Rodin y Picasso: las vidas paralelas que se cruzan en el arte

Una exposición simultánea del Museo Rodin y el Museo Picasso-París revela las coincidencias entre ambos artistas a pesar de las distancias en el tiempo

Hay pocos datos que indican que Pablo Picasso se haya encontrado con Auguste Rodin en persona, pero sí es conocida la atracción del malagueño por las obras del escultor, que en la cumbre de su carrera expuso sus creaciones en el Pabellón del Alma, en 1900, que se organizó en paralelo a la Exposición Universal en París.

Exposiciones simultáneas

Los dos centros de la capital francesa dedicados a estas figuras del arte universal, el Museo Rodin y el Museo Nacional Picasso-París, organizan de manera simultánea una muestra que revela los caminos paralelos de la creación en ambos artistas.

El ‘Guernica’, la obra cumbre de Picass. Foto Ian Langsdon-EFE

Es cierto que Picasso se inspiró en Rodin para algunas de sus obras, como se puede ver en El Beso que pintó en 1969, un homenaje a la famosa escultura del francés de 1885, y que dialogan desde la portada del catálogo de la exposición.

La influencia de Rodin en Picasso se revela en obras como El Beso, pintada por el español en 1969

Pero lo interesante es “la lectura cruzada” del arte de cada uno, como precisa la comisaria del Museo Picasso, Virgine Perdrisot, a EFE.

‘El Beso’ de Picasso. Foto © RMN-Grand Palais, Adrien Didierjean, © Succession Picasso 2021

«Hemos querido mostrar el carácter multidisciplinar de su obra y todos los temas de su creación. No nos limitamos a mostrar de un lado a un Picasso pintor y de otro lado a un Rodin escultor, sino que mostramos que los dos renovaron su obra con artes gráficas, dibujos, cerámica y fotografía», indicó.

Los caminos que se cruzan

Estos caminos paralelos que se cruzan se recorren a través de un patrimonio de 500 piezas, entre pinturas, esculturas, fotografías, bocetos, cerámicas y piezas de archivo.

Este cruce de talentos se divide en varios capítulos, con un foco en la crisis de los valores artísticos en el siglo XX por parte del Museo Rodin, y los procesos creativos de los dos artistas, donde se centra la presentación del Museo Picasso.

Retrato de Rodin. Foto Musée Rodin, ph. Jean de Calan.

En la exposición es posible ver cómo cada uno emergió como el principal exponente de una corriente: el expresionismo por parte de Rodin y el cubismo por el lado de Picasso.

El laboratorio de ideas

Otro punto de intersección en sus carreras es la importancia asignada al taller, como el laboratorio de pruebas de formas y materiales. El trabajo en serie, la fragmentación, el montaje y la desviación son enfoques innovadores que cada uno asumió a su manera.

Autorretrato de Picasso. Foto © RMN-Grand Palais, Mathieu Rabeau © Succession Picasso 2021

Otro interesante paralelismo es cómo el ‘Guernica’ y ‘La puerta del infierno’ fueron un punto de inflexión en sus carreras

También se revela de qué manera el erotismo ha sido protagonista de sus creaciones, la admiración mutua por Honoré de Balzac y la manera en que las formas de los cuerpos se deforman, en un caso para alcanzar un grado de belleza inédito, en el otro para revertir los límites de la estética.

Gran bañista con libro. Foto RMN Grand Palais, Mathieu Rabeau © Succession Picasso 2021

Talentos paralelos

El pensador de Rodin, y Gran bañista con libro, realizado 50 años más tarde por Picasso, tienen un mismo modo de expresar la vida interior de los personajes, replegados sobre sí mismos.

‘Balzac,-estudio-final’,-de-Rodin. Foto Agence photographique du Musée Rodin, Jérome Manoukian

O la pintura La nadadora, del español, tiene una similar idea del espacio y el dinamismo que la escultura Iris, mensajera de los dioses de Rodin.

Y no hay que olvidar las coincidencias entre dos de sus obras cumbres, como son el Guernica y la Puerta del infierno, creaciones que fueron puntos de inflexión no solo en sus carreras sino en el camino del arte universal.

a.
Ahora en portada