Cómo el Bajo Manhattan fue arrasado en nombre del progreso

Una muestra fotográfica de Danny Lyon en la Fundación ICO (Madrid) revela cómo se destruyeron 24 hectáreas de edificios históricos para levantar rascacielos

En 1967 la ciudad de Nueva York aprobó la demolición de 24 hectáreas de sus barrios más antiguos para construir rascacielos. En plena discusión urbanística sobre el diseño de las nuevas ciudades, vencía el modelo de la modernidad: el de los grandes rascacielos, las junglas de cemento y los coches privados.

Ese mismo año, un joven fotógrafo, Danny Lyon, comenzó a documentar a través de imágenes el proceso de destrucción del Bajo Manhattan, uno de los barrios sacrificados en aras del progreso, y cuyos edificios, mayoritariamente construidos en el siglo XIX, debían dejar sitio, entre otros, al World Trade Center.

Esas fotografías, convertidas en exposición e incluidas en la sección oficial de PhotoEspaña, protagonizan la reapertura del Museo ICO de Madrid, donde podrá verse hasta el próximo 17 enero de 2021.

Nuevo Documentalismo

La destrucción del Bajo Manhattan es precisamente el nombre de la muestra que recupera el trabajo de Lyonn, uno de los grandes autores del llamado Nuevo Documentalismo.

Cómo el Bajo Manhattan fue arrasado en nombre del progreso
Low Manhattan, Danny Lyon. Foto: cedida Danny Lyon | Magnum Photos.

Ensayo sobre la conservación de las ciudades y las complejidades del desarrollo urbanístico, el trabajo es también un alegato contra la especulación urbanística y, según se puede comprobar ahora, 50 años después de las demoliciones, de las heridas sin curar.

De hecho, según el responsable de arte del Museo ICO y comisario de esta exposición, Gonzalo Doval, “es uno de los más importantes ensayos fotográficos sobre la ciudad que existen”.

A través de 76 fotografías tomadas en torno al Puente de Brooklyn, Washington Market y la Calle West, se retrata una ciudad que era y ya no es, donde los edificios de la Guerra de Secesión dieron lugar a filas de rascacielos

Reporterismo a través de la ventana

Con 25 años, Lyon volvió a Nueva York tras un trabajo de cuatro años junto a una banda de moteros Chicago Outlaws Motorcycle Club del que nació The Bikeriders, un libro considerado clave de la contracultura de la década de 1960 y que define la visión de los motociclistas al margen de la ley.

De nuevo en su ciudad, el fotógrafo alquiló un apartamento por 85 dólares al mes y desde su ventana encontró la temática que centraría su siguiente obra: el derribo de aquellos edificios. Pese a ello, el valor arquitectónico de las construcciones no era el foco de su interés tanto como “la desaparición de una de las zonas más antiguas de la ciudad”, explica Doval.

Cómo el Bajo Manhattan fue arrasado en nombre del progreso
Danny Lyon en el museo ICO. Foto: cedida Danny Lyon | Magnum Photos.

A través de 76 fotografías tomadas en torno al Puente de Brooklyn, Washington Market y la Calle West, desde azoteas, pisos abandonados o cualquier ángulo de sus calles, se retrata una ciudad que era y ya no es, con edificios que, en algunos casos, se remontaban a la Guerra de Secesión.

En las imágenes aparecen también habitaciones vacías, muebles, huecos de escalera, paredes, revestimientos o ventanas que dejan ver dibujos infantiles. También algunas personas, pocas, que coinciden con los operarios de las demociones, con algunos de los cuales Lyon trabó amistad.

En todas late, como trasfondo, una lucha entre quienes abogan por una ciudad habitable y amable en la que desarrollar una vida comunitaria activa y en la calle y los que quieren una renovación urbana más especulativa, con edificios urbanos e infraestructuras en las que el automóvil particular tuvieran un peso muy importante.

Finalmente los viejos edificios, que calificaba como “fósiles de un tiempo pasado”, dieron lugar a filas de rascacielos.

Europa, verano de 1959

La muestra se completa con una serie de 24 imágenes inéditas y nunca antes expuestas, que son también las primeras de su carrera, tomadas por Lyon en el verano de 1959 y un viaje por Europa con su hermano. Realizadas con una Exa de 35 mm, incluye imágenes de Alemania, Italia y también España.

a.
Ahora en portada