Seis vinos españoles con packagings que son puro arte

Tan cierto como que un vino entra por la vista antes que por el paladar es que existen en nuestro país bodegas que arriesgan con provocadores diseños

Alguien dijo en una ocasión que la primera vez que compramos un vino nos dejamos llevar por su presentación, pero la segunda vez que lo adquirimos, lo hacemos por el enólogo.

Y si esa primera percepción es así, es gracias al packaging, al diseño de las botellas y de sus etiquetas, pues el objetivo esencial del “envoltorio” del vino es atraer la atención y ser la principal ventana de comunicación hacia el posible cliente.

El packaging, entendido como el embalaje de productos para su distribución y venta, es todo un arte -o una ciencia-. Aplicado al vino, es además una acción fundamental para que éste llegue primero al ojo y posteriormente a la boca de cada consumidor.

Nos detenemos en seis originales vinos cuyas vanguardistas puestas en escena les hacen merecedores de poder estar en las vitrinas de algunos de los mejores museos de diseño del mundo.

Perfume de Sonsierra 2014 (D.O. Ca. Rioja)

Perfume de Sonsierra 2014 es un vino elaborado con escogidas uvas tempranillo cosechadas en los antiguos viñedos de Bodegas Sonsierra, en la localidad de San Vicente de la Sonsierra, e incluido en la D.O.Ca. Rioja.

El packaging de Perfume de Sonsierra es obra del diseñador David Delfín.

Poco antes de la triste desaparición de David Delfín, uno de los modistos y creadores españoles más importantes de los últimos tiempos, la bodega puso a la venta una botella muy particular, diseñada por el artista, en la que el vino brilla con la elegancia de un perfume.

El resultado es una distinguida botella cuadrada de vidrio negro con etiqueta blanca, firmada por el diseñador, y que se guarda en una caja de cartón, también de tonos blancos, con un lazo del mismo color, que nos recuerda a un elegante frasco de alta perfumería francesa.

Precio: 28,50 euros.

Aloja Negre 2018 (D.O. Montsant)

El ilustrador Oriol Malet, junto al estudio de diseño Atipus de Barcelona, han creado una bella etiqueta para el vino Aloja Negre 2018 de la bodega Coca i Fito, emplazada en la D.O. Montsant, que representa a una diosa del mar, sensual, enérgica y tierna a la vez.

Los cabellos de la deidad rodean la etiqueta creando una textura sinuosa y poética que produce la sensación de movimiento. El nombre de Aloja pertenece a la mitología catalana: ninfas de agua de una belleza incomparable, detrás de las cuales se abre un mundo de fantasía.

La etiqueta de Aloja 2018 es obra del ilustrador Oriol Malet

Un original trabajo artístico para un excelente vino tinto producido con uvas garnacha, syrah, cariñena y cabernet sauvignon. De color carmesí, nariz atractiva con sugerentes especies asiáticas, notas de tierra, minerales y café, Aloja Negre es un vino fresco y de paladar equilibrado.

Precio: 21 euros.

Estuche-maleta Jean Leon (D.O. Penedès)

Ceferino Carrión fue un joven santanderino nacido en 1928 que, a los 19 años, decidió dejarlo todo y embarcarse como polizón en un barco que le llevaría a vivir su particular sueño americano en los Estados Unidos. Como equipaje, tan sólo una pequeña maleta de cartón y muchas esperanzas. Tras convertirse en un exitoso empresario de restauración volvió al Penedès para hacerse con una bodega que llamó Jean Leon, el nombre que adoptó en su país de acogimiento.

Como sincero homenaje a un personaje único, la bodega catalana Jean Leon presenta un estuche-maleta, de inspiración vintage, elegantemente diseñada por la agencia de comunicación Pavlov de Barcelona.

La maleta llena de sueños e ilusiones de Jean León contiene ahora buenos vinos del Penedès.

Está fabricada en cartón rígido, con acabados en piel y cierres metálicos, con apariencia envejecida de cuero, y sellos de destinos de viaje.

En su interior contiene tres de los vinos más simbólicos de Jean Leon, todos ellos ecológicos y con la certificación de Vino de Finca, la máxima distinción otorgada por la Generalitat de Catalunya. Se trata de: Vinya Gigy Chardonnay, Vinya Palau Merlot y Vinya Le Havre Cabernet Sauvignon Reserva. El estuche-maleta Jean Leon fue Premio The Cartón Excellence Award 2018 en la categoría Luxury Goods y lo cierto es que como regalo para un aficionado al buen vino no tiene parangón.

