El dolor y la esperanza ante la pandemia, claves de las mejores fotografías periodísticas

Mads Nissen se alza con el premio del World Press Photo con una instantánea del primer abrazo que recibe una anciana tras meses de distanciamiento social

Vulnerabilidad, dolor, temor y soledad, pero también esperanza, resistencia, empatía y amor. La mejor foto del año sintetiza en una sola imagen la lucha contra la covid. La firma el danés Mads Nissen y ha sido galardonada con el prestigioso premio World Press Photo, en una edición que ha destacado además el trabajo de varios fotógrafos españoles.

The First Embrace es el nombre del trabajo ganador, que muestra el primer abrazo en cinco meses entre una mujer de 85 años y una enfermera a través de una cortina de plástico, la realidad de una pandemia que ha dictado el distanciamiento social.

La vida sin abrazos

La imagen, capturada el 5 de agosto de 2020 en la residencia Viva Bem de la ciudad brasileña de São Paulo, representa a la anciana Rosa Luzia Lunardi y la enfermera Adriana Silva da Costa Souza, dos mujeres que se funden en un abrazo, separadas por una gran cortina de plástico transparente que impide el contacto físico real y evita contagios, la triste realidad a la que no acabamos de acostumbrarnos por más que pasen los meses.

Vulnerabilidad, dolor, temor y soledad, pero también esperanza, resistencia, empatía y amor. La mejor foto del año sintetiza en una sola imagen la lucha contra la covid. La firma el danés Mads Nissen y ha sido galardonada con el prestigioso premio World Press Photo, en una edición que ha destacado además el trabajo de varios fotógrafos españoles.
‘The First Embrace’. Foto: Mads Nissen.

Según su autor, “sintió la necesidad de hacer algo al respecto” cuando se enteró “de la crisis y el liderazgo pobre del presidente Jair Bolsonaro” en Brasil. Con el país fuertemente azotado por el coronavirus, su líder minimizaba sus efectos (llegó a comunicar a los periodistas su propio positivo en covid sin mascarilla) y rechazaba las medidas de protección. Hoy el país contabiliza más de 13,7 millones de contagios y 362.000 muertos a consecuencia de la pandemia.

En esas fechas, las residencias de ancianos impidieron las visitas de los familiares, hasta que en verano, la cortina de plástico ofreció una alternativa en algunos de estos hogares para mayores, para que los residentes pudieran recibir alguna visita.

Según el jurado la foto transmite vulnerabilidad, seres queridos, pérdida y separación, desaparición, pero, lo que es más importante, también supervivencia, todo en una imagen gráfica

El fotógrafo y miembro del jurado Kevin WY Lee subrayó que este instante capturado por Nissen es “un símbolo de esperanza” y una “imagen icónica de la covid-19” que “conmemora el momento más extraordinario de nuestras vidas”, y describió que la fotografía le transmite “vulnerabilidad, seres queridos, pérdida y separación, desaparición, pero, lo que es más importante, también supervivencia, todo en una imagen gráfica”.

Vulnerabilidad, dolor, temor y soledad, pero también esperanza, resistencia, empatía y amor. La mejor foto del año sintetiza en una sola imagen la lucha contra la covid. La firma el danés Mads Nissen y ha sido galardonada con el prestigioso premio World Press Photo, en una edición que ha destacado además el trabajo de varios fotógrafos españoles.
‘Fighting Locust Invasion in East Africa’, Luis Tato para The Washington Post.

Es la segunda vez que Nissen se hace con el galardón. En 2015, fue premiado por Jon y Alex, que retrata de manera muy íntima a una pareja de homosexuales de San Petersburgo, una foto que era parte de un proyecto sobre la homofobia en Rusia.

Entre las 6 imágenes nominadas a la fotografía del año, se encontraba también Fighting Locust Invasion in East Africa (Luchando contra la plaga de langosta en África occidental) del español Luis Tato.

Mejor historia fotográfica

El World Press Photo al Reportaje Gráfico del Año es para Habibi, del italiano Antonio Faccilongo para Getty Reportage, que narra historias de amor con el telón de fondo de uno de los conflictos contemporáneos más largos y complicados, la guerra entre Israel y Palestina.

Vulnerabilidad, dolor, temor y soledad, pero también esperanza, resistencia, empatía y amor. La mejor foto del año sintetiza en una sola imagen la lucha contra la covid. La firma el danés Mads Nissen y ha sido galardonada con el prestigioso premio World Press Photo, en una edición que ha destacado además el trabajo de varios fotógrafos españoles.
‘Habibi’, Antonio Faccilongo para Getty Reportage.

El reportaje, definido por el miembro del jurado Ahmed Najm como “una obra maestra” y una “historia de lucha humana en el siglo XXI” muestra el impacto del conflicto en las familias palestinas y las dificultades a las que se enfrentan para preservar sus derechos reproductivos y su dignidad humana. Para Najm “muestra otro lado del largo conflicto contemporáneo entre Israel y Palestina” y es una “historia de voces no escuchadas”.

