Ikea diseña la minicasa rodante más estilosa (y además es sostenible)

Ikea diseña una caravana de 17 m2 equipada con productos reciclados y sostenibles y que funciona con energía renovable

Si existe alguien en el mundo que puede hacernos desear vivir en un minipiso de 25m2 ese es, sin duda, Ikea. Basta pasear por la exposición de alguna de sus tiendas para enamorarse de ese coqueto apartamento que parece tenerlo todo sin renunciar al estilo, donde el almacenamiento es un arte y caben plantas y objetos de decoración.

En un año en el que las restricciones a la circulación y el temor a los contagios han disparado el interés por las autocaravanas y vehículos camperizados, el gigante sueco pone la vista en el sector con el diseño de su primera casa rodante que, además, es sostenible y energéticamente eficiente.

En los interioires dominan los tonos neutros. Foto: ©D. R.

No diga caravana, diga casa rodante

Puede que el nuevo nomadismo no sea tan idílico como lo quieren pintar -y, si no, solo hay que leer País nómada, el ensayo de Jessica Bruder que Chloé Zhao ha llevado al cine– pero es cierto que las casas sobre ruedas atraen a muchas personas que buscan libertad a la vez que un estilo de vida más sostenible (aunque haya que renunciar a acumular cosas y más cosas).

Ikea, el fabricante estadounidense de caravanas Escape y el estudio Vox Creative se unieron en el reto de crear una minicasa que concentrase precisamente esos valores en el proyecto Tiny Home. El resultado es una casa prefabricada de 17 m2, rodante -pesa 4.950 kilos, así que se requiere un vehículo que pueda remolcarla- y sostenible, por supuesto decorada con los muebles de la compañía sueca y con un precio de mercado que parte de los 40.000 euros.

Foto: ©Josiah y Steph.

La idea comenzó a gestarse a finales de 2019 y se terminó en abril de 2020. El montaje de la casa en sí se completó en menos de 60 días. Aunque inicialmente estaba previsto mostrar la minicasa en un tour que la llevaría por todo EEUU, finalmente la pandemia obligó a cambiar los planes y ahora podemos verla a través de esta visita virtual.

De 17 m2, la casa tiene un precio desde 40.000 euros y puede ser trasladada por cualquier vehículo

Vivir en 18 m2

El modelo Ikea se basa en el modelo Vista Boho XL de Escape, que se equipó con placas solares y materiales renovables, reutilizables y reciclados. Ikea se encargó de seleccionar muebles, bombillas y electrodomésticos, optando por sus productos más sostenibles y energéticamente eficientes.

El reducido espacio se distribuye en sala de estar, cocina, baño y dormitorio. Por fuera tiene un revestimiento de madera quemada que recuerda la técnica japonesa Shou Sugi Ban para hacerla más resistente y duradera. El aspecto oscurecido contrasta con el interior, realizado con madera de pino cultivado en bosques sostenibles y pintado en blanco para dar sensación de amplitud, un esfuerzo al que se suman también los grandes ventanales en todo el perímetro del remolque.

La minicasa es perfecta para una o dos personas. Foto: ©D. R.

En cuanto a la paleta de tonalidades, y siempre con la vista puesta en el diseño escandinavo, se emplearon colores neutros con predominio de maderas claras.

El revestimiento interior se realizó con madera procedente de bosques sostenibles y se pintó de blanco para dar más amplitud

La selección de productos resume el catálogo de propuestas funcinales y ‘verdes’ de Ikea: frentes de cocina negros Kungsbacka, realizados con botellas recicladas; una mesa Norden gateleg para usar como mesa de comedor y espacio de trabajo, y que además se pliega cuando no está en uso; la cama Malm Storage; una placa portátil de inducción Tillreda, que desaparece de la vista cuando no se cocina; o una encimera de madera maciza Skogså, modelo que se realiza con la madera de todo el árbol, incluyendo ramas pequeñas para minimizar el desperdicio.

El baño cuenta con grifos que ahorran agua. Foto: ©D. R.

El baño, en blanco impecable, cuenta con un toallero Vilto fabricado con materiales 100% renovables, un grifo Hamnskär de bajo consumo y un armario colgante Nordrana tejido por artesanos en Vietnam en condiciones de comercio justo. La ducha tiene un sistema termostático Brogrund que ahorra agua.

a.
Ahora en portada