Los bolsos más bonitos de Louis Vuitton que son también obras de arte

Jay Ahr interviene icónicos bolsos Keepalls de Louis Vuitton en una colección inspirada en los destinos de los ultralujosos resorts One&Only

Pese a lo frecuente de su uso es difícil describir wanderlust, esa pasión por viajar que puede entenderse como un espíritu, un anhelo o todo un sistema de valores. Sin embargo, si tuviéramos que identificarlo con un objeto bien podría ser con una de las bolsas de Louis Vuitton de edición limitada firmadas por el artista Jay Ahr.

El francés criado en Bélgica y asentado en Hong Kong es famoso por sus intervenciones de bolsos icónicos, entre los últimos, los modelos Kelly, Birkin y Constance de Hermès que se facturan por decenas de miles de euros y que se mueven a medio camino entre la moda y el arte.

De la moda rápida a las piezas atemporales

Tras probar suerte en la moda prêt-à-porter en 2005 y decidir que era un negocio demasiado rápido, Jay Ahr -iniciales de Jonathan Riss- se concentró en la creación de piezas atemporales y, sobre todo, exclusivas.

Amante de los bordados desde su paso por la India, donde vivió una temporada cuando tenía 20 años, Riss comenzó a comprar bolsos Louis Vuitton Keepall vintage y a customizarlos con sus propias manos.

Se trata del mismo modelo que ahora rediseña para la firma de hoteles de ultralujo One&Only y que ha dado lugar a una colección de piezas exclusivas e inspiradas en las ubicaciones de los resorts de la marca por todo el mundo.

Bolso inspirado en la cultura mexicana. Foto: One&Only.

Wanderlust hecho maleta

One&Only Heritage by Jay Ahr incluye un total de 29 bolsos, todos diferentes y todos hechos a mano por el artista en su estudio de Honk Kong con las técnicas de bordado que le han hecho famoso, si bien cada uno de ellos hace gala de un estilo artesanal diferente, relacionado con el lugar en el que se inspira.

Así, cada uno de los bolsos Keepall vintage originales renace para contar una nueva historia, como le gusta explicar a Jay Ahr. La colección incluye dos bolsos por cada una de las 14 ubicaciones en el mundo de la firma, que van desde Maldivas a México, pasando por Sudáfrica, Australia y Malasia, y uno extra inspirado en Ruanda. En cada caso, la cultura, la artesanía y los colores locales, el diseño y el bordado a cargo del artista devienen en una pieza absolutamente única.

Los 29 bolsos que componen la colección son piezas vintage recuperadas e intervenidas a mano por el artista Jay Ahr

One&Only Heritage

Cada país donde One&Only tiene un resort está representado con dos bolsos: uno inspirado en su bandera nacional o la imagen representativa de su pasaporte y otro con un diseño que recrea alguna de sus tradiciones o elementos distintivos.

Así, mientras el de México recoge el espíritu del tradicional Día de los Muertos -y las características calaveras-, el de Ciudad del Cabo es un tributo a Nelson Mandela y el de Maldivas se inspira en las aguas cristalinas y la rica vida marina que las habita.

One&Only Heritage by Jay Ahr. Foto: One&Only.

La fauna exótica de Mauricio, el icónico canguro australiano tejido entre elementos aborígenes o la silueta de varios gorilas ruandeses son otros de los motivos que ilustran los diseños de estos exclusivos bolsos.

Hoteles de arte y de moda

La de Jay Ahr no es la primera colaboración de la compañía hotelera con el mundo de la moda. En los últimos años se han diseñado colecciones exclusivas de artículos con Alice Temperley, Christian Louboutin, Missoni o Knowlita con el fin de dar respuesta a sus huéspedes más exigentes, pero también de crear pequeñas obras de arte que sintetizaran su propia pasión por la moda y los viajes.

Para Jonathan Riss y la creación de The Heritage Collection “One & Only es el socio perfecto, ya que realmente cada bolso que produzco es único”. Y no solo cambia, sino que, con cada transformación, estos bolsos vintage “suman a su vida algo diferente, nuevo y convincentemente moderno”.

Los bolsos Louis Vuitton Keepalls intervenidos en esta colección, fabricados con el característico lienzo monogram de la marca, son piezas compradas en todo el mundo que se remontan en su mayoría a la década de 1980 (aunque algunos son de la década de los noventa y posteriores).

Los bolsos pueden comprarse únicamente en las boutiques de los resorts One&Only o contactando con la cadena y, según dice la compañía, “son perfectos objetos de coleccionista”, dispuestos a sumar experiencias con cada propietario.

Ahora, Jay Ahr creará también una colección cápsula con etiquetas de equipaje, bolsas de viaje y maletas exclusivas para cada hotel.

a.
Ahora en portada