Un viaje por el mundo a través de las mejores fotos de gastronomía de 2021

Con más de 10.500 fotos de 70 países, el concurso Food Photographer of the Year de Pink Lady nos lleva de viaje por las culturas que rodean los fogones en todos los rincones del mundo

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.

En torno a la cocina han sucedido muchas de las cosas importantes estos meses. Por eso, la foto ganadora del Food Photographer of the Year 2021, el prestigioso concurso que organiza la firma Pink Lady, ha premiado como foto del año una imagen tan tierna como poderosa en estos tiempos, que captura la alegría de una joven familia mientras prepara la comida en un día cálido y soleado en Licheng, provincia de Shanxi (China).

Cocina y pandemia

Con el nombre de Taste, la instantánea del fotógrafo chino Li Huaifeng, se alzó con el primer premio de la categoría principal y también de la sección ‘Food for the Family’ en un año de récord en el que se recibieron más de 10.500 fotografías de 70 países y que coincide con la décima edición del concurso.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
‘Food for Celebration’. Foto: Li Huaifeng, Happy Birthday | Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

En palabras de la fundadora y directora de los premios, Caroline Kenyon, ”Esta imagen es técnicamente sobresaliente en el uso de la luz y la composición”. Sin embargo, reconoce, “lo que la eleva al nivel de importancia histórica es la profundidad de su narración y su emoción. Habla de un año de aislamiento y de la vida en interiores, viviendo en pequeñas comunidades con la familia más cercana”.

En el décimo aniversario del concurso se recibieron más de 10.500 fotografías de 70 países del mundo

Esta fotografía en particular habla de esos momentos: “La escena está bañada de amor, con ecos de Madonna con niño. Una foto excepcional que demuestra perfectamente que la fotografía no necesita impactar ni perturbar para ser grandiosa o memorable”, señala Kenyon.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
‘Errazuriz Produce’. Foto: Oscar_Oliveras, A Grape View | Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

Fotógrafos españoles premiados

En este 2021, “un año muy especial” para el concurso por celebrar su décimo aniversario, según Phil Turnbull, director ejecutivo de APAL, propietario de Pink Lady y principal patrocinador de los premios, “es maravilloso haber recibido un número récord de participantes”. “A medida que el alcance del certamen crece, va convirtiéndose en una verdadera fuente de inspiración y una celebración a nivel mundial del arte de la fotografía gastronómica”.

También en esta edición varios fotógrafos españoles han conseguido importantes premios, entre ellos Óscar Oliveras, con su obra A Grape View, ganadora en la sección ‘Fotógrafo del año vino Errázuriz – Producción’, tomada el primer día de la cosecha de sauvignon blanc en el Château des Ganfards, en Saussignac (Francia), donde trabajaba como enólogo. La imagen retrata el momento justo en que se descargan las uvas en el tractor, conducido por Jean Claude Géraud, que las llevará a la bodega para su prensado.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
Gilbert Bages, What heaven looks like. Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

Además, Gilbert Bages, con su obra What heaven looks like, obtuvo el tercer puesto en la categoría ‘Gente’ del premio Errázuriz, mientras que Tono Balaguer obtuvo otro tercer puesto en la sección ‘Producto’ con una escena que captura el momento en que un trabajador limpia un tanque de vino.

Fotos que cuentan historias

El concurso, abierto a profesionales y amateurs de todo el mundo, pone de relieve la creciente importancia de una nueva disciplina artística: la fotografía gastronómica, auspiciada por el auge de lo culnario y de las redes sociales. Con sus premios, destaca instantáneas que, más allá de su belleza estética, “son capaces de contar historias, mostrar la realidad y las costumbres de diferentes culturas e, incluso, servir de denuncia social”.

