Un edificio que fluye y se ondula: China construye su museo más impactante

Como una serpiente que descansa junto al río, el museo de ciencias de Shenzhen se elevará con un innovador diseño con tejado verde y accesible para pasear.

Una vez más, la arquitectura más innovadora mira a Asia. China, que concentra gran parte de los proyectos más innovadores que se construyen en los útlimos años y que van de rascacielos a óperas, pasando por complejos residenciales, teatros, estadios y, por supuesto, museos. Entre estos últimos brillará el de Historia Natural de Shenzhen, un sinuoso edificio junto al lago Yanzi que podrá disfrutarse incluso desde el tejado.

Con el nombre de Delta, la propuesta de los estudios de arquitectura 3XN , B + H y Zhubo design ha sido la ganadora de un concurso internacional en el que participaron hasta 70 proyectos de todo el mundo. Una vez completado, se convertirá en una de las “diez instalaciones culturales de la nueva era de Shenzhen”, según las autoridades locales, y también en el primer gran museo de ciencias naturales en el sur del China.

Una vez más, la arquitectura más innovadora mira a Asia. China, que concentra gran parte de los proyectos más innovadores que se construyen en los útlimos años y que van de rascacielos a óperas, pasando por complejos residenciales, teatros, estadios y, por supuesto, museos. Entre estos últimos brillará el de Historia Natural de Shenzhen, un sinuoso edificio junto al lago Yanzi que podrá disfrutarse incluso desde el tejado.
El museo contará con un techo verde para pasear y admirar las vistas. Imagen: 3XN.

Delta de Shenzhen

Asentada sobre el delta del río de las Perlas, en la costa sur de la provincia de Cantón y ya conocida por sus distritos comerciales, parques de atracciones y por su impresionante skyline, con casi una treintena de edificios de más de 200 metros (entre ellos el Centro Financiero Ping An, de 599 m, y el KK100, de 442 m), o por ser considerada ‘la Sillicon Valley de Asia’, como sede de empresas tecnológicas como Huawei, ZTE, OnePlus o ZTE, la ciudad que conecta Hong Kong con la China continental está lista para incorporar un nuevo hito cultural.

Un parque público se extiende por el tejado del museo y destaca las geometrías orgánicas del edificio

El nuevo museo, que está localizado en el distrito Pingshan, a orillas del lago Yanzi, honrará con su diseño la geografía local, con una geometría orgánica que permite al edificio serpentear siguiendo el curso del agua, alcanzando un equilibrio con la tierra donde cada curva y cada giro enmarcan una nueva y espectacular vista de los alrededores, que incluyen un parque, colinas y un lago.

Una vez más, la arquitectura más innovadora mira a Asia. China, que concentra gran parte de los proyectos más innovadores que se construyen en los útlimos años y que van de rascacielos a óperas, pasando por complejos residenciales, teatros, estadios y, por supuesto, museos. Entre estos últimos brillará el de Historia Natural de Shenzhen, un sinuoso edificio junto al lago Yanzi que podrá disfrutarse incluso desde el tejado.
El diseño sigue las ondulaciones que dibuja el agua. Imagen: 3XN.

Incluso el tejado del museo ofrecerá una experiencia a los visitantes, ya que será accesible, estará cubierto de plantas y formará un agradable paseo con terrazas que actuarán como miradores.

El diseño como tal no se restringe al edificio, sino que abarca la zona de parque circundante, ya que la institución se fija como objetivo ofrecer un abanico de actividades atractivo durante todo el día, que incluye desde actividades deportivas por la mañana hasta los paseos nocturnos por la exuberante naturaleza exeterior. Entre las curvas que parecen adentrar al edificio en el río se alojarán los diferentes espacios, desde el vestíbulo del museo a los cafés, tiendas y otras instalaciones públicas.

Una vez más, la arquitectura más innovadora mira a Asia. China, que concentra gran parte de los proyectos más innovadores que se construyen en los útlimos años y que van de rascacielos a óperas, pasando por complejos residenciales, teatros, estadios y, por supuesto, museos. Entre estos últimos brillará el de Historia Natural de Shenzhen, un sinuoso edificio junto al lago Yanzi que podrá disfrutarse incluso desde el tejado.
Interior de Museo de Historia Natural de Shenzhe. Imagen: 3XN.

Se trata de un edificio “que captura la atmósfera única de su ubicación frente al río”, señalaron los jueces sobre el proyecto. “La conexión entre función, ubicación, concepto, estructura, material y espacio es muy claro”, añaden.

Lograr la armonía con el paisaje era un elemento determinante para los arquitectos, que buscaron la forma arquitectónica que diera un sentido completo al concepto de un museo de la naturaleza. El conjunto del museo abarca un área de 42.000 m2 y se prevé una inversión total de 445 millones de euros.

Una vez más, la arquitectura más innovadora mira a Asia. China, que concentra gran parte de los proyectos más innovadores que se construyen en los útlimos años y que van de rascacielos a óperas, pasando por complejos residenciales, teatros, estadios y, por supuesto, museos. Entre estos últimos brillará el de Historia Natural de Shenzhen, un sinuoso edificio junto al lago Yanzi que podrá disfrutarse incluso desde el tejado.
Imagen: 3XN.

a.
Ahora en portada