Bilbao homenajea a uno de los grandes diseñadores del siglo XX

Otl Aicher, creador del logo del metro de Bilbao y de los JJOO de Múnich 72, es recordado por esta ciudad vasca con una retrospectiva con 200 obras y objetos de su autoría

El Museo de Bellas Artes de Bilbao organiza, hasta el 28 de febrero, la mayor retrospectiva en Europa dedicada a uno de los diseñadores más importantes del siglo XX: Otl Aicher.

La ciudad vizcaína mantiene una relación de agradecimiento con Aicher, porque fue el responsable de logotipo de su metro, una figura abstracta que recuerda a los túneles y a las ruedas en movimiento.

El diseño corporativo del metro

Precisamente la exposición se organiza con el auspicio del Metro Bilbao, en el 25º aniversario de su puesta en marcha.

Exposición de Otl Aicher en Bilbao. Foto Luis Tejido-EFE3
Exposición de Otl Aicher en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Foto Luis Tejido-EFE

Cuando Norman Foster ganó el concurso para este sistema de transporte, convocó a Aicher para crear la imagen corporativa.

La imagen del Metro Bilbao, con los tres aros que cambian de grosor, fue uno de los hitos en la carrera de Aicher

El alemán era famoso por la pasión con que encaraba cada proyecto, y al llegar a Bilbao, realizó un sinfín de fotografías de la ciudad, investigó sobre la historia y heráldica de la ciudad, y diseñó 200 láminas de un estudio complementario para definir su diseño. De ellas, 59 se exponen en el museo.

Estudio complementario 4 del Metro de Bilbao. Foto: Museum Ulm / HfG-Archiv
Estudio complementario 4 del Metro de Bilbao. Foto: Museum Ulm / HfG-Archiv

Rigor y libertad

Estas láminas forman parte de un circuito de 12 salas en la que se recorre la obra de Aicher en paralelo a su vida y sus proyectos académicos.

A través de 200 dibujos, artículos y fotografías, es posible descubrir su método de trabajo y creación.

Norman Foster visto por Aicher Foto Luis Tejido-EFE
Norman Foster visto por Aicher. Foto Luis Tejido-EFE

“Aicher es heredero de la tradición del diseño gráfico centroeuropeo, que emplea retículas para estructurar el espacio, sistema que aplicó con libertad subvirtiendo el orden geométrico cuando la composición lo precisaba para generar un diseño estructurado, pero visualmente activo”, precisa en un comunicado el museo de Bilbao.

Los pictogramas de Múnich 72

El concepto del metro fue uno de sus hitos, como la revolución del diseño que aplicó para los Juegos Olímpicos de Múnich 1972.

Estándares y normas de las Olimpiadas de Múnich ’72
Estándares y normas de los JJOO de Múnich ’72

Aicher no solo diseñó la imagen corporativa, sino también una innovadora señalización de las instalaciones y servicios.

Los pictogramas y señales de la Villa Olímpica de Múnich fue una referencia en el diseño

Sus pictogramas facilitaron que atletas, trabajadores y visitantes pudieran encontrar su camino dentro de la villa olímpica y que han quedado como hitos de la señalización esquemática, con carteles, folletos, o tickets ilustrativos.

Además, ideó la que está considerada la primera mascota olímpica, un perro salchicha de nombre Waldi.

Exposición de Otl Aicher en Bilbao. Foto Luis Tejido-EFE3
La exposición en Bilbao recorre la obra de uno de los diseñadores más influyentes. Foto Luis Tejido-EFE

Otros proyectos de Aicher

Otras campañas donde destacó Aicher fue la renovación de la imagen corporativa de Lufthansa en 1962, y entre 1974 y 1984 su estudio diseñó las publicaciones y carteles promocionales de la aerolínea, donde atrajo las miradas con proyectos como Volando sobre Europa, un catálogo de destinos con fotografías a vista de pájaro de ciudades y paisajes.

En la muestra se pueden conocer los proyectos de arquitectura para Rotis, un complejo agrícola que Aicher lo adoptó como hogar y centro de trabajo; el sistema de construcción industrializada elaborado para Braun; y la campaña de promoción para la región de Algovia, con un álbum de 80 dibujos en blanco y negro de excursiones por los valles al suroeste de Baviera.

Estudio de la Estética de Lufthansa.
Estudio de la Estética de Lufthansa.

Además de sus trabajos, la exposición explora la cara académica de Aicher, con la fundación de la Escuela Superior de Diseño de Ulm y la Universidad Popular de Ulm, donde además de las pautas de diseño tenía un rigor excepcional para marcar las líneas de moral, ecología, sostenibilidad y pacifismo.

a.
Ahora en portada