Las manifestaciones del Black Lives Matter también tuvieron un hueco en este concurso. La narración digital Reconstruyendo siete días de protestas en Minneapolis después de la muerte de George Floyd (Holly Bailey, Matt Daniels y Amelia Wattenberger), ha sido la ganadora del World Press Photo Interactivo del Año.

El trabajo, apunta el jurado, “hace un uso sin precedentes del contenido generado por el usuario y combina y mapea 147 videos de transmisión en vivo”.

En las principales categorías también ha sido seleccionado, como Video Online del Año, el trabajo Llamando desde Wuhan, de Yang Shenlai / Tang Xiaolan, que cuenta a través de una serie de conversaciones telefónicas grabadas el relato de una familia en la ciudad china de Wuhan, el primer epicentro del covid-19.

El premio del concurso para las categorías principales, a las que se presentaron unos 4.300 fotógrafos y fotoperiodistas que enviaron más de 74.000 piezas, es de 5.000 euros en concepto de galardón.

Autores nacionales premiados

Varios españoles se han hecho con algún premio en otras categorías del concurso, destacando el 1er premio a la mejor fotografía en la categoría de Temas Contemporáneos es para Pablo Tosco, argentino con doble nacionalidad española y residente en Barcelona, con una fotografía sobre el hambre en Yemen. Yemen: Hunger, Another War Wound (Yemen: Hambre, otra herida de guerra), muestra a Fátima y a su hijo mientras preparan la red de pesca en la bahía de Khor Omeira, en Yemen, el 12 de febrero de 2020. A pesar de que su pueblo fue devastado, Fátima regresó para reanudar su medio de vida, comprando un barco con el dinero que ganaba vendiendo pescado.

Vulnerabilidad, dolor, temor y soledad, pero también esperanza, resistencia, empatía y amor. La mejor foto del año sintetiza en una sola imagen la lucha contra la covid. La firma el danés Mads Nissen y ha sido galardonada con el prestigioso premio World Press Photo, en una edición que ha destacado además el trabajo de varios fotógrafos españoles.
Yemen: Hunger, Another War Wound, Pablo Tosco.

Además, tres autores nacionales destacados en las categorías de naturaleza y medio ambiente han ganado sendos terceros premios. El extremeño Jaime Culebras se lleva el tercer premio en la categoría Naturaleza, Fotografías individuales, por una fotografía titulada New Life (Nueva vida), que muestra los huevos de una rana de cristal de Wiley, Nymphargus wileyi, que cuelgan de la punta de una hoja en un bosque nublado tropical, cerca de la Estación Biológica Yanayacu, en Napo, Ecuador.

Vulnerabilidad, dolor, temor y soledad, pero también esperanza, resistencia, empatía y amor. La mejor foto del año sintetiza en una sola imagen la lucha contra la covid. La firma el danés Mads Nissen y ha sido galardonada con el prestigioso premio World Press Photo, en una edición que ha destacado además el trabajo de varios fotógrafos españoles.
New Life, Jaime Culebras.

El vasco Aitor Garmendia obtiene el tercer premio en la categoría de Medio Ambiente, Reportajes Gráficos, con un reportaje titulado Inside the Spanish Pork Industry: The Pig Factory of Europe (Dentro de la industria porcina española: la fábrica de cerdos de Europa) sobre la industria porcina en España -uno de los cuatro mayores exportadores mundiales de carne de cerdo- y sobre las condiciones de los animales en las granjas.

Vulnerabilidad, dolor, temor y soledad, pero también esperanza, resistencia, empatía y amor. La mejor foto del año sintetiza en una sola imagen la lucha contra la covid. La firma el danés Mads Nissen y ha sido galardonada con el prestigioso premio World Press Photo, en una edición que ha destacado además el trabajo de varios fotógrafos españoles.
Inside the Spanish Pork Industry: The Pig Factory of Europe, Aitor Garmendia

Luis Tato, español residente en Kenia, se lleva el tercer premio también en la categoría Naturaleza, Reportajes Gráficos, por Fighting Locust Invasion in East Africa (Luchando contra la plaga de langosta en África Oriental), el mismo reportaje que le ha valido la nominación a World Press Photo del Año.

Además, la valenciana Claudia Reig Valera recibe una mención destacada al proyecto interactivo educativo (Outstanding Instructive Interactive) por Parir en el siglo XXI, documental interactivo producido por Barret Cooperativa, Lab RTVE y À Punt Mèdia, que trata sobre modelos hospitalarios de atención al parto y el nacimiento basados en el respeto a las mujeres que dan a luz. Esta pieza estaba también nominada al proyecto interactivo del año en el Concurso de Narrativa Digital de World Press Photo.

a.
Ahora en portada