De Granada a Nueva York: 2021 es el año de Goya

Una exposición inmersiva en Granada y una muestra de dibujos y grabados en Nueva York son algunas de las citas en el 275 aniversario del nacimiento de Goya

Nos hemos sumergido cielo de La noche estrellada de Van Gogh, hemos explorado los detalles de El beso de Gustav Klimt y hemos buceado entre los nenúfares de Claude Monet. Más que exhibiciones, las exposiciones inmersivas son auténticas experiencias capaces de ofrecer un viaje al interior de un cuatro -o de toda una trayectoria-. Ahora, por primera vez, un montaje nos invitaa descubrir la obra de Francisco de Goya como nunca antes.

Nos hemos sumergido cielo de La noche estrellada de Van Gogh, hemos explorado los detalles de El beso de Gustav Klimt y hemos buceado entre los nenúfares de Claude Monet. Más que exhibiciones, las exposiciones inmersivas son auténticas experiencias capaces de ofrecer un viaje al interior de un cuatro -o de toda una trayectoria-. Ahora, por primera vez, un montaje nos invitaa descubrir la obra de Francisco de Goya como nunca antes.

Granada es la ciudad escogida para iniciar, el próximo 22 de marzo, la gira mundial de #INGOYA, una muestra en la que se proyectan más de 1.000 imágenes de cuadros del artista sincronizadas con una banda sonora de maestros clásicos españoles como Manuel de Falla e Isaac Albéniz.

No será la única gran exposición dedicada a Goya en el año del 275 aniversario de su nacimiento. Además de la que le dedicará la Fundación Beyeler en Basilea (Suiza) a partir de octubre, el Museo Metropolitano de Nueva York (Met) inaugura del próximo 12 de febrero una muestra de dibujos y grabados que explora cómo el artista respondió a la turbulencia social y política que le rodeaba.

Goya en Granada

En Granada será el Palacio de Exposiciones y Congresos el escenario de la exposición inmersiva #INGOYA, que podrá verse desde el 22 de marzo y hasta el 20 de junio.

Imágenes en gran formato, movimiento y música se coordinan en esta sorprendente experiencia para envolver al visitante y hacerle vivir la obra del pintor.

La muestra contará con 1.000 imágenes de cuadros de Goya proyectados en pantallas gigantes de 5 metros de altura y sincronizados con piezas de música clásica española

Para lograrlo se emplean 40 proyectores de alta definición que exhiben más de mil imágenes sobre 35 pantallas gigantes de cinco metros de altura, todo ello sincronizado con piezas de música clásica española de maestros como Albéniz, Falla, Granados o Boccherini.

Nos hemos sumergido cielo de La noche estrellada de Van Gogh, hemos explorado los detalles de El beso de Gustav Klimt y hemos buceado entre los nenúfares de Claude Monet. Más que exhibiciones, las exposiciones inmersivas son auténticas experiencias capaces de ofrecer un viaje al interior de un cuatro -o de toda una trayectoria-. Ahora, por primera vez, un montaje nos invitaa descubrir la obra de Francisco de Goya como nunca antes.
Tras su estreno en Granada la muestra viajará a otras ciudades este 2021.

Ubicada en el hall del recinto, y con todas las medidas de seguridad necesarias para la prevención de contagios por coronavirus, recibirá a un máximo de 120 personas simultáneamente -en un espacio con capacidad para 3.000 personas-.

Además, el recorrido no incluye ningún elemento táctil que suponga la interacción manual con el espectador y, por supuesto, el uso de mascarilla será obligatorio.

Las entradas, ya a la venta, tienen precios que van de los nueve a los doce euros y permiten, según la organización, y gracias a la fusión de arte y tecnología, “realizar un recorrido por la obra de Francisco de Goya que sería imposible llevar a cabo reuniendo obras en formato pictórico, ya que se encuentran dispersas en museos de todo el mundo”.

Nos hemos sumergido cielo de La noche estrellada de Van Gogh, hemos explorado los detalles de El beso de Gustav Klimt y hemos buceado entre los nenúfares de Claude Monet. Más que exhibiciones, las exposiciones inmersivas son auténticas experiencias capaces de ofrecer un viaje al interior de un cuatro -o de toda una trayectoria-. Ahora, por primera vez, un montaje nos invitaa descubrir la obra de Francisco de Goya como nunca antes.

Goya Nueva York

Antes, el 12 de febrero, se inaugurará en el Met de Nueva York otra interesante muestra dedicada a los dibujos y grabados más políticos de Goya.

Y es que, según Max Hollein, director de la institución neoyorkina, “Goya era un observador incansable de la humanidad, una cualidad que queda especialmente clara en sus obras sobre papel”.

La exposición, señala Hollein, es una oportunidad para entender el papel crítico de sus dibujos y grabados como una válvula de escape para la “fértil imaginación del artista”, que le permitió explorar asuntos que le inquietaron toda su vida.

“Como crítico social y testigo de una gran turbulencia, Goya creó arte que capturó los muchos aspectos de lo que significa ser humano en momentos de cambio. En el mundo complejo e incierto actual, la obra de Goya conmueve poderosamente”, agrega Hollein.

Nos hemos sumergido cielo de La noche estrellada de Van Gogh, hemos explorado los detalles de El beso de Gustav Klimt y hemos buceado entre los nenúfares de Claude Monet. Más que exhibiciones, las exposiciones inmersivas son auténticas experiencias capaces de ofrecer un viaje al interior de un cuatro -o de toda una trayectoria-. Ahora, por primera vez, un montaje nos invitaa descubrir la obra de Francisco de Goya como nunca antes.
Goya’s Graphic Imagination. Foto: The Metropolitan Museum of Art.

‘La imaginación gráfica de Goya’

Titulada Goya’s Graphic Imagination (La imaginación gráfica de Goya), la exposición, comisariada por Mark McDonald, podrá verse en el museo neoyorquino hasta el 2 de mayo.

Contará con alrededor de 100 piezas colocadas en orden cronológico y que permitirán observar su evolución y sus diferentes fases a lo largo de seis décadas de trabajo que reflejan el movimiento de la Ilustración, además de la Inquisición y el Trienio Constitucional.

Por lo tanto, se podrán ver desde los primeros bocetos de Goya hasta piezas de Los Caprichos, Los Desastres de la Guerra, y algunas de sus últimas litografías, entre ellas Los toros de Burdeos, que la institución subraya es “uno de los mejores ejemplos” de esta técnica que se han producido jamás.

Nos hemos sumergido cielo de La noche estrellada de Van Gogh, hemos explorado los detalles de El beso de Gustav Klimt y hemos buceado entre los nenúfares de Claude Monet. Más que exhibiciones, las exposiciones inmersivas son auténticas experiencias capaces de ofrecer un viaje al interior de un cuatro -o de toda una trayectoria-. Ahora, por primera vez, un montaje nos invitaa descubrir la obra de Francisco de Goya como nunca antes.

Destacan también las obras Autoretrato (1796), Después lo verás (1816-1820), o Dios nos libre de tan amargo lance (1816-1820) que proceden en su mayoría de la colección propia del Met -una de las más amplias de dibujos y grabados de Goya fuera de España-, así como procedentes de otros museos y colecciones de Nueva York y Boston, así como del Museo del Prado de Madrid y la Biblioteca Nacional de España.

a.
Ahora en portada