Eames o cómo una silla (también) puede cambiar el mundo

Los iconos de Charles y Ray Eames, expuestos en el MoMA de Nueva York o el Centro Pompidou de París, protagonizan una exposición de diseño en Valladolid

Decía Mies van der Rohe, célebre autor del “Menos es más” que sintetiza su visión de la arquitectura que “una silla es un objeto muy difícil. Un rascacielos es casi más fácil. Por esta razón Chippendale es famoso”. A la altura del ebanista inglés están un puñado de diseñadores que, como el propio Mies con su icónica Barcelona, han revolucionado el mobiliario a partir de una simple (o muy compleja) silla. También en ese selecto podio están Charles y Ray Eames, cuyos diseños, más vigentes que nunca 80 años después de su creación, protagonizan una exposición en Valladolid.

Por primera vez en la capital pucelana, una muestra rinde homenaje a uno de los matrimonios de diseñadores más influyentes de los últimos cien años. Organizada por Doos Interiorismo en colaboración con Vitra, es una magnífica ocasión para probar sus piezas originales y comprobar por que la revista Time definió en los años 40 una de sus creaciones, la LCW (Lounge Chair Wood), como “la silla del siglo”.

80 años después y más vigente que nunca

¿Cómo puede un diseño con ocho décadas de vida seguir siendo rabiosamente actual? Guillermo Ortega, fundador de Doos Interiorismo, lo tiene claro: “Cuando un diseño es funcional perdura en el tiempo. La clave es que cumpla su función principal: sentarse en ella, y luego que el diseño sea lo suficientemente sencillo como para no cansar y lo suficientemente sofisticado como para poder adaptarse a todas las épocas. Sin duda esta silla ha sabido adaptarse a la perfección”.

LCW 75 aniversario. Foto Vitra.
LCW 75 aniversario. Foto: Vitra.

La silla en cuestión se basaba en un diseño con el que Charles había ganado un concurso y que proponía un asiento enteramente realizado en contrachapado (finas láminas de madera encoladas a presión con la veta cruzada) que en los años 40 y en un país cuya industria estaba volcada en la Segunda Guerra Mundial, se empleaba para la construcción de objetos que iban desde partes de aviones a camillas, pasando por férulas de descarga para piernas fracturadas, según detalla Isabel Campi en Sillipedia.

Tras mucho ensayo y error, el matrimonio llegó a la conclusión de que la silla no se podía realizar en una sola pieza y lo desdobló en dos partes unidas por una pieza curvada y soportada por dos patas en forma de U invertida. Es resultado, de 1945, es una silla memorable, escultórica y confortable.

Sin embargo, la LCW no es su única pieza que pasó a la historia.

Muestra Eames Vitra. Foto: Doos Interiorismo.
Muestra Eames Vitra. Foto: Doos Interiorismo.

Los iconos de Charles y Ray Eames

La exposición Los iconos de Charles y Ray Eames en Valladolid, donde además se pueden comprar algunas de sus piezas, así como en la tienda online, muestra hasta el próximo 30 de noviembre otras de sus famosas creaciones, como la Plastic Chair, Fiberglass Chair, Wair o la ya icónica Lounge Chair & Ottoman, que tuvo entre sus primeros fans al director de Con faldas y a lo loco, Billy Wilder. La muestra se completa con ilustraciones y fotografías históricas que muestran las peculiaridades constructivas de los objetos expuestos, así como los ensayos y experimentos que condujeron a los mayores logros a la pareja en sus cuatro décadas de trabajo en común.

«Conseguir más de lo mejor, para más gente y por menos dinero», era la máxima de Charles y Ray Eames como diseñadores. Su mobiliario está lleno de pequeñas revoluciones y hoy lo vemos desde en grandes museos como el MoMA de Nueva York o el Centro Pompidou de París a los restaurantes de moda o las casas que las celebrities nos enseñan en Instagram.

¿Pero saben la historia, la tecnología y el desarrollo que estas piezas llevan aparejado? Para Ortega, “es el público quien decide cuando algo es práctico, cómodo y bello, mientras que son los museos los que analizan estas piezas y la exponen como símbolos del buen diseño”. La clave para su supervivencia está también en la innovación; en este caso Vitra, una de los dos únicas compañías con licencia para fabricarlas, sigue mejorando la tecnología “para que el producto sea mejor con el paso de los años”. De hecho, apunta el interiorista, “hace unos años presentó la variante en fibra de vidrio pero adaptado a los tiempos de hoy, permitiendo una silla fiel a la original, pero con un proceso de fabricación completamente novedoso”.