Es el caso de imágenes como Drying Okra, de F. Dilek Uyar, vencedora en la categoría ‘Bring Home the Harvest’ sobre el secado de flores de okra en Tokat (Turquía). Las mujeres, como las que aparecen en la imagen, recogen estas flores del campo y las colocan en una cuerda; cuando las flores secas se caen, la okra está lista para usarse como ingrediente en la preparación de platos.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
F.Dilek Uyar, Drying Okra. Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

De denuncia es la imagen Drinking from garbage, del fotógrafo de Bangladesh Md Mahabub Hossain Khan, distinguida con el premio en la categoría ‘World Food Programme Food for Life’ que muestra a un niño bebiendo sobre una montaña de basura.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
Md Mahabub Hossain Khan, Drinking from Garbage. Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

Otras categorías

Este año, con un jurado presidido por el legendario fotógrafo gastronómico David Loftus e integrado por Fiona Shields, directora de fotografía de Guardian News & Media; la escritora Susan Bright; el autor y fotógrafo de libros de cocina Nik Sharma; el chef Simone Zanoni; la galerista Alison Jacques; y presidenta de Champagne Taittinger, Vitalie Taittinger, se ha introducido una categoría en memoria de Claire Aho, la fotógrafa más importante de Finlandia: el Premio Claire Aho para Fotógrafas.

La ganadora de la primera edición de esta categoría ha sido Marina Spironetti, con su magnífico retrato Carniceras de Panzano.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
Marina Spironetti, Donne macellaie, Panzano. Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

Apple in cake, de Natalia Bogubowicz (Polonia), resultó ganadora de ‘Pink Lady Apple a Day’, categoría que recoge instantáneas protagonizadas por manzanas. “Esta es una categoría que permite que la imaginación del fotógrafo divague”, explica Caroline Kenyo. “La ganadora ha combinado ingeniosamente la deliciosa fotografía de comida clásica con un descarado aparte en una rebanada de manzana a medio comer”.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
Natalia Bogubowicz, Apple in Cake. Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

Champagne Taittinger también patrocina una categoría, la de ‘Wedding Food Photographer’, que en 2021 destacó el trabajo Many a slip del francés John Armstrong-Millar que retrata un momento improvisado y no tan pautado capturado en una boda.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
John Armstrong-Millar, Many a Slip. Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

Comer en el mundo

Otras categorías muestran la cultura y costumbres en torno a la comida de diferentes partes del mundo; es el caso de la sección ‘Comida en la mesa’, cuya ganadora es una instantánea de Thong Nguyen (Vietnam) que retrata a personas disfrutando de su Pho (un plato de fideos con pollo y ternera) para el desayuno en un mercado semanal local.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
Thong Nguyen, Breakfast at weekly market. Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

En la categoría ‘Comida en el Campo’, la foto ganadora es la de Harry Williams (Gran Bretaña) que retrata a un granjero a caballo vigilando a sus vacas bajo la sombra dramática de un castillo.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
Harry Williams, Farmer with his Longhorn Cattle. Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

El ganador absoluto del concurso, Huaifeng Li, se lleva también el premio de la categoría ‘Comida para celebrar’ con una captura de una celebración de cumpleaños en Songjiazhuang, en la provincia china de Shanxi, dentro de una cueva que sirve como hogar y donde, a pesar de la sencillez, se celebra una cita como el cumpleaños de la hija con un pastel.

En cuanto al premio ‘Comida callejera’ este año recae en Viet Van Tran y su foto Disfrutando, que captura el momento en que cuatro chicas disfrutan con fruición de una deliciosa sopa dulce en el casco antiguo de Hoy An, en el centro de Vietnam.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
Viet Van Tran, Enjoying. Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

Fujifilm patrocina una sección que premia la innovación y que, en esta edición, ha recaído sobre Abdul Momin (Bangladesh) y su trabajo Making Rice Noodles que muestra cómo un trabajador inspecciona en una fábrica si los fideos de arroz ya están secos o no.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
Abdul Momin, Making Rice Noodles. Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

En el apartado de ‘Estilista de alimentos’, el estilista Martin Grünewald y el fotógrafo Frank Weinert se alzan con el galardón por su imagen Winteropulenz: un suntuoso bodegón de verduras y frutas de invierno.

En este año pandémico, plagado de restricciones y sin viajes, más que nunca hemos abrazado la gastronomía como una fórmula de evasión. Y no solo porque preparar recetas nos ayudó en los momentos más duros del confinamiento –que también, como ya demostraron los lineales de los supermercados vacíos de harina o levaduras, entre otros ingredientes-. Y es que basta un simple bocado para hacernos volar a otras culturas y otros lugares.
Martin Grunewald, Winteropulenz. Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021.

(Foto de apertura: ‘Taste’, Li Huaifeng, primer premio del concurso Pink Lady® Food Photographer of the Year 2021).

a.
Ahora en portada