El arte surrealista de René Magritte brilla en el Thyssen

Hacía más de 30 años que Magritte no tenía una retrospectiva tan importante como la que presenta el Museo Thyssen, con 95 obras que recorren la vida y obra de genial pintor belga

Se echaba de menos una exposición de gran envergadura sobre René Magritte, uno de los fundadores del surrealismo.

El Gran Siglo. Kunstmuseum Gelsenkirchen c René Magritte, VEGAP, Madrid, 2021

Se echaba de menos una exposición de gran envergadura sobre René Magritte, uno de los fundadores del surrealismo.

La misión de volver a descubrir la obra del pintor belga es del Museo Thyssen-Bornemisza, que del 14 de septiembre al 30 de enero de 2022 presenta la muestra La máquina Magritte.

A través de 95 pinturas se puede descubrir el componente repetitivo y combinatorio en la obra del pintor, donde los temas sobre los que construyó su obra vuelven una y otra vez con innumerables variaciones.

“Su desbordante ingenio dio lugar a un sinfín de composiciones audaces y de imágenes provocativas, capaces de alterar nuestra percepción, cuestionar nuestra realidad preconcebida y suscitar la reflexión”, indican en el Thyssen.

Se echaba de menos una exposición de gran envergadura sobre René Magritte, uno de los fundadores del surrealismo.
Tentativa de lo imposible, de 1928. Toyota Municipal Museum of Art © René Magritte, VEGAP, Madrid, 2021

La muestra más grande sobre Magritte en 30 años

Además de la selección de pinturas se desplegará una selección de fotografías y películas caseras realizadas por el propio artista, que se podrá ver en una sección especial.

Esta es la muestra más grande desde la realizada en España por la Fundación Juan March en 1989.

La muestra incluye 95 pinturas de René Magritte, además de fotografías y filmaciones caseras que permiten conocer la personalidad del pintor surrealista.

Tras su presentación en Madrid, La máquina Magritte viajará a Caixaforum Barcelona, donde podrá visitarse del 24 de febrero al 5 de junio de 2022.

Se echaba de menos una exposición de gran envergadura sobre René Magritte, uno de los fundadores del surrealismo.
El futuro de las estatuas. Lehmbruck Museum. © René Magritte, VEGAP, Madrid, 2021

La máquina de hacer cuadros que quiso inventar Magritte

El nombre de la muestra es un guiño a una broma artística, típica de los surrealistas, que hizo Magritte en 1950 con otros talentos.

Era la creación de una supuesta sociedad cooperativa, La Manufacture de Poésie, que incluía artefactos destinados a automatizar el pensamiento o la creación; entre ellos, una ‘máquina universal para hacer cuadros’ que prometía crear un número infinito de ‘obras de arte pensantes’.

A lo largo de la muestra en el museo madrileño se podrá ver cómo Magritte reflexionaba sobre el arte a través del recurso de la metapintura, el juego visual y de percepción con recursos como el cuadro dentro del cuadro, la ventana, el espejo y la figura de espaldas.

Se echaba de menos una exposición de gran envergadura sobre René Magritte, uno de los fundadores del surrealismo.
Alta sociedad. Fundación Telefónica. © René Magritte, VEGAP, Madrid, 2021

Autorretratos, trampas visuales y cuadros invisibles

El recorrido de la muestra se inicia con la sección ‘Los poderes del mago’, con cuatro autorretratos en los que explora la figura del artista y los superpoderes que se le atribuyen.

Continúa con ‘Imagen y palabra’, centrado en la introducción de la escritura en la pintura y en los conflictos generados entre signos textuales y figurativos; una trama sobre la volverá una y otra vez entre 1928 y 1929 en París.

Para Magritte, el cuadro perfecto es aquel que se convierte en invisible

En ‘Figura y fondo’, gira en torno a las paradojas que hay por la inversión de figura y fondo, silueta y hueco, con varias obras realizadas entre 1926 y 1931 con las técnicas del collage.

El cuarto apartado, ‘Cuadro y ventana’ se centra en el cuadro dentro del cuadro, su motivo metapictórico más frecuente; heredero de la técnica del trampantojo donde considera que la ‘perfección del cuadro consiste en desvanecerse’.

Se echaba de menos una exposición de gran envergadura sobre René Magritte, uno de los fundadores del surrealismo.
Los paseos de Euclides. Minneapolis Institute of Art. © René Magritte, VEGAP, Madrid, 2021

El hombre sin rostro y otras obsesiones de Magritte

En tanto que en ‘Rostro y máscara’ se ocupa de la supresión del rostro en la figura humana, uno de los rasgos más recurrentes en Magritte; como uno de sus cuadros más famosos El hijo del hombre, con el rostro de un caballero tapado por una manzana.

Los dos capítulos finales tratan de procesos de metamorfosis contrapuestos: el ‘Mimetismo’ y ‘Megalomanía’; en el primero se aborda su fascinación por el mimetismo animal, que el pintor traslada a objetos y cuerpos que se enmascaran en su entorno, incluso disolviéndose en el espacio.

En tanto en el segundo se presenta el recurso del cambio de escala como movimiento antimimético, donde el objeto o el cuerpo sale de su entorno habitual y es proyectado fuera de todo contexto.

Se echaba de menos una exposición de gran envergadura sobre René Magritte, uno de los fundadores del surrealismo.
Delirios de grandeza. The Menil Collection. © René Magritte, VEGAP, Madrid, 2021

El cine y la fotografía atraparon a Magritte

Magritte nunca se consideró fotógrafo, pero siempre sintió una fuerte atracción por este arte y el cine en su vida cotidiana.

En 1970 se descubrieron un abundante número de imágenes familiares y de Magritte rodeado con sus amigos surrealistas, así como películas domésticas e instantáneas de cuadros.

Estas imágenes se podrán ver en la muestra paralela René Magritte. Fotografías y películas, comisariada por Xavier Canonne, director del Musée de la Photographie de Charleroi.

a.
Ahora en portada