Los Alfonso: la familia de fotógrafos que retrató la historia de España

Desde reyes y personalidades a personajes anónimos, desde sucesos cotidianos a grandes eventos: una muestra en Madrid repasa el valioso trabajo de esta saga de fotógrafos

En el mundo de la fotografía periodística hay algunas sagas familiares que han marcado este oficio devenido en profesión. Unos fueron los Pérez de Rozas, y otros los Alfonso.

Combates en Teruel en 1937. Alfonso-VEGAP 2021

En el mundo de la fotografía periodística hay algunas sagas familiares que han marcado este oficio devenido en profesión. Unos fueron los Pérez de Rozas, y otros los Alfonso.

Sus trabajos, la mirada que aplicaban en sus composiciones y la huella que han dejado en el fotoperiodismo se pueden descubrir en una muestra que se presenta hasta el 23 de enero en la Sala Canal de Isabel II, en Madrid.

En el mundo de la fotografía periodística hay algunas sagas familiares que han marcado este oficio devenido en profesión. Unos fueron los Pérez de Rozas, y otros los Alfonso.
Alfonso XIII en una jornada de caza. Foto: Alfonso | VEGAP 2021

La creación de la agencia de fotografías

Los sucesos más importantes de la primera mitad del siglo XX fueron retratados por la Agencia de Información Gráfica que en 1915 creó Alfonso Sánchez García, quien quería aprovechar el talento de su hijo mayor ‘Alfonsito’ Sánchez Portela con la cámara.

El patriarca creó la empresa que aprovechó el afán de imágenes de las revistas que se fundaban, cerraban, y abrían más portadas.

Los tres hijos se dedicaron a la fotografía, pero Alfonsito añadió un toque de audacia personal a sus imágenes y una excelencia compositiva que fueron el sello de identidad de la agencia.

En el mundo de la fotografía periodística hay algunas sagas familiares que han marcado este oficio devenido en profesión. Unos fueron los Pérez de Rozas, y otros los Alfonso.
Proclamación de la Segunda República en la Puerta del Sol.Foto: Alfonso | VEGAP 2021

Los grandes sucesos pasaron por sus cámaras

La Guerra del Rif, la caída de la monarquía y la llegada de la Segunda República fueron retratadas por su agencia.

Los Alfonso se alinearon con el bando republicano en la Guerra Civil, pero durante el franquismo tuvieron que centrarse en la fotografía de estudio y en escenas de la vida cotidiana

Al estallar la Guerra Civil los fotógrafos se alinearon en el bando republicano y desde allí Alfonsito disparó su cara para enseñar al mundo las diferentes caras del conflicto, tanto la lucha en las trincheras de Madrid como la vida durante la contienda y sus consecuencias en las calles y hogares.

En el mundo de la fotografía periodística hay algunas sagas familiares que han marcado este oficio devenido en profesión. Unos fueron los Pérez de Rozas, y otros los Alfonso.
Llegada de África de un batallón, en 1925.Foto: Alfonso | VEGAP 2021

El ostracismo en la posguerra

Esta decisión significó el ostracismo durante el franquismo, por lo que los Alfonso se dedicaron a la fotografía de estudio.

Para no perder la veta periodística, el hijo también se dedicó a retratar tanto a personalidades del espectáculo y la vida social o política como a personas anónimas, estampas de una España en blanco y negro que luchaba por salir de la pobreza y el asfixiante clima político.

No era una tarea fácil: en 1942 en el diario El Alcázar una columna titulada “Cuidado con la memoria” aludía al silencio y la discreción con que los Alfonso tenían que trabajar, ante la imposibilidad de conseguir permisos para evitar “provocar a los que tienen memoria, ofensas que perdonar y agravios que vencer”.

En el mundo de la fotografía periodística hay algunas sagas familiares que han marcado este oficio devenido en profesión. Unos fueron los Pérez de Rozas, y otros los Alfonso.
Vendedora de pavos en Madrid, 1922.Foto: Alfonso | VEGAP 2021

La necesidad de proteger la historia

El título ahora es válido pero desde otro punto de vista: de la necesidad de cuidar los archivos fotográficos para resguardar el pasado.

En la exposición en Madrid se pueden ver un centenar de fotografías del archivo de los Alfonso, que desde 1992 pertenece al estado español

El valioso legado de estos fotógrafos pertenece al estado español desde 1992, y en la muestra en Madrid se pueden ver un centenar de imágenes que muestran cómo era la vida cotidiana en la primera parte del siglo XX.

En el mundo de la fotografía periodística hay algunas sagas familiares que han marcado este oficio devenido en profesión. Unos fueron los Pérez de Rozas, y otros los Alfonso.
Esquiadoras en la Sierra de Madrid, en 1933.Foto: Alfonso | VEGAP 2021

Escenas de una España en blanco y negro

Se pueden ver desde una vendedora de pavos en la calle a elegantes parejas haciendo equilibrio en sillas para ver una carrera de caballos; a milicianos en la Guerra Civil y a Alfonso XIII en una jornada de caza.

Hay multitudes celebrando la llegada de la Segunda República, soldados disparando fusiles en una plaza de Teruel, se lo ve a Valle Inclán paseando por un parque y a Ramón y Cajal mirando a cámara mientras disecciona un cadáver.

Son estampas de una España que ha pasado en la historia, pero que gracias a esta exposición vuelve a la vida.

a.
Ahora en portada