La soledad y esperanza ante la pandemia, vista desde Cantabria

La muestra ‘Pandemia. Covid en Cantabria’ presenta la mirada de 12 fotógrafos sobre la lucha y adaptación de pueblos y ciudades de esa comunidad autónoma

No hay que perder de vistas las actividades culturales que se organizan en Cantabria, una de las mecas emergentes del arte estos últimos años.

Y no solo hablamos del Centro Botín, sino también de eventos como el que se organiza en el edificio Casyc, de la Fundación Caja Cantabria, que acoge la muestra ‘Pandemia-El covid en Cantabria’, que se puede ver hasta el 26 de febrero.

Exposición ‘El Covid en Cantabria’. Foto Román Aguilera-EFE.jpg

Las miradas de la pandemia

Las imágenes fueron realizadas por fotoperiodistas locales pero podrían ser de cualquier otro punto de España. O del mundo.

En ellas se ven las caras más trágicas pero también las más esperanzadoras de un pueblo frente a la crisis, desde la rutina en adaptarse a la nueva normalidad a los intentos de disfrutar de la música, la pareja o la familia a pesar de las limitaciones.

Las fotografías fueron realizadas por fotoperiodistas de Cantabria pero podrían ser imágenes de cualquier otro punto de España

12 miembros de la Asociación Profesional de Fotoperiodistas Cántabros presentan un despliegue de 25 imágenes, entre las que se encuentran la de Javier Colomer con una larga fila de personas con carros vacíos en un supermercado, la de Pedro Puentes Hoyo con un retrato del director de orquesta Javier Marín con mascarilla, o la de Celedonio con las vistas de un pueblo con un conmovedor mural que busca ‘alejar a la muerte’.

Las diferentes caras de la pandemia. Foto Esteban Cobo/APFC

En la exposición, aunque duela, hay muchas imágenes de la cara más dura de la pandemia, como la lucha de los sanitarios, los funerales y las calles vacías.

Alertar sobre los controles y la censura

La muestra tiene un doble objetivo: “es una llamada a no olvidar lo ocurrido para que, además de perder vidas, no hayamos perdido también libertades”; indica un panel en la entrada.

Así lo confirman algunos de los participantes como Alberto Aja, fotógrafo de El Diario Montañés: “No se ha permitido contar las cosas como realmente son, nos han limitado el acceso, han querido controlar la información y han robado a la sociedad la capacidad de ver la crudeza de lo que estaba siendo la pandemia. Hay maneras de contarlo, nuestra profesión está preparada para hacerlo sin caer en el morbo», dijo.

Las miradas son de Cantabria, pero se extrapolan a cualquier punto de España. Foto Esteban Cobo/APFC

La muestra “es una llamada a no olvidar lo ocurrido para que, además de perder vidas, no hayamos perdido también libertades”

El problema de entrar en los hospitales y centros sanitarios contrasta con la agilidad que han demostrado las fuerzas y cuerpos de seguridad para que los fotógrafos puedan realizar su trabajo, compara Esteban Cobo, colaborador durante 30 años de la agencia EFE.

La muestra se compone de 25 imágenes. Foto Esteban Cobo/APFC

La visita a este centro de la Fundación Caja Cantabria también sirve para recordar la importancia del fotoperiodismo para conocer miradas de la realidad que escapan al resto de las personas.

“El fotoperiodismo, cuya vigencia nunca ha sido más necesaria, se ha esforzado día a día en reunir retazos de imágenes que conforman nuestra memoria colectiva”, puntualizan los organizadores de la muestra.

a.
Ahora en portada