Goya y Picasso: destinos cruzados por un siglo de arte

La influencia de Goya en la obra de Picasso y los paralelismos en sus vidas son analizados en una exposición organizada en la Fundación Bancaja de Valencia

Un siglo separa a Francisco de Goya de Pablo Picasso, pero entre los dos se ha establecido un diálogo que trasciende el tiempo y el espacio.

Exposición Goya en la mirada de Picasso. Foto Fundación Bancaja (4)

Un siglo separa a Francisco de Goya de Pablo Picasso, pero entre los dos se ha establecido un diálogo que trasciende el tiempo y el espacio.

En realidad se trata de dos puentes entre estos dos genios de la pintura: uno es la influencia del artista aragonés en la obra del malagueño, y otro es el paralelismo en la vida y pensamiento de ambos talentos.

Goya mirado por Picasso

De eso se trata la exposición Goya en la mirada de Picasso, que la Fundación Bancaja de Valencia presenta hasta el 31 de julio; un encuentro artístico más entre los festejos por el 275 aniversario del autor de La maja desnuda.

Un siglo separa a Francisco de Goya de Pablo Picasso, pero entre los dos se ha establecido un diálogo que trasciende el tiempo y el espacio.
En la muestra se exponen 250 obras. Foto Fundación Bancaja

A través de 250 obras, la mayoría grabados (pero también con pinturas, fotografías y audiovisuales) es posible ver la confrontación y sinergia artística de Picasso con Goya.

Este es un viaje desde “las copias y remedos en sus años de juventud, hasta la inspiración, referencias e interpretaciones en su plenitud, y siempre bajo un mismo signo de identificación y rivalidad”, precisa la organización del evento.

La exposición consta de 250 obras, en su mayoría grabados, pero también con pinturas, fotografías y audiovisuales

Allí se podrán ver varias obras nunca expuestas de Picasso como los libros ilustrados A los toros con Picasso, Toros y toreros y El carnet de la tauromaquia.

Un siglo separa a Francisco de Goya de Pablo Picasso, pero entre los dos se ha establecido un diálogo que trasciende el tiempo y el espacio.
La exposición sirve para ver los lazos artísticos entre ambos artistas. Foto Fundación Bancaja

La temprana influencia de Goya

La muestra se divide en cuatro espacios. El primero es Mirada de juventud, donde se analizan los trabajos más tempranos de Picasso inspirados en la obra de Goya, artista que conoce en 1895 tras una visita al Museo del Prado.

Aquí se encuentran obras emblemáticas del aragonés como El 2 de mayo de 1808 en Madrid o La lucha con los mamelucos con otras del mundo de la tauromaquia.

En la segunda sección, El sueño de la razón produce monstruos, se encuentran grabados de Goya en su etapa madura, época en que adquirieron más fuerza; que dialogan con la obra gráfica que Picasso realizó en la década de 1930.

Un siglo separa a Francisco de Goya de Pablo Picasso, pero entre los dos se ha establecido un diálogo que trasciende el tiempo y el espacio.
Goya influenció en la obra de Picasso. Foto Fundación Bancaja

En este apartado se pueden ver las series de Goya Los desastres de la guerra, Los disparates y Los caprichos, junto con otras de Picasso pertenecientes a las colecciones Suite Vollard y Sueño y mentira de Franco.

En la Tauromaquia como fiesta se refleja la pasión de ambos artistas por el mundo de los toros.

En tanto en Goya en los textos de Picasso se revisa el impacto del primero en la obra del segundo, que no solo lo cita en sus dibujos y pinturas sino también en los textos y poemas que escribió en los años ’50.

Destinos paralelos y cruzados

Lo interesante es que pese al siglo de diferencia los dos compartieron muchos rasgos en sus vidas.

«Picasso se siente reflejado en Goya, en su rebeldía, su individualismo y en el enfrentamiento al clasicismo». Lola Durán

«Picasso se siente reflejado en Goya, en su rebeldía, su individualismo y en ese enfrentamiento que ambos tienen frente al clasicismo», dijo la comisaria Lola Durán a Efe, quien agregó que también tuvieron en común las críticas a la iglesia y al absolutismo.

Un siglo separa a Francisco de Goya de Pablo Picasso, pero entre los dos se ha establecido un diálogo que trasciende el tiempo y el espacio.
En la exposición se presentan varios audiovisuales. Foto Fundación Bancaja

Audiovisuales y fotografías

En la exposición también se pueden ver diversos cortometrajes y documentales sobre las vidas de los dos artistas, como el film Le Mystère Picasso (El misterio de Picasso, de 1956), Guernica (de 1949), Las variaciones Guernica (2012), un audiovisual producido por Fundación Bancaja sobre el grabado Minotauromaquia de Picasso y otro sobre la vida de Goya.

A estas imágenes se suma la reproducción de las fotografías del Reportage sur l’evolution de Guernica (1937), tomadas por Dora Maar durante la ejecución del cuadro en el estudio de Picasso en Paris; y un reportaje sobre el proceso de creación de La Tauromaquia del malagueño.

a.
Ahora en portada