Ray y Charles Eames. Foto John Bryson Condé Nast via Getty Images
Ray y Charles Eames. Foto: John Bryson | Condé Nast via Getty Images.

Sí, una silla de plástico

Cinco años después de LCW la pareja consigue otro hito: la primera silla de plástico fabricada con técnicas industriales: la Plastic Chair, hoy en infinidad de colores y acabados, y una de las más famosas de internet.

«En España se echa en falta cierta cultura por el diseño, por eso es parte de nuestro trabajo como interioristas esa labor de divulgación»

Guillermo Ortega, Doos Interiorismo

A nivel diseño, sin embargo, su pieza más emblemática y alabada quizás sea la Lounge Chair. Proyectada en 1950 con el objetivo de ser un sillón elegante que ofreciera, al mismo tiempo, el máximo confort, su compleja estructura necesita 47 pasos de producción –la mayoría de ellos artesanales– para finalizar cada pieza.

Más adelante, buscando una pieza que sirviera para el interior y el interior, los Eames emprendieron una nueva investigación de materiales que les condujo al aluminio. Además de su resistencia al agua, el material es ligero y puede moldearse para crear formas escultóricas, lo que les permitiría llegar a una ingeniosa idea estructural: una pieza de tela bien tensada entre dos piezas laterales de aluminio elegantemente curvado para formar un asiento suspendido. El diseño, presentado en 1959, fue recibido con entusiasmo por crítica y público, dando lugar a una gama de modelos que forman el Eames Aluminium Group.

Muestra Eames en Valladolid. Foto: Doos Interiorismo.
Muestra Eames en Valladolid. Foto: Doos Interiorismo.

Eames y Vitra

La estrecha relación que Charles y Ray Eames mantuvieron con Vitra sigue hoy patente en la filosofía de la empresa. Actualmente, la familia Eames y Vitra colaboran para preservar su legado aplicando continuamente sus ideales y objetivos. “De esta manera nos aseguramos de que los productos Eames proporcionen a sus usuarios exactamente la experiencia de diseño que Charles y Ray Eames buscaban”, afirman desde la compañía.

Los procesos de fabricación, claro, han variado desde la segunda mitad del siglo XX. Según Ortega hay “dos cambios fundamentales: la economización y masificación de piezas, que permite llegar a todos los públicos con diseños atractivos; y la inclusión de nuevas tecnologías o materiales que aportan un sinfín de posibilidades”.

Planos de la silla Eames Fiberglass. Foto: Vitra.
Planos de la silla Eames Fiberglass. Foto: Vitra.

Pero ¿hay cultura en España que otorgue a estas piezas el valor que merecen? Para el interiorista “se echa en falta cierta cultura por el diseño, por eso es parte de nuestro trabajo como interioristas esa labor de divulgación. Apreciar piezas que te acompañan en tu día a día y que, además, te lo hacen mas bonito. En muchas ocasiones no tenemos cultura de invertir en un mueble bueno, que, aun siendo su precio en origen algo más alto de otras propuestas, te garantiza tener una pieza que te va a acompañar toda tu vida, vas a tener muchos recuerdos en esa silla, en ese sofá, e incluso tus hijos van a querer heredarla de una manera especial. En Doos Interiorismo seleccionamos piezas que precisamente encajan con esta visión imperecedera de los objetos que nos rodean, y nos encanta trabajar con esa idea y transmitirla en cada sugerencia o proyecto”.

Invertir ahora en esta pieza sigue siendo un acierto, recalca. Cualquiera de las Eames “va a perdurar y que incluso se va a convertir en pieza de culto. Ya han pasado 80 años desde el inicio de sus diseños y siguen completamente de moda, no veo ninguna razón para que esta tendencia no siga muchos más años”. Actualmente, además, se ha adaptado el diseño actualizando colores, tapizados y formatos de tapicería:  “Esta constante revitalización ha sido una de las razones por las que en Doos Interiorismo nos hemos decidido a crear esta exposición, para mostrar todas las variantes que se ofrece en la actualizad a esta fantástica silla diseñada por el matrimonio Eames”.

a.
Ahora en portada