salir de casa, de matar el tedio, sobre todo entre los niños y adolescentes.

“Es un homenaje al relato de las vidas, a la suspensión del reloj, y un reflejo de un estado anímico y mental que oscila entre el olvido de uno mismo y la conciencia de sí”, explica Puigventós.

Que nada saque las ganas de jugar. Foto: Jonás Bel-PhotoEspaña
Que nada saque las ganas de jugar. Foto: Jonás Bel-PhotoEspaña

Jonás Bel, Isabel Permuy, Bego Antón, Sandra Balsells, Olmo Calvo y Santi Burgos, entre otros, ofrecen una lectura íntima de niños que recrean mundos de fantasía en sus hogares, de la ceremonia de los aplausos a las ocho, de la vida de una pareja ante un inminente nacimiento, el día a día de los vecinos de Lavapiés y el registro del paso del tiempo según crecen los árboles y arbustos.

Ensoñación

Pero hay esperanzas, y eso se refleja en Ensoñación, que puede estar marcado por “el aburrimiento de la cotidianeidad” o ser “el lapso de tiempo que desencadena la fantasía”.

Esta experta apunta que son “imágenes lindantes, febriles, que dormitan, que se activan con el deseo de encontrar otros mundos, a veces ficticios. Admitidas como un altavoz del zumbido de la vida profunda, inspiradas por ojos sabáticos”.

Pequeños detalles de cómo la primavera seguía adelante. Foto: Lurdes Basoli-PhotoEspaña
Pequeños detalles de cómo la primavera seguía adelante. Foto: Lurdes Basoli-PhotoEspaña

Los visitantes a esta muestra virtual pueden votar por el mejor proyecto. Las imágenes serán editadas para un libro que se publicará en septiembre

Fotógrafos como Estela de Castro, Fernando Maqueira, Laura San Segundo, Juan Millás y Rafael Trapiello se centran en historias que giran en torno a detalles, mundos efímeros creados por el encierro, como la rutina de las hormigas en una casa rural, la evasión de un fotógrafo por medio de la fotografía, el pequeño aire de libertad en un campo en Elche y de la fantasía de un apartamento invadido por plantas e insectos.

En la web de PHotoEspaña se podrá elegir el mejor proyecto, y además de la exposición virtual las imágenes de estos 42 fotógrafos se podrán ver en un libro que se publicará en septiembre de este año.

a.
Ahora en portada