El arte contemporáneo del MACBA enciende los ojos

La nueva etapa del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, marcada por la iniciativa Panorama, debuta con una muestra de 17 artistas que cruzan disciplinas y temáticas

La llegada de la nueva directora del MACBA vino acompañada por desafíos. Se trata, dijo Elvira Dyangani Ose, de “poner contra las cuerdas al museo, para pensar qué es lo que tiene que hacer de aquí a tres años”.

‘Apuntes para el incendio de los ojos’ despliega 17 obras de arte contemporáneo. Foto Miquel Coll | MACBA

La llegada de la nueva directora del MACBA vino acompañada por desafíos. Se trata, dijo Elvira Dyangani Ose, de “poner contra las cuerdas al museo, para pensar qué es lo que tiene que hacer de aquí a tres años”.

Para ello surgió la iniciativa Panorama, una serie de proyectos que cruzan diferentes disciplinas artísticas, “que nace para explorar, colaborar y dialogar con artistas y agentes culturales”, explicó.

Cada una de estas ediciones estará dirigida por un equipo de curadores distinto. Pero no será una trienal convencional: “Panorama pasará cada tres años, pero no siempre será una exposición, y su formato será transdisciplinar pero también transgeneracional”, indicó.

Obras que incendian los ojos

La primera rueda del engranaje de Panorama es la muestra Apuntes para un incendio de los ojos”, donde a diferencia de otras muestras, no hay un tema central como hilo conductor.

En ‘Apuntes para un incendio de los ojos’ se ven 17 obras que se entrecruzan alrededor de la imagen de Barcelona y la disidencia de género, entre otros conceptos

La llegada de la nueva directora del MACBA vino acompañada por desafíos. Se trata, dijo Elvira Dyangani Ose, de “poner contra las cuerdas al museo, para pensar qué es lo que tiene que hacer de aquí a tres años”.
Fotos de Aleix Plademunt en ‘Matter’. Foto Miquel Coll | MACBA

En esta propuesta las 17 obras se entrelazan alrededor de algunos puntos, como la imagen que Barcelona tiene de sí misma, los conceptos de reparación, pertenencia y la disidencia de género.

Los trabajos marcan una confluencia de disciplinas, ya sea pinturas, esculturas, realizaciones sobre papel, videoinstalaciones, performances, fotografías y textiles.

Entre los trabajos que se pueden ver en el MACBA se encuentra el portal de papel maché realizado por Antoni Hervàs inspirado en el juego de mesa El Chino y ambientado en la historia del barrio El Raval (donde se encuentra el museo) y en el Teatre Arnau.

Esta se conecta con un mural de 24 metros que se encuentra frente al teatro, que homenaje a la vida artística del Paral·lel.

En Theatre of Doubts se presentan 49 pinturas alegóricas de Rasmus Nilausen, inspiradas en el filósofo renacentista Giulio Camillo.

La llegada de la nueva directora del MACBA vino acompañada por desafíos. Se trata, dijo Elvira Dyangani Ose, de “poner contra las cuerdas al museo, para pensar qué es lo que tiene que hacer de aquí a tres años”.
Obra de Antoni Hervàs sobre el Teatre Arnau. Foto Miquel Coll | MACBA

En La ciutat com una exposició, de Ruta de autor, se analiza la exposición universal de Barcelona de 1888 como un diario que sirve de muestra portátil.

Mares, género e identidades

Precisamente, tomando lugares emblemáticos de la ciudad Claudia Pagès crea Gerundi Circular, una instalación de 360 grados sobre las rutas marítimas.

Esta obra se enlaza con SSSS, vídeo de Marc Vives que observa la Costa Brava desde el mar.

En el audiovisual a doble pantalla Schreber is a woman El Palomar expone el caso del juez alemán Daniel Paul Schreber, encerrado en un manicomio poco después de ser nombrado presidente del Tribunal Supremo al afirmar que se sentía mujer.

Con las obras Apolis y Limbo de Arash Fayez, y Tetuan, Tetuán (2021) de Adrian Schindler se toman nuevos caminos de la identidad y la representación: Fayez revisa sus propios limbos legales desde su arresto en Estados Unidos en 2014, hasta su llegada a la Unión Europea en 2018; y Schindler estrena el primer filme de una trilogía experimental que revisa y transforma los fantasmas contemporáneos del pasado colonial de España en Marruecos.

La llegada de la nueva directora del MACBA vino acompañada por desafíos. Se trata, dijo Elvira Dyangani Ose, de “poner contra las cuerdas al museo, para pensar qué es lo que tiene que hacer de aquí a tres años”.
‘Schreber is a woman’, de El Palomar. Foto MACBA

El MACBA también es protagonista del arte

Aleix Plademunt, en Matter, aborda un proyecto enciclopédico para analizar los orígenes de la vida y el lugar que ocupa el individuo en el universo.

En La Llaga un collage de texto y fotos analiza cómo fue la construcción del MACBA y su impacto en el barrio de El Raval

Rosa Tharrats en AKAAL / SELENE \ ULURU imagina las columnas del museo como mástiles de barco, a los que añade velas de retales junto a conchas, plantas secas y bioplásticos, para hablar de la fragilidad de los océanos.

Hay otra columna, llamada La Perla, creada por Eulàlia Rovira, que permanece suspendida en el aire.

La llegada de la nueva directora del MACBA vino acompañada por desafíos. Se trata, dijo Elvira Dyangani Ose, de “poner contra las cuerdas al museo, para pensar qué es lo que tiene que hacer de aquí a tres años”.
La muestra pertenece a la primera entrega de la iniciativa ‘Panorama’. Foto Miquel Coll | MACBA

A un lado se puede ver La llaga, donde Rovira monta un collage de textos y fotos sobre la construcción del MACBA a principios de los ’90.

En tanto el proyecto de Nyamnyam y Pedro Pineda demuestra cómo unos troncos de árboles se pueden convertir en muebles que irán cambiando mensualmente.

a.
Ahora en portada