Precio: 63,85 euros. 

Loco 2016 (D.O. Méntrida)

El packaging y el diseño roza la demencia con el vino bautizado como Loco, de la Bodega Canopy, en la D.O. Méntrida, gracias a la agencia Lola MullenLowe. Sus creativos concibieron un microcosmos de divertida enajenación mental para dar a conocer el único vino elaborado con garnacha blanca –con todas las dificultades que ello supone- de todo el centro de España. ¡Ciertamente una locura!

El diseño está repleto de detalles y guiños: no hay una etiqueta tradicional de papel en la botella, sino que el vidrio queda envuelto en una camisa de fuerza de algodón que busca transmitir ese rapto de locura que los enólogos han tenido a la hora de crear un vino por el que nadie en su sano juicio hubiera apostado, y que se ha convertido en ejemplo de perseverancia y buen hacer vitivinícola.

El packaging roza la demencia en el vino Loco, de la Bodega Canopy.

Y por si la camisa de fuerza fuera poco, para mantener tranquilo a un vino así, el packaging que protege las botellas toma forma de caja acolchada, de un blanco inmaculado, que nos recuerda a esas habitaciones que hemos visto cientos de veces en las películas y en las que todo se forra, de suelo a techo, para que nadie pueda hacerse daño. 

Precio: 65 euros.

El Pícaro, El Recio, El Viejo (D.O. Toro).

No importa que hayan pasado ya más de 10 años desde que se dieran a conocer unos vinos tan especiales y con tanta calidad como los tres producidos por Bodega Matsu: El Pícaro, El Recio y El Viejo, en la D.O. Toro, para darse cuenta de su relevancia.

Las elaboraciones merecieron un original diseño de etiquetas que corrió a cargo de la pareja de fotógrafos publicitarios Salvador Fresneda y Bèla Adler, fundadores del estudio barcelonés AdlerFresneda, que atesora galardones y un impresionante portfolio con trabajos para firmas como Loewe, Levi’s, Burberry, Zara o Camper.

Lo esencial para estos artistas a la hora de plantear un proyecto fotográfico es la profundidad y el uso de la luz natural. Justo lo que se refleja en el alabado trabajo realizado para la Bodega Matsu y en las imágenes que visten los ya icónicos vinos: El Pícaro, El Recio y El Viejo.

La pareja de fotógrafos publicitarios Salvador Fresneda y Bèla Adler fueron los creadores de unas etiquetas únicas.

Tres caras en primer plano de tres personas que dedican o han dedicado su vida al vino y que representan las características organolépticas de los vinos que contienen: La garra y el empuje de la juventud (El Pícaro), la serenidad y el saber hacer de la madurez (El Recio), y la sabiduría y el entendimiento de la última etapa de la vida (El Viejo).

Precio: 50 euros.

Generación 1 Grandes Añadas 2010 (D.O. Utiel-Requena)

Dentro de la D.O. Utiel-Requena, la bodega valenciana Vicente Gandía, fundada en 1885, y clasificada en el selecto grupo de las 100 mejores bodegas europeas, produce su vino Generación 1 Grandes Añadas.

Es su elaboración fetiche, su buque insignia, que sólo se produce con uvas seleccionadas de añadas exclusivamente excepcionales. Con su añada del 2010, la cuarta generación que hoy dirige la bodega quiso homenajear a su fundador, Vicente Gandía. Un hombre excepcional cuya figura y trayectoria inspiró al escultor y pintor valenciano Fuentes Fuertes en la creación de una etiqueta que vistió con originalidad las 17.590 botellas que componen esta generación única.

La caja que contiene las tres botellas de Generación 1 es una auténtica obra de arte.

Además, Generación 1 Grandes Añadas 2010 se presenta en una caja de 3 botellas que es un objeto decorativo en sí mismo, pues en su interior aparece una reproducción en serigrafía sobre madera de la imagen con el perfil de Gandía. La tirada es de solo 5.000 unidades, firmadas a mano por el autor.

Precio: 60 euros.

a.
Ahora en portada