Una mirada (discreta) en las casas de los grandes talentos de la historia

¿Cómo estaban decoradas las viviendas de Hemingway, Da Vinci, Verdi, Bowie, Elvis y Cocteau? El libro ‘Life Meets Art’ revela cómo vivían de 250 grandes creadores artísticos

Jean Cocteau llevó su arte a todas las paredes de su casa. La sala de Louis Amstrong sorprende por su austeridad. Norman Foster tuvo una casa en Cap Ferrat de cinco plantas que es un canto al minimalismo. La directora creativa de VogueGrace Coddington no tiene un centímetro cuadrado sin una pila de libros.

Esta exploración por la intimidad de las casas de celebridades es un viaje entre la arquitectura y el talento, entre la creatividad y el interiorismo. De eso se trata Life Meets Art.

Pablo Neruda y su coleccionismo en Isla Negra. Foto Editorial Phaidon
Pablo Neruda y su coleccionismo en Isla Negra. Foto Editorial Phaidon

Editado por Phaidon, su subtítulo sintetiza el contenido: “Dentro de las casas de las personas más creativas del mundo”.

En la intimidad con 250 grandes talentos

El experto en arquitectura Sam Lubell propone un viaje por las entrañas de 250 casas de grandes talentos de la historia, desde Leonardo da Vinci, Rubens y Rafael hasta David Bowie o Marc Jacobs.

Jean Cocteau se encargó de imprimir su arte por todas las paredes de su casa y Víctor Hugo era un coleccionista de platos pintados

Así se pueden conocer cómo vivieron, descansaron, cocinaron y crearon grandes talentos como los músicos clásicos Handel, Lizst y Verdi, así como modernos como Moby, Jimmy Hendrix o Jimmy Page.

Se pueden explorar las bibliotecas de Charles Dickens y Lord Byron, saber cómo vivían arquitectos de la talla de Frank Lloyd Wright, Le Corbusier y Walter Gropius, conocer el lugar donde Pablo Picasso, Marc Chagall y Henry Moore han tenido raptos de inspiración, así como le sucedió a William Faulkner, Ernest Hemingway y Agatha Christie.

El hogar de César Manrique en Lanzarote. Foto: Editorial Phaidon
El hogar de César Manrique en Lanzarote. Foto: Editorial Phaidon

Casas abiertas y otras cerradas

Muchas de estas casas, unas 168, están abiertas al público como museo, como las de Víctor Hugo en París con su colección de platos pintados, la de Pablo Neruda en Isla Negra con inquietantes mascarones de proa vigilando la estancia, la de Elvis Presley con su mal gusto para la decoración en Memphis o la del arquitecto danés Finn Juhls que es un homenaje al diseño escandinavo.

Libro Life Meets Art
Libro Life Meets Art

Unas 168 viviendas presentadas en el libro son casas-museo abiertas al público, pero del resto es la única oportunidad para conocer cómo era su vida privada

Pero del centenar restante es la única oportunidad de explorar la vida más íntima y familiar de sus ocupantes, como la explosión cromática en la sala de la diseñadora de moda Zandra Rhodes, las caprichosas formas orgánicas de la casa del arquitecto Javier Senosiain en Naucalpan de Juárez (México) o la decoración sobrecargada del arquitecto Charles Moore en su finca de Texas.

Norman Foster y su residencia en Cap Ferrat, Francia. Foto: Editorial Phaidon
Norman Foster y su residencia en Cap Ferrat, Francia. Foto: Editorial Phaidon

Decoración, arte e inspiración

También es posible conocer cómo Otto Wagner llevó su pasión por el art nouveau a su casa, el barroquismo excéntrico del dormitorio de Gianni Versace en su residencia de Miami, el respeto de César Manrique por la arquitectura tradicional de Canarias en su casa de Lanzarote, la generosa luz que entra al salón del pintor mexicano Juan O’Gorman y la sensación etérea en el recibidor del ceramista japonés Kanjirō Kawai en Kyoto.

Si alguien cree que el interiorismo puede ser una fuente de inspiración, puede tener a Life Meets Art como fuente de consulta y descubrir nuevas ideas en este quién es quién de las artes creativas.

a.
Ahora en portada