La Divina Comedia, según los ojos de Dalí

El Teatro-Museo de Figueres organizará una exposición sobre las xilografías que Salvador Dalí realizó en los años ’50 inspirados en La Divina Comedia

2Exposición de La Divina Comedia realizada en Valladolid en 2015. Foto Nacho Gallego-EFE

2Exposición de La Divina Comedia realizada en Valladolid en 2015. Foto Nacho Gallego-EFE

La Fundación Gala-Salvador Dalí recordará a Dante Alighieri con una exposición sobre las ilustraciones del pintor catalán de La Divina Comedia, la obra cumbre del poeta toscano, en coincidencia con el 700 aniversario de su muerte.

La muestra se presentará el 19 de octubre en el Teatro-Museo Dalí, de Figueres, que antes de la pandemia era el museo más visitado de toda Cataluña.

El homenaje postergado

Las serigrafías que se expondrán pertenece a una serie de 102 obras realizadas por Dalí en 1951, cuando el gobierno italiano le encargó las ilustraciones para homenajear al literato al cumplirse siete siglos de su nacimiento.

Sin embargo las autoridades revocaron el contrato por la polémica que se generó debido a que se había elegido a un artista que no era italiano para realizar las ilustraciones.

La Fundación Gala-Salvador Dalí recordará a Dante Alighieri con una exposición sobre las ilustraciones del pintor catalán de La Divina Comedia, la obra cumbre del poeta toscano, en coincidencia con el 700 aniversario de su muerte.
Una de las acuarelas creadas por Dalí. Fuente Fundación Gala-Salvador Dalí

Las voces opositoras criticaron que Roma había elegido a un artista que no era italiano para ilustrar La Divina Comedia

Pero ya era tarde: Dalí se había involucrado profundamente con el proyecto y llegó a completar 102 acuarelas.

Involucrado con La Divina Comedia

El pintor ampurdanés consideraba que La Divina Comedia “era el espejo de su propia evolución espiritual” y comparaba su amor por Gala con el que Dante expresaba por Beatrice Portinari; a pesar que solo tuvo un par de encuentros fugaces con ella, detallan en la Fundación.

Dalí no hizo una interpretación estricta de los cantos del Cielo, el Infierno y el Purgatorio de Dante, sino que recurrió a sus obsesiones y deseos como fuente de inspiración alternativa, donde combinó la composición surrealista (como las figuras blandas y los espacios infinitos) con técnicas y estilos propios del renacimiento y el barroco.

La Fundación Gala-Salvador Dalí recordará a Dante Alighieri con una exposición sobre las ilustraciones del pintor catalán de La Divina Comedia, la obra cumbre del poeta toscano, en coincidencia con el 700 aniversario de su muerte.
Exposición de La Divina Comedia realizada en Perú en 2015. Foto Paolo Aguiar-EFE

Cambio de estilo

Las obras realizadas por Dalí coinciden con el período en que el artista deja de lado el surrealismo y mira con otros ojos al clasicismo; en paralelo con un alejamiento de sus ideas ateas y un acercamiento al catolicismo.

De hecho tras un encuentro con el papa Pío XII en el Vaticano Dalí se decide a sacar adelante sus ilustraciones inspiradas en la obra de Dante sea como sea.

Exposición de La Divina Comedia realizada en Miami en 2008. Foto Zayra Mo-EFE
Exposición de La Divina Comedia realizada en Miami en 2008. Foto Zayra Mo-EFE

De la acuarela a los grabados

El editor francés Joseph Foret le contactó con los prestigiosos grabadores en madera Jacquet y Taricco, que transfirieron el centenar de acuarelas a 3.500 tacos xilográficos: uno para cada color y 35 más para los dibujos.

Debido a que las impresiones xilográficas se hicieron antes de que se incluyera una plancha con la firma de Dalí, estas piezas fueron muy codiciadas por los falsificadores de arte, recuerda el investigador de la Universitat Politécnica de Catalunya Federico Fernández.

El traslado de las acuarelas al grabado implicó la realización de 3.500 tacos xilográficos

La edición francesa de La Divina Comedia se publicó en seis volúmenes entre 1960 y 1964, tras 55 meses de trabajo de los artesanos de la xilografía supervisados por Dalí.

Exposición de La Divina Comedia realizada en Valladolid en 2015. Foto Nacho Gallego-EFE
Dalí realizó más de 100 acuarelas inspiradas en La Divina Comedia. Foto Nacho Gallego-EFE

Ediciones muy apreciadas

De este trabajo se imprimieron solo 21 ejemplares de una edición de lujo, y más adelante Les Heures Claires de París sacaría a la luz un lote de 100 grabados reunidos en tres carpetas, del que se editaron menos de 4.800 ejemplares.

Actualmente un dibujo original de La Divina Comedia se cotiza en torno a los seis millones de euros.

Dalí no fue el único ilustrador de la creación de Dante: Botticelli, Miguel Ángel, Gustavo Doré y Miquel Barcelò también aportaron su talento para trasladar el viaje espiritual de Dante.

a.
Ahora en portada