El cuerpo humano retratado por los mejores objetivos de Magnum

La Fundación Canal inaugura una muestra con más de 130 imágenes de 14 fotógrafos de la agencia Magnum que retratan el cuerpo como forma de expresión

Eve Arnold, Werner Bischof, Antoine D’Agata, Philippe Hallsman, Herbert List, Susan Meiselas, Alessandra Sanguinetti o Cristina García Rodero son solo algunos de los grandes fotógrafos de la prestigiosa agencia Magnum que han diseccionado el cuerpo humano a través de instantáneas buscando catalogar el ingente abanico de formas de expresión.

De hecho, el cuerpo humano es un tema tan recurrente como fundamental a lo largo de la historia del arte. La aparición de la fotografía a mediados del siglo XIX amplió sin embargo y de forma ingente -en temas, composiciones o tipologías- el abanico de posibilidades de representación de la figura humana. La inmediatez y el relativo bajo coste de la fotografía permitieron a los artistas experimentar con una libertad creativa nunca antes experimentada que dio lugar a nuevos lenguajes visuales.

Para revisar cómo ha sido la evolución desde 1930 hasta nuestros días a través de la lente de los artistas, la Fundación Canal, en colaboración con Magnus Photos y Sainsbury Centre, presenta la muestra Magnun, el cuerpo observado, integrada en la programación de PhotoEspaña que integra más de 130 obras de 14 fotógrafos de fama internacional.

Sesión fotográfica para Funeral de la Mafia. Queens, Nueva York, EE.UU. 2005 © Bruce Gilden | Magnum Photos
Sesión fotográfica para Funeral de la Mafia. Queens, Nueva York, EE.UU. 2005 ©Bruce Gilden | Magnum Photos.

Multitud de narraciones

Identidad, intimidad, sexualidad, convicciones, voyeurismo, performance o rituales son algunos de los temas que se abordan desde diferentes enfoques y a través de distintas técnicas y estilos de narración que van del modernismo al realismo mágico y el retrato colaborativo.

A veces el fotógrafo usa el cuerpo humano para expresarse como artista mientras, en otras, lo que trasciende es la capacidad de expresión del propio sujeto retratado a través de su cuerpo

Según la comisaria de la exposición, Monserrat Pis, pese a las enormes diferencias en los trabajos, que van las figuras deformadas de D’Agata a los famosos que saltan de Philippe Halsman o los ritos religiosos de la España rural de Cristina García Rodero, también coinciden en algo: “todos ellos comparten el deseo de capturar la autenticidad”. Sus imágenes, así, “buscan ir más allá de la mera labor documental, para exponer aspectos característicos de las vidas y personalidades de los retratados a través de una profunda interacción con su físico”.

Grace Kelly y Philippe Halsman. 1955 © Philippe Halsman | Magnum Photos.
Grace Kelly y Philippe Halsman. 1955 ©Philippe Halsman | Magnum Photos.

Teniendo en cuenta que la representación del cuerpo nunca es neutral, en ocasiones, el fotógrafo la usa para presentar visiones novedosas y sorprendentes. En algunas de las obras se percibe cómo el fotógrafo usa el cuerpo humano para expresarse como artista mientras, en otras, lo que trasciende es la capacidad de expresión del propio sujeto retratado a través de su cuerpo.

Un relato coral

Este relato coral, variado y preciso arranca con el trabajo del periodista y cineasta británico Tim Hetherington y varias imágenes de su serie Los soldados durmientes, que muestra los cuerpos de combatientes en la Guerra de Afganistán, con imágenes de soldados durmiendo que acercan al espectador a su fragilidad. Su objetivo, según la comisaria, pasa por indagar en “cómo los hombres viven esta experiencia. Su conclusión: nuestra visión de la guerra es épica pero hay una dimensión mucho más humana que subyace por debajo de cualquier confrontación bélica, en la que se desarrollan todo tipo de vínculos afectivos, y esto es lo que retrata”.

Eve Arnold, Werner Bischof, Antoine D’Agata, Philippe Hallsman, Herbert List, Susan Meiselas, Alessandra Sanguinetti o Cristina García Rodero son solo algunos de los grandes fotógrafos de la prestigiosa agencia Magnum que han diseccionado el cuerpo humano a través de instantáneas buscando catalogar el ingente abanico de formas de expresión.
‘Doc’ Kelso durmiendo. Puesto de Restrepo, Afganistán. 2008 ©Tim Hetherington | IWM | Magnum Photos.

De formato más experimental y entendiendo la fotografía “como militancia”, el fotógrafo francés Antoine D’Agata experimenta -a veces a través de su propio cuerpo- con un lenguaje abstracto en el mundo de personas que viven en el límite de la sociedad como las prostitutas, los drogadictos o los sin techo en una serie de imágenes en blanco y negro. También la fotografía es para él “un ancla que le permite mantenerse vivo y acceder a un camino de vuelta cuando entra demasiado a fondo en esa oscuridad que le fascina y que intenta comprender”.

Sujeto y objeto de la fotografía

La muestra incluye también el trabajo de la británica Olivia Arthur, uno de los miembros más jóvenes de la agencia, que explora la sexualidad en Bombay a través de una serie que retrata especialmente la comunidad queer de la ciudad (cabe destacar que en el momento de realizar estas instantáneas, en 2016, la homosexualidad era aún un delito en la India; de hecho, varias de las imágenes que se muestran fueron censuradas por los medios del país).

Eve Arnold, Werner Bischof, Antoine D’Agata, Philippe Hallsman, Herbert List, Susan Meiselas, Alessandra Sanguinetti o Cristina García Rodero son solo algunos de los grandes fotógrafos de la prestigiosa agencia Magnum que han diseccionado el cuerpo humano a través de instantáneas buscando catalogar el ingente abanico de formas de expresión.
Agata. París, 2017 ©Bieke Depoorter | Magnum Photos.

Le sigue la belga Bieke Depoorter -mantiene el récord como la fotógrafa más joven en unirse a la agencia, con 26 años-. El proyecto que se muestra, de hecho, sigue en marcha, y se basa en Ágata, una bailarina de París a la que comenzó a fotografiar en 2017, en el marco de un proyecto de fotografía colaborativa en la capital francesa. En la serie, Depoorter emplea la fotografía para explorar el espacio entre la ilusión y la verdad. En una narración conjunta, donde la modelo no es solo objeto sino también sujeto, ambas construyen una narración a la vez que desdibujan la línea entre realidad y ficción.

Fotografía lírica

También está la obra del estadounidense Alec Soth, el fotógrafo que define su fotografía como “más lírica que documental”. Y es que, dice, “Al igual que la poesía, carece de utilidad”. Especialista en paisajes y áreas suburbanas de los EEUU, en la muestra pueden verse fotografías de su proyecto Niágara, donde viajó entre 2004 y 2006 hasta siete veces, y que considera una metáfora del amor, ya que se trata de un destino común para los recién casados, aunque lo retrata desde un punto de vista decadente y nostálgico.

Eve Arnold, Werner Bischof, Antoine D’Agata, Philippe Hallsman, Herbert List, Susan Meiselas, Alessandra Sanguinetti o Cristina García Rodero son solo algunos de los grandes fotógrafos de la prestigiosa agencia Magnum que han diseccionado el cuerpo humano a través de instantáneas buscando catalogar el ingente abanico de formas de expresión.
Joan Crawford en su casa de Hollywood, Los Angeles (EE.UU.). 1959 ©Eve Arnold | Magnum Photos.

Bruce Gilden y sus grandes fotografías en blanco y negro en las que explora los siete pecados capitales de la moda: poder, fama, adicción, culto al cuerpo, fantasía, lo exclusivo y lo ilícito; Eve Arnold y su trabajo sobre la actriz Joan Crawdford, con imágenes descarnadas sobre el proceso diario de maquillaje y estética por el que pasaba cada día para ser una actriz de Hollywood, o Phillipe Halsman, que firmó más de cien portadas para Life en los que muestra a personajes famosos saltando, desde Salvador Dalí a Marilyn Monroe pasando por la familia real británica, son otros de los artistas representados en la muestra.

a.
Ahora